El verdadero salario del trader

Es verdad que el trader o especulador, una vez ha cogido la experiencia necesaria, puede obtener ganancias astronómicas.

Dicen que “dinero llama a dinero” y en este caso es cierto. Cuanto más dinero se tiene en cuenta para operar más grandes pueden ser las ganancias.

Por lo tanto, el objetivo fundamental de un trader debe ser: “conseguir tener cada vez más dinero en la cuenta para poder operar cada vez con más contratos”.

De las ganancias se debe extraer una cantidad pero la restante debe ser añadida a la suma de dinero destinada para operar para así poder aumentar cada vez más el número de contratos y que los beneficios cada vez sean más importantes.

Tengo comentado que una vez que el especulador se adentra en el mundo del apalancamiento (futuros, CFDs, forex, materias primas). Las acciones ocuparán siempre un segundo plano. ¿Por qué?.

Veamos el siguiente ejemplo:

OPERACIÓN CON ACCIONES DE INDITEX

Supongamos que tenemos 30.000 euros en cuenta.

Vamos a operar con el 5% de la cuenta. Esto supone 1.500 euros. (Hay que incluir la comisión, pero aquí la voy a obviar para no complicar la explicación).

Entonces  (fijarse en el gráfico) decidimos entrar en 53 euros.

Esto nos da para comprar, redondeando, 28 acciones de Inditex a 53 euros que venderemos en 105 euros 20 meses después.

Los BENEFICIOS suman: 108 – 53 x 28 acciones = 1.540 euros.

OPERACIÓN CON FUTUROS DE INDITEX

Ahora vamos a hacer lo mismo pero con futuros.

2,5 contratos x 100 (acciones cada contrato) x la cotización actual (53 euros) x 10% de garantia : 100 = Tenemos que desembolsar por abrir con 2,5 contratos de futuros sobre Inditex, 1.325 euros.

Ahora vendemos también en 95 euros, por lo que: 95 – 53 = 42 euros (diferencia entre precio de compra y de venta) x 2,5 contratos x 100 acciones que tiene cada contrato = 10.500 euros de beneficio .

Lo que quiero, en suma, dejar claro es :

que operando con apalancamiento controlado se puede hacer mucho más dinero y en menos tiempo que operando sin él en productos como las acciones.

que si hay productos con los que de verdad te puedes hacer rico en poco tiempo estos son: futuros y CFDs.

que a más dinero más probabilidades de conseguir la independencia financiera

 

Operar y meditar

Al cerebro, cuando le proporcionas datos, él mismo se encarga por su cuenta de ir procesándolos. Puede tardar más o menos en hacerlo pero que no te quepa duda que lo seguirá haciendo (aunque mientras realices otras tareas) hasta encontrar la respuesta.

Es entonces cuando surge una lucecita de la nada y de repente te das cuenta de que ha surgido una respuesta a lo que buscabas.

El  trading, ya lo he dicho en otras ocasiones, es un trabajo solitario, pero es que tiene que serlo para llegar a conseguir grandes logros. Necesita de mucha concentración y aislamiento.

La mayoría de las veces, esa lucecita, hace acto de aparición pero no le hacemos caso. La razón o la lógica hace que no nos lleguemos a creer de todo esa respuesta, por lo que seguimos investigando durante más tiempo para descartar otras posibles soluciones.

El subconsciente nos lo está recordando continuamente pero una y otra vez no le hacemos caso. Dicho subconsciente, ese que nos proporciona la intuición, está mucho más desarrollado que el pensamiento lógico, el cual en comparación se podría decir que hace poco que se ha formado en el proceso de nuestra evolución, por lo que aun está muy incompleto.

Por lo tanto, debemos a aprender a escuchar lo que la mente nos dice continuamente. ” Perecieron muchos de lo que se temían”.

Estamos muy poco acostumbrados a usar el poder de nuestro cerebro. El mundo en que vivimos lo relega a un segundo plano. Demasiadas distracciones que lo hacen funcionar superficialmente.

La mente requiere de silencio para lograr todo su potencial. Es por eso que grandes nombres como  Thomas Edison, Napoleón, etc,  se retiraban a meditar en numerosas ocasiones para encontrar respuestas a sus preguntas. Esto, junto con la persistencia hacen al hombre alcanzar niveles superiores.

Lo más simple casi siempre resulta ser lo mejor, pero es justo por esa simplicidad que lo acabamos rechazando.

El trading necesita de esa simplicidad. Numerosas veces mi cerebro me ha susurrado al oído: “opera y medita, opera y medita, opera y medita”.

Por supuesto que no le he hecho caso al principio. Tengo apuntes donde tengo escrito esa frase hace años. Yo seguía con mis investigaciones y siempre acababa llegando de nuevo a dicha consigna.

