Demasiada teoria

Muchos tecnicismos, muchas fórmulas, muchos backstestings, mucho de todo y nada de práctica.

Pero ¿por qué te esfuerzas en hacerlo más difícil?

No se si es por nuestro sistema educativo o lo que, que después de acabar los estudios seguimos a vueltas con teoría y más teoría, cursos y más cursos, estudios, libros, otra carrera. NO, ese no es el camino, no tienes 5 vidas, sólo tienes una.

Por lo tanto, tu bien más preciado es el tiempo y como no tienes el suficiente para abarcarlo todo y ser un experto en cada una de las cosas que quieres emprender, debes sentarte a meditar y tomar una seria decisión.

“Es mejor ser muy bueno en una cosa que mediocre en varias”

“Cuanto más tiempo le dediques a una tarea mayores resultados obtendrás”

Podría seguir pero creo que con lo que he expuesto es más que suficiente para tratar de transmitir lo que quiero decir.

Tratar de abordar varios asuntos, temas u oficios a la vez no hará sino que fracases en todos. Seguimos con los refranes, fuente de gran sabiduría: “Hombre de muchos oficios no saca ninguno adelante”.

Como te digo, debes sentarte a meditar y establecer muy claramente cuales son tus objetivos (sino no sabrás hacia donde dirigirte) y después elegir una ocupación que vaya a llenar claramente tu vida por el resto de tus días. Es esencial si quieres llegar a ser alguien dentro de tu nicho de trabajo.

Si has elegido el trading muy bien, procura que sea tu pasión porque sino lo vas a pasar muy mal, pero una vez sabes que tal o cual oficio va a ser objeto de dedicación durante la mayor parte de las horas de los días de tu vida, no es suficiente.

Por nuestra rutina estudiantil, que nos inculcan desde pequeños, tenemos la costumbre de enfatizar más la teoría sobre la práctica, con el riesgo que eso conlleva a la hora de encontrar un trabajo: muchos títulos y cursos pero ninguna experiencia. Todos sabemos el resultado.

El trading, más de lo mismo. Como decía al principio: mucho libro, mucho artículo, mucho curso, muchos backtestings… nada de práctica.

Hazte una pregunta: leo muchos libros sobre trading, ¿pero acabo aplicando lo que leo?. Si no lo haces no te servirá de nada. “Se puede transmitir la teoría pero nunca la práctica”

¿Por qué nos empleamos en hacer el trading tan dificultoso?.

Para triunfar en el trading necesitas:
hacerlo simple (es lo más difícil) y dedicarle todas las horas que puedas, pero que de esas horas el 80% sean de práctica.

“Un gramo de práctica vale más que una tonelada de teoría” _Proverbio oriental

El trader discrecional en la búsqueda de la información crucial

No voy a relatar el tipo de noticias que de verdad mueven a los mercados. Las hay evidentes y que se repiten históricamente y las que vas asimilando fruto de la experiencia que vas adquiriendo de la operativa en los mercados.

El caso es que es muy bonito para el trader y para su cuenta identificarlas.

Día a día los medios nos bombardean con un sinfín de sucesos. Es labor luego del especulador saber separar el grano de la paja. Lo digo porque ciertas noticias, aunque provocan el consiguiente movimiento de las cotizaciones, no siempre tienen el recorrido deseado para llegar a generar los suficientes beneficios.
A estas las considero como ruido de mercado.

Estoy hablando de las que de verdad generan tendencias a largo plazo, como pueden ser, por ejemplo, las decisiones de los Bancos Centrales.

Una vez has identificado la noticia separando los árboles que no dejan ver el bosque estás en condiciones de poner toda la carne en el asador.

No hace falta estar todo el día pendiente de cada una que sale. Las verdaderas noticias precursoras de un gran movimiento son evidentes y salen directamente o camufladas en todos los medios de comunicación. Suelen causar una gran repercusión, son las mejores y te dan el tiempo suficiente para abrir una operación.

Un exceso de noticias suele ser más perjudicial que beneficioso. Debes saber en donde estás y nada más, seguir la noticia o tendencia principal y operar a su favor. Si tienes en cuenta todas las demás noticias intradiarias lo único que harás será confundirte, sobreoperar y perder dinero.

Además, las buenas noticias, como digo, generadoras de tendencias a largo plazo, casi que te dejan entrar en cualquier momento de la tendencia porque al final acabarás ganando dinero igual, y sin apenas esfuerzo.

Da igual que haya un retroceso, se recuperará fácilmente de él.

Y por supuesto, no se te ocurra operar en su contra porque lo único que harás será pasar mucho sufrimiento tratando de sacarle al mercado unos cuantos euros en el movimiento correctivo y la mayoría de las veces lo único que conseguirás será salir con pérdidas.

¿En que se basa la operativa de un trader profesional fundamental?

Un trader puede operar en base a señales fruto de un análisis técnico, fundamental o ambos.

Pero, para mi, el verdadero trader fundamental es el que basa sus decisiones de compra/venta en las pistas que le dan las noticias.