Pero ha sido cuando tras probar multitud de estrategias cuando por fin he sucumbido a ello y fue ahí donde empece a notar el cambio en mis resultados.

Nuestros mejores resultados dependen del 20% de lo que hacemos, el otro 80% es secundario (Ley de Pareto). Y es eso lo que debe lograr un buen trader. Ser capaz de identificar cual es ese 20% que le produce el máximo de rentabilidad.

¿Y cómo se consigue eso? Pues en mi caso, operando y meditando.

Tengo una hora, a principio de la mañana para leer los titulares de la prensa económica y los vuelvo a repasar a primera de la tarde por si ha surgido algún catalizador que pueda variar el curso de algún mercado.

Con eso basta para buscar noticias precursoras de grandes movimientos.

Luego, si me apetece seguir las noticias intradía, cuento con una lista de Twitter donde tengo suscrito las fuentes que a mi mejor me parecen que me pueden dar la primicia. Con esto tengo suficiente. Twiter es el mejor medio para encontrar información al segundo. Es una herramienta revolucionaria y vital para un trader. No hay nada que sea más rápido en materia de aviso.

Luego, la mejor información me la dan los gráficos. Ellos me proporcionan todo lo que necesito saber.

Resumiendo. Mi mejor técnica y la más simple es la de evitar la mínima distracción, estar pendiente de los gráficos por si surge alguna oportunidad y meditar mientras tanto en como mejorar mi trading (no tiene límites, siempre tienes que estar investigando y aprendiendo) y donde puede estar la oportunidad que me haga ganar dinero.

Táctica provechosa que puede ser aburrida para muchos. Cada uno debe buscar lo que más resultados le retorne. Y hay que recordar que sólo arrancarás dinero del mercado si el trading es verdaderamente tu pasión, porque ciertos sacrificios y métodos sólo los podrás aguantar de esta manera, si realmente te gusta y si no estás aquí exclusivamente por dinero.

NOTA: no dejes que los datos y noticias absorban tu tiempo. Es tiempo perdido. Una noticia lleva a otra y así sucesivamente puede irse la jornada de trabajo, sin ninguna productividad. Aprende a hacer primero lo que debes y luego lo que quieres.

Las 10 fases de un especulador

Estas son las 10 fases por las que tiene que pasar un trader o especulador hasta que llega a vivir del trading. Seguramente no son justo las que estás acostumbrado a leer por ahí, pero tarde o temprano pasarás por todas ellas. Si te saltas una fase volverás atrás a quemarla. Comprueba en cual te encuentras.

1. Llega a los mercados: 

– Porque ve en el trading una forma fácil de hacer mucho dinero (95%)

– Por pasión / vocación (5%)

No hay más que comentar sobre esta primera fase. Muy pocos traders viven de los mercados y esto es sobre todo por la falta de la pasión necesaria para sobreponerse a todos los golpes que te da el mercado. Vivir del trading no es un hobby, no es compartirlo con tu trabajo habitual, necesita dedicación a jornada completa. Es lo menos que se puede hacer por “el trabajo más duro del mundo”.

2. Se empapa de información: 

Foros, libros, artículos, manuales, videos, cursos, etc. Es normal, quiere saber todo lo que se ha divulgado sobre trading.  Es una fase fundamental para hacerte una propia idea de hasta donde se ha avanzado en este mundillo.

3. Búsqueda del sistema perfecto: 

una vez que ya tiene la suficiente información quiere ponerse manos a la obra y empieza a hacer sus pinitos en bolsa doméstica a la vez que investiga la creación de sus propios sistemas. Prueba todos los indicadores y medias móviles que existen en busca del sistema que le de el 100% de aciertos.

Cuando opera suele combinar operaciones con pequeñas ganancias y operaciones con grandes pérdidas hasta que quiebra varias veces. No emplea los Stoploss, y si lo hace no los respeta.

Se da cuenta de que hay algo que falla y pasa a la siguiente fase.

4. Operativa en simuladores.

Como sólo cosecha pérdidas comienza a practicar en demo. Aquí no pierde dinero pues este es ficticio. Mientras opera en simuladores se encuentra en un paréntesis de su aprendizaje. No avanza nada, más no se da cuenta de ello. Piensa que está haciendo lo correcto.

Por poner un ejemplo, es lo mismo que entrenarse para ser piloto de la Fórmula 1 en la PlayStatión y luego coger un coche y competir en la pista contra Fernando Alonso y demás.

Volverá a reiniciar el verdadero aprendizaje cuando vuelva a operar en real. Mientras estará perdiendo el tiempo ya que no está entrenando el mecanismo principal que le dará la victoria en los mercados: la psicología.

5. Vuelve a operar en real.

Vuelve a la operativa en real, pero no porque se haya dado cuenta que no vale para nada entrenar en demo, sino porque ha ganado tanto dinero en simulado que cree que va a resultar lo mismo en real.

Vuelve a perder dinero y vuelve a quebrar la cuenta.

Sabe que hay algo que sigue fallando y salta otra fase más.

6. La psicología.

Nuestros antepasados nos han dejado, con el paso de la evolución, unos instintos que nos valen para enfrentarnos a la vida real pero que suponen una barrera y que interfieren con lo que hay que hacer para ganar dinero en el trading.

El miedo y la esperanza son los 2 grandes males del trader. El miedo a perder y el miedo a ganar. Esto hace que el especulador deje correr las pérdidas por la esperanza a recuperarlas y que corte las ganancias por el miedo a perderlas.

Como no logra controlarlos porque son 2 instintos muy arraigados por el paso de los milenios tiene que adentrarse, si quiere ganar dinero, en la fase que le supone más aburrimiento.

7. Gestión del dinero o riesgo.

Harto de tantas pérdidas se compromete a poner un StopLoss en todas sus operaciones y respetarlo. (Lo hace en un 90% de las veces). Sigue perdiendo pero cada vez que lo hace pierde menos y mantiene el capital durante mucho más tiempo pero la cuenta continua menguando muy poco a poco.

Quiere más y se interesa por otros productos con mayor riesgo pero también mayor rentabilidad que las sufridas acciones.

Se adentra en el mundo del Forex y en los futuros.

Aquí conoce a otro gran amigo que le hará perder hasta la camisa.

El apalancamiento:

Ya tiene varias técnicas para entrar, ya ejecuta el stop pero se apalanca demasiado por lo que un leve movimiento de la cotización le lleva gran parte de la cuenta.

Ahora que ya controla la manera de entrar y los StopLoss le toca bailar con la más fea. Averiguar con cuantos contratos debe entrar en cada operación.

Pero aun así nota que no es suficiente y pasa a otra fase.

8. La depurativa.

Se da cuenta de que ya ha leído todo lo que había y que le toca investigar por sí mismo puesto que nota que ha llegado a un camino que está cortado, virgen.

Lo que le venden no le hace ganar dinero por lo que resetea e inicia un gran criba para quedarse con una sola técnica, un sólo sistema de ejecución de stops y otro de cálculo del número de contratos para abrir una operación.

Con todo esto está listo para enfrentarse al mercado con garantía. Intuye que cada vez le queda menos para vivir de su gran pasión, el trading.

9. El Doctorado.

Una vez que ha trazado sus reglas, ya no sigue a ningún gurú y si ojea algo son noticias económicas procurando no leer o seguir a otros traders, por muy buenos que sean, ya que podrían entorpecer su camino hacia la meta.

Está tejiendo su propia manera de operar. Está tratando de adaptarla a su personalidad. Sabe que lo que le funciona a otro trader no le va a funcionar a él.

Es en esta fase en donde va a estar más aislado del mundo cuando opera y cuando comienza a enfrentarse cara a cara al mercado. Ya está listo para competir contra los mejores.

10. El Master

Ya está preparado, ya tiene toda la teoría y técnica necesaria para la lucha. Pero aun seguirá perdiendo dinero en esta fase.
Es la etapa decisiva. El paso que le lleve a ganar dinero de una vez consistentemente y de la duración de este hasta que lo logra vendrá determinado por el tiempo que le dedique exclusivamente a operar en real en el mercado.

Esta es la fase mas importante y de más duración, donde adquiere la experiencia necesaria para convertirse en un MasterTrader y por fin lograr su ansiado sueño de vivir del trading.

Es en esta fase donde se verá libre de toda técnica. Empezó operando con muchas y ahora no opera con ninguna. Las oportunidades son todo una. Su cerebro ha desarrollado la intuición necesaria para reconocerlas. Sabe cuando entrar esperando el momento idóneo y sabe cuando salir.

Todo fluye automáticamente. Ha aprendido las reglas y a la hora de operar las olvida.

Descanso y acción

Cuando operas intradía, sobre todo si es un time frame de 5 minutos, lo normal es entrar en el mercado a cada momento.

Decir que mis resultados más malos siempre han venido después de una buena operación. Te confías, piensas que ya dominas el tema y plaf, de vuelta a la realidad.

¿Qué es lo que mejor me funciona tras haber cerrado una posición? 

Sin duda alguna, apartarme de la plataforma, asimilar la operación y luego volver a la acción.

La asimilación difiere cuando has cerrado con pérdidas o ganancias.

Si has cerrado con ganancias, aunque parezca mentira, necesitas de más tiempo para volver al mercado. Cuanto más rápido lo hagas más probabilidades tienes de que en la siguiente operación cierres con pérdidas.

La asimilación de las pérdidas es de otra naturaleza. Básicamente te centras en buscar el por qué.

Pero lo que realmente quiero enfatizar es la importante necesidad de tomarse un período de descanso tras una ganancia. No solo para resarcirse sino para como he dicho, asimilarla. Es muy importante hacerlo. La operativa y el porcentaje de aciertos con esta simple práctica mejoran sustancialmente.

A parte de este tema, como para un deportista, el descanso es fundamental. “El mercado no duerme pero tu si”, tu si debes hacerlo.
Los traders no usamos los músculos, aunque se entumecen después de tantas horas sentado, es el cerebro el que se lleva la mayor parte del desgaste. Es necesario reponerlo desenchufando y descansando.

Sino estás descansado no ganarás dinero. Estás compitiendo contra las mentes más preparadas y descansadas del planeta.

La operativa en Forex está abierta en horario continuo de día y noche salvo los fines de semana. No puedes pretender abarcarlo todo. Tienes que marcarte unas horas para operar. Además, si abres una posición en un espacio temporal más amplio podrás abarcar períodos de tiempo más largos que te permitirán un poco de esparcimiento y de descanso.

Recuerda que cuanto más pequeño sea el time frame en el que operas más tendrás que estar pendiente del mercado.

Si cuando te despiertas de noche miras como va la cotización de tal o cual activo, por la mañana cuando te quieras enfrentar a los mercados no tendrás la lucidez y energía necesarias ni para arrancarle 1 euro.

Aprende a desconectar y RECUERDA:

El dinero puede comprar una casa, pero no un hogar.
El dinero puede comprar un reloj, pero no el tiempo.
El dinero puede comprar una cama, pero no el sueño.
El dinero puede comprar un libro, pero no el conocimiento.
El dinero puedo comprar un médico, pero no la salud.
El dinero puede comprar una posición, pero no el respeto.
El dinero puede comprar sangre, pero no la vida.
El dinero puede comprar sexo, pero no el amor.

¿Se debe aproximar el StopLoss a Break Even o no?

Si me hacen esta pregunta y me dicen que me tengo que decantar por una u otra, sin duda dejo el stop en el sitio inicial.

Desde luego que la pregunta supone muchos matices, pero la experiencia me ha mostrado que me ha saltado el stop en muchas de las ocasiones en las que lo he corrido al punto de entrada por querer salir sin perdidas en el supuesto de que la cotización se diese la vuelta.

El precio no suele moverse en linea recta y la mayoría de las veces vuelve sobre sus pasos para luego insistir en volver por el camino tomado inicialmente. Y es en esos retrocesos donde nos suele pillar a contrapié, sobre todo si hemos aproximado el stop a Break Even.

Lo vemos más claro en la imagen:

supongamos que entramos a la baja en el punto A. El stop estará en los 14.700 puntos.

Entonces sucede que la cotización baja hasta A1, de manera que confiamos en que el precio no se da la vuelta y bajamos el stop a punto de entrada o B.E (punto A).

Entonces el precio vuelve sobre sus pasos y alcanza el punto B, a muy poca distancia del Break Even, para volver de nuevo a bajar.

En esta ocasión no nos ha alcanzado el stop pero en un nuevo retroceso sí lo hace ( punto C ). Lo hace por muy poco pero lo hace. Así que nos acabamos perdiendo la bajada posterior por no haber dejado el stop en su sitio inicial.

La técnica del Break Even se trata de un movimiento estratégico que requiere de gran destreza. Pasa lo mismo con el trailing stop. Casi siempre nos perdemos la tendencia por seguir el precio demasiado cerca.

Por querer perder menos dejamos de ganar más.

Es por tanto, más un acto de habilidad que de técnica. No hay un punto exacto para aproximar el StopLoss a Break Even y que este no sea barrido.

Yo, sinceramente prefiero abrir la posición, situar el stop de manera que ya se la pérdida que puedo asumir y dejar que el precio haga lo que tenga que hacer. Si va en mi contra asumo la pérdida y si no lo hace se que me esperan las ganancias.

Cuando agarras la tendencia buena el precio no volverá a por tu stop.

¿En que me baso para hacer esta afirmación?

Pues básicamente supone la estrategia contraria a la que adopta un perdedor. Este suele entrar en el mercado y si la posición va a su favor cierra rápido con pequeñas ganancias. Pero si en cambio, la posición va en su contra deja correr las pérdidas el tiempo que haga falta. Además como está sobre-apalancado, la destrucción de la cuenta es cosa de horas.

Así que luego, cotejando el historial de operaciones, puede verse que ha tenido 25 operaciones con pequeñas ganancias y 5 ó 6 con pérdidas de las cuales 1 de ellas ha sido la causante de la quiebra de la cuenta.

Es por tanto pura psicología que no técnica.

El ganador hace lo contrario. Primeramente calcula el número de contratos con los que puede entrar para no apalancarse más de lo que debe.

Después sitúa el stop de manera que las pérdidas siempre serán pequeñas. Cuando da con la operación que estaba esperando deja que esta corra. El stop le protege. Sabe lo que puede perder pero no lo que puede ganar por lo que la deja días incluso si hace falta.

Me hacen mucha gracia los traders que si operan intradía cierran la operación, caiga quien caiga, antes de que este acabe. ¿Por qué? _ que diría Mourinho.

¿Por qué cerrar una posición que nos está dando ganancias por el mero hecho de que eres un operador intradía o porque eres un Scalper?. Que no señores, que no es así. ¿Vas a dejar de ganar dinero porque llega el fin de día y sólo operas intradia? Por favor… Si soy scalper e intuyo que va a seguir la tendencia a mi favor, me convierto en lo que sea si hace falta.

¿ Qué hacen la mayoría de los que se suponen scalpers o traders intradía cuando llega el final del día y están en pérdidas? Pues si, aguantan la posición sin cerrarla cuando deberían hacerlo.

¿ Qué hacen la mayoría de los que se suponen scalpers o traders intradía cuando llega el final del día y están en ganancias?

Cierran la posición no vaya ser que mañana se despierten y pierdan lo acumulado. Pues entonces, ¿por qué te saltas las reglas si estás en pérdidas y si estás en ganancias respetas tu condición de scalper?

Pura psicología que diría yo.

Pues sin irme del tema, que ya me fui, decía que el trader perdedor, mirando su historial de operaciones, se caracteriza por tener muchas operaciones con pequeñas ganancias y pocas perdedoras pero con grandes sumas en negativo.

Y el especulador con éxito justo lo contrario. Tiene un historial con muchas pequeñas operaciones con pérdidas y pocas con ganancias pero estas le arrojan grandes beneficios.

Y aquí viene otra cuestión psicológica (la psicología supone un 85% del éxito en el trading). Un trader sin experiencia no es capaz de soportar por mucho tiempo una serie, de por ejemplo, 10 operaciones seguidas con pérdidas esperando a que llegue esa única operación que borre la suma de las pérdidas de esas 10 malas entradas y aun encima acabe con ganancias.

Así que, traspasando por mucho el puro objetivo técnico de este post, mas le valdría al especulador centrarse más en cuestiones que rodean la psicología del trader que en cuestiones puramente técnicas muy elaboradas que nunca le llevarán a vivir del trading.

La ejecución mecánica de un sistema de trading

El hecho de que establecer unas reglas de trading para operar sea necesario obedece a la necesidad de dejar fuera de juego a la psicología mental del trader, que tanto daño acaba causando en la cuenta de este.

En el momento en que abres una posición si no tienes unas reglas, mejor por escrito y bien definidas, el mercado “romperá” tu mente y toda tu estrategia.

Como decía en el post anterior en la categoría de trading,  5 son las reglas que deben regir un sistema de trading. Las 4 primeras pueden establecerse mediante normas para que la quinta, “la disciplina”, no campe a sus anchas y seas capaz de dominarla y, a su vez, dominarte sin problemas.

El trader consistente se caracteriza por tener un desapego total del dinero. Sus emociones son las mismas, tanto en las ganancias como en las pérdidas. Los sentimientos no tienen cabida. En el momento en que piensas en dinero tu mente ha de buscar el camino para que acabes perdiendo.

Lo ves cuando operas en demo o en un concurso. Como no es dinero real, no entran en funcionamiento los mecanismos mentales por lo que dejas correr la posición a tu favor todo lo que haga falta. Incluso te das el lujo de marcharte al cine o a la playa con la posición abierta, para luego al volver y ver como tienes unas abultadas ganancias.

Pero amigo, trata de hacerlo en real a ver si eres capaz… Es por eso que lo primero que debes hacer ahora mismo es coger un papel y escribir unas normas que vas a cumplir si o si.
Si son tus primeras normas seguramente no tendrán nada que ver con las que tengas dentro de un año, pero algo ya habrás avanzado.

Según te vas haciendo más experto esas posibles 50 normas que tengas al principio se convertirán en 30, en 20, en 5 e incluso en ninguna puesto que ya las has asimilado y llegarás a operar automáticamente como lo haces cuando conduces un coche. Será tu inconsciente el que opere por ti. Habrás llegado a la excelencia del trading.

Parece una incongruencia pero cuanto más indiferencia muestras por el dinero más se pega este a ti. Esto es porque te estás centrando en el proceso que lleva a él y no en el objetivo en si.

El mercado lo sabe y traza múltiples trampas para el que no tiene un sistema mecánico de trading que le aleje las nefastas emociones de la operativa.

Así que manos a la hora, no operes a lo que salga. Se metódico, disciplinado, crea tus reglas según tus experiencias y no las de los demás. Seguramente de 50 sólo te valgan 4 pero esas 4 serán muy importantes. Poco a poco añadirás otras y cambiarás alguna de las primeras. Ensayo y error.

Al final, con el tiempo, tendrás un sistema muy potente que, por supuesto, no hará que ganes el 100% de las veces pero si te permitirá ganar mucho dinero.

Las 5 reglas más importantes de un sistema de trading

Estas son las 5 reglas que considero más importantes para un sistema de trading ganador:

Primera. CAPITAL

De cuanto más capital dispongas en tu cuenta de trading más fácil te será sacar los beneficios necesarios para vivir de los mercados.

Operar con más capital significa operar con menos riesgos. Así que, fundamental, el trader debe concentrar todos sus esfuerzos en tratar de operar con el máximo número de contratos y con el mínimo riesgo. Y esto sólo se puede hacer con una cuenta aceptable.

Segunda. ENTRADA

Por experiencia he logrado más aciertos operando con una sola técnica que entrando en todas las oportunidades que me parecían factibles.
El truco está en desarrollar la fuerza mental necesaria para usar sólo y exclusivamente la técnica elegida sin caer en la tentación de recurrir a otras. Sólo centrarse en “refinar” dicha técnica siendo, por supuesto, muy conscientes, de que no existe ni existirá una que nos arroje un porcentaje de aciertos del 100%

Tercera. STOPLOSS

Más necesario y vital que situar el StopLoss es cumplirlo en caso de que sea necesario. Si no eres capaz por tu cuenta tendrás que hacer que se ejecute automáticamente. Las plataformas actuales lo permiten.
Si usas stops mentales corres el riesgo de no ser capaz de cerrar en caso de pérdida y que estas acaben aumentando dramáticamente.

El Stop supondrá un máximo de pérdida del 2% del total de tu cuenta, para la SUMA de todas las operaciones que abras. El 1% sería ideal.

El Stop determinará el número de contratos con los que abrirás una posición. Cuanto más cerca puedas ponerlo más contratos podrás abrir. Pero recuerda que ponerlo más cerca no significa menos pérdidas sino más riesgo a que te barran el stop.
Situar el StopLoss es cuestión de experiencia más que de técnica.

Cuarta.  SALIDA

La más difícil de todas. Todos los traders se empeñan en buscar continuamente la mejor técnica de entrada sin tener en cuenta que el éxito lo da la manera en la que sales de una posición.

Es la cuenta pendiente de todo trader, planificar la salida de una posición.

La salida significa ejecutar bien el StopLoss, el trailing stop o el profit warning.

Quinta.  DISCIPLINA

Desarrollar la capacidad necesaria para aplicar las reglas anteriores es sin duda una labor muy dura. Aquí ya interviene la aptitud mental, la psicología, culpable de nuestros males en el trading. Este apartado depende exclusivamente de cada trader y es fundamental para el funcionamiento de las 4 reglas anteriores

 Resumen. estas 5 reglas se pueden resumir aun más.

Trata de dirigir todo tu esfuerzo en aumentar el número de contratos con los que operas sin aumentar el riesgo.

Busca un sola técnica de entrada y trata de adaptarla a ti, a tu personalidad y mantente fiel a ella. Utilizar más técnicas a la vez lo único que hará será disminuir tu porcentaje de aciertos y que tu cuenta acabe en rojo.

Utiliza un stoploss, para el total de tus operaciones abiertas, de un 2% del capital total de tu cuenta como máximo. La situación del stop respecto al punto de entrada debe marcar el número de contratos con los que abrir la posición.

Dedica más tiempo a practicar la salida de una operación que la apertura de la misma.

Saca de donde sea la fuerza mental necesaria para mantener tus reglas increbantables. Sin disciplina no vivirás del trading.

Aunque estás 5 reglas te parezcan sencillas y más que evidentes, llegar a concretarlas y hacerlas simples requiere de mucha delicadeza para engranarlas de tal manera que funcionen a la perfección.

Cada una de ellas encierra una dificultad enorme tanto en su simplificación como en su ejecución.

Es muy fácil redactarlas y plasmarlas en un papel pero es muy difícil llegar a simplificarlas y aun más complicado asimilarlas por la mente.

Así que, si quieres tener una oportunidad de vivir de este duro pero maravilloso trabajo de trader trata de crear un sistema en base a las reglas anteriores y síguelo mecánicamente como un robot, sin sentimientos de por medio.

Lo más difícil no es crearlas, sino seguirlas. Es en este pequeño detalle en donde está la diferencia. Es la linea que separa a un proyecto de trader de un trader profesional.

La importancia de saber actuar a tiempo

Hay un refrán que dice: ” Tan malo es entrar antes de tiempo como dejar pasar la oportunidad”. Esto sucede con mucha frecuencia en el trading.

Muchas veces solemos abrir la operación antes de que se confirme la señal y otras veces no entramos dejando escapar la ocasión clara que se nos presenta delante.

En la primera de las opciones suele ser porque nos parece que la cotización va a actuar de una determinada manera que hemos dibujado en nuestro cerebro y por querer sumar unos cuantos beneficios más entramos antes de que la señal se confirme, saliendo la mayoría de las veces con pérdidas. Acuérdate de lo que decía Livermore: “Tratar de coger el último octavo o el primero. Estos dos son los octavos más caros del mundo.”

Y en la segunda de las opciones, muchas veces provocado por la mala experiencia de la primera y por no tener unas reglas de trading establecidas, no entramos cuando vemos una clara ocasión por miedo a que no vaya a buen puerto y acabemos de nuevo en pérdidas.

Aunque la falta de experiencia es en mayor parte el motivo de no entrar a su debido tiempo.
El trader quiere una ocasión que le de la certeza absoluta de que va a ganar pero tiene que entender que no la hay al 100%. Es más, mayor riesgo suele suponer mayor beneficio.

La mayoría de las veces, cuando dudas, esa es la mejor de las oportunidades.

Por eso, siguiendo la linea del post anterior Los beneficios de operar con una sola técnica, afianzar la práctica enfocada a entrar en el mercado usando un sólo método podría darte la seguridad suficiente para saber cuando debes entrar o salir con más precisión que entrando en cada oportunidad que percibes, a la par que el porcentaje de éxito en tu operativa sería mayor.

El buen trader nunca tiene prisa en abrir una operación y esta es una de sus mejores armas:

_”nadie te obliga a entrar en el mercado, tu decides cuando debes hacerlo”.

Cuanta más frecuencia de operaciones tengas mayor probabilidad tienes también de salir con la cuenta en rojo (sobreoperación).

Ten en cuenta que la labor principal del especulador es la de aumentar el número de contratos sin aumentar el riesgo y no el de operaciones o número de estrategias con las que operar.

Cuando operas con un número importante de contratos, con sólo coger una sola operación buena, puedes alcanzar el objetivo de ganancias de un mes en 1 día o incluso el de 1 año. 

 

Los beneficios de operar con una sola técnica

Son muchas las técnicas que se pueden emplear para hacer trading en los mercados. Ninguna fiable al 100% por supuesto, pero sí existen métodos que arrojan una buena rentabilidad.

Para mí, siempre lo he dicho, el trader total es aquel que es capaz de operar en todas las condiciones de mercado. Identificar las oportunidades según van saliendo, lo cual conlleva para salir indemne,  dominar la operativa con gran destreza.

Esto sería lo ideal pero también significa el empleo de muchos años de operativa en real para alcanzar la maestría adecuada.

Con este tipo de operativa nos enfrentamos al mercado cara a cara y es, de esta manera, cuando demostramos si de verdad somos unos buenos traders.

De todas maneras, como he comentado al principio del post, hay múltiples técnicas para “luchar” contra los mercados.

Y una de ellas, un poco más cobarde, es operar a la defensiva. La protección y los privilegios que te da operar con una sola técnica. Pero no hay que tener perjuicios por ello, al final lo que cuenta son los resultados. El mercado tiene sus armas y nosotros tenemos que desarrollar y emplear las nuestras. “En la guerra y en el amor todo vale”, que se dice.

Por lo tanto, el objetivo del trader que quiera operar con una sola técnica es la de buscar aquella en la que verdaderamente se sienta a gusto personalmente con ella. No importa que otro trader tenga buenos resultados con una en concreto que si no se adapta a tu personalidad no obtendrás nunca los mismos resultados.

Así que, en primer lugar buscar esa técnica que se adapte a nosotros y no nosotros a ella.

De nada vale probar una y luego otra y así sucesivamente por los siglos de los siglos. Conseguimos más escogiendo una cualquiera y refinándola poco a poco hasta lograr unos resultados curiosos que andar probando una serie de métodos distintos. De esta manera, en una escala del 1 al 10 en calidad, no pasaremos del 3 en cada una de ellas en vez de intentar llegar a un 7 con una en concreto.

Este es uno de los beneficios de utilizar en nuestra operativa una sola técnica, que al final la habremos desarrollado tanto que llegará a ser una técnica 10 para nosotros. Ojo a lo que digo. Será un método válido sólo para el trader que la ha desarrollado. Nadie será capaz de lograr los mismos resultados con ella que el propio especulador que la ha creado.

Otro de los beneficios de operar con una sola técnica en exclusiva es que mientras no da la señal tendrás mucho tiempo libre para otras tareas y además te será más fácil cotejar muchos activos a la vez.

¿Algún inconveniente? Pues si, uno muy importante. La dificultad de ser capaz de mantener la fuerza mental necesaria para estar observando durante varias horas el mercado a que aparezca la señal que esperamos sin abrir otra operación.

El aburrimiento puede hacer mella psicológica y provocar que entremos con cualquier otra señal que no sea la adecuada. Esto hará sin duda que nuestro sistema de especulación se resquebraje y nos salgamos del plan establecido incurriendo en pérdidas.

Por tanto, disciplina, mucha disciplina. Seguramente habrás oído hablar a traders, que ganan dinero de verdad, poner a la disciplina entre las primeras reglas que debe tener un trader con éxito. Pues es absolutamente cierto.

Por otro lado, si tienes una técnica que te arroja un porcentaje de aciertos del 60% para que quieres operar a la vez con otras dos o tres que tienen un % de acierto menor. Lo único que harás, hallando la media, será rebajar el porcentaje de la técnica principal.

Ahora debes decidir tu como quieres operar:

– tratando de abrir posiciones a cada oportunidad que identifiques en el mercado o centrarte en desarrollar una sola técnica y tener la disciplina para usarla sólo a ella.

NOTA: para alcanzar la fiabilidad igual a la de un sólo método operando con la primera opción tendrás que lograr ese 60% posible de rentabilidad hallando la media de todas las técnicas empleadas, con la extrema dificultad que ello conlleva. Tu eliges.

“Nunca ‘escojas’ las operaciones porque invariablemente vas a ‘escoger’ suficientes operaciones
perdedoras para terminar perdiendo.” _All Brooks

 

Todos los traders tenemos la misma oportunidad

Una vez que has comprendido que el trading no es una ciencia exacta estarás en disposición de pasar a la siguiente fase: adquirir experiencia.

La mayoría de las personas que se acercan al trading lo hacen porque han oído historias sobre traders que han ganado mucho dinero o porque han leído anuncios donde te prometen grandes beneficios en poco tiempo.

Verás, en este mundillo tienes las mismas oportunidades que todos, quitando la información privilegiada y otras prácticas tales como el trading de alta frecuencia.

La diferencia radica en las horas de práctica diaria que le dedicas. Por el mero hecho de que estés en contacto con Internet mientras operas puede incluso que le dediques mucho menos de lo que crees o debes.

Quizá hayas visto la entrevista a alumnos que han sacado matricula de honor al finalizar sus estudios. Todos coincidían en estudiar “sólo” 3 horas diarias todos los días. No lo dejaban para el final, como la mayoría.

Michael Phelps, ganador de 8 medallas de oro en las Olimpiadas de Pekin entrenaba 5 horas diarias, sábados y domingos incluido.

En resumen, la constancia y la dedicación absoluta es la materia prima para alcanzar grandes logros y entre ellos, vivir del trading.

Ya que he hablado de estudiantes, ¿cuantos años se supone que cuesta aprender una carrera?

5 años la mayoría de ellas (sin contar las posibles repeticiones de curso), más su correspondiente master, etc. Y todo este tiempo sólo para la teoría. Si encima le sumas los años de práctica que tienes que añadir para dominar de alguna manera el oficio cuando ya trabajes, ya no te quiero ni decir la cantidad de años que suma todo…

Entonces, ¿cómo quieres llegar a un mundo tan hostil como son los mercados financieros y ganarte un sueldo de la noche a la mañana?

Si me dieran ocho horas para talar un árbol… emplearía seis en afilar el hacha” _Abraham Lincoln

Vamos a bajar un poco a la tierra. Ya es difícil hacerlo a dedicación completa cuanto más si es tu hobby o lo compartes con otro oficio.

El trading aun encima no tiene un temario como puede tenerlo cualquier carrera universitaria, te tienes que buscar la vida y ayudarte de tus investigaciones y de las de tus colegas traders.

En el mercado hay mucho dinero para todos pero es muy difícil conseguirlo sin antes haber pagado por ello un gran sacrificio tanto físico, como mental, como monetario…

Luego si, puede que tengas una oportunidad para vivir del trading.

Date cuenta que el mercado está generando oportunidades a cada momento aunque tú no las veas. Y si no las ves es porque careces de la suficiente veteranía y esta sólo se consigue a fuerza de horas y horas de entrenamiento frente a la pantalla. Sólo tienes que acumular horas y no tratar de perder todo tu capital mientras dura el proceso. Todo se irá dando. Cada vez verás más oportunidades hasta que llega un día en que dejas de perder y las ganancias se empiezan a asomar sobre tu cuenta.

“Cuanto Más Entreno, Más Suerte Tengo” Gary Player (jugador de golf).

El golf, otro oficio o deporte donde, al igual que en el trading, tampoco existe la verdad, sólo la experiencia.