Lo que conocemos vulgarmente como analista fundamental, siempre desde mi opinión, describe la figura de un inversor más que de un especulador. Suelen operar a largo plazo y mirar mil y un datos de como van los balances de una empresa. Demasiado trabajo para tan poco beneficio.

El especulador o trader fundamental es mas simple. Deja actuar su sexto sentido y entra cuando la noticia le da la señal y cuando el margen de seguridad actúa como un seguro stoploss.

Son gente que tienen un cierto volumen de dinero en cuenta, casi siempre en liquidez, aguardando la oportunidad aunque pasen semanas hasta su llegada. El tener ese volumen en cuenta les es propicio para montar su estrategia operando sin stops.

¿Por qué corren ese peligro?

Por cierto, lo que para cualquiera puede suponer una imprudencia no lo es para ellos. Han calculado el riesgo o margen y saben que tienen el dinero suficiente para cubrirse y que operan con un número adecuado de contratos de manera que aunque saben ciertamente que no van a entrar en el momento adecuado, no van a perder dinero porque asumen con el resto de liquidez un porcentaje seguro de movimiento de las cotizaciones en su contra.

Es otra manera de operar, muy efectiva, y que necesita de mucho temple y experiencia en los mercados para no entrar en cualquier oportunidad y esperar sólo la que tiene máximo porcentaje de salir bien.

Una vez están dentro de la posición nunca promedian en su contra, sino que esperan a que vengan los beneficios e incrementan gradualmente la posición sobre estos y nunca sobre el dinero originario.

Como siempre… no importa como lo has hecho sino el resultado.

Sistema, disciplina y entrenamiento

Siempre he comentado que no existe ni existirá un sistema de compra/venta que le de dinero a su creador a no ser que sea capaz de venderlo a los que aun creen en la Piedra Filosofal.

Yo sólo conozco un sistema válido: la disciplina de seguir unas reglas. Esto si debe ser regido por un sistema, pero es lo único.

Reglas de un sistema de trading:

StopLoss: % que se debe arriesgar según el dinero que tengamos en cuenta. Este porcentaje será para la totalidad de las operaciones abiertas y nunca un % individual ya que si sumamos todos los porcentajes arriesgados de cada operación en curso en vez de, por ejemplo, un 2% del total de la cuenta estaremos arriesgando, si hemos abierto 5 operaciones, el 10%.

Número de contratos: si el no respetar un StopLoss suele acabar con la mayoría de las cuentas de los traders principiantes y no tan principiantes, el apalancarse más de lo recomendable es dar ya a dicha cuenta el golpe de gracia.

Por tanto, también tenemos que tener un sistema que nos diga con cuantos contratos debemos abrir una o más posiciones y eso vendrá dado por el lugar en donde hayamos puesto el Stop respecto al punto de entrada.

Estas son las 2 grandes reglas que deben estar controladas por un sistema de trading. Las posibles demás reglas ya no obedecen a ninguna orden y son, casi todas, de carácter psicológico y prácticas.

Es cierto que me puedes decir que tienes un sistema de medias móviles que te dice cuando entrar y cuando salir, o que te riges por el RSI o el VIX, etc, para abrir o cerrar una posición. Paparruchas. En el momento en que haces esto otros traders podrían hacerlo también y no resultaría.

El Mercado es un “juego” donde si gana uno pierde el otro, por lo que lo anteriormente citado no es válido.

Así que llegados a este punto sólo cabe añadir que tu éxito como trader vendrá sólo y exclusivamente de tu maestría y experiencia adquirida durante horas y horas de práctica sobre los mercados.

Odio recurrir al símil del  fútbol, pero es el deporte nacional y es más fácil que la gente lo entienda. Para un futbolista, un sistema sería su disposición en el campo, la táctica del entrenador y las reglas del balompié. Pero tratar de obligarle a hacer siempre la misma o mismas jugadas sería la muerte, futbolísticamente hablando, de la carrera de ese jugador.

Si no dejamos que ese jugador se invente jugadas, ponga en prueba su talento o improvise dependiendo de como le entre el contrario o de la situación de juego en ese momento, nunca llegará a poner todo su potencial en juego.

Pues en el trading o en los mercados, lo mismo, tratar de encerrar tu estrategia de compra/venta dentro de un sistema limitando todo tu potencial como trader significa la  “defunción”.

Los sistemas de compra/venta fueron inventados para vendérselos a los incautos que no se dan cuenta que si de verdad funcionasen nunca serían vendidos, sino que se aprovecharían de ellos.
Los sistemas de compra/venta fueron inventados por traders cobardes que un día se empecinaron en demostrar que podían meter el Océano en un cubo de agua y se hicieron con un grupo de discípulos o seguidores que aun creen que se puede encontrar el sistema perfecto y siguen su labor, aun hoy en día.

Así que, amigo trader, una vez que has controlado las 2 principales variables: % de stop arriesgado y número de contratos por operación, sólo ganarás dinero en función de tu maestría. ¿Y como se consigue esto? Pues sólo y exclusivamente operando en real.

Date cuenta que sabes lo que vas a perder en cada momento porque tienes un porcentaje fijo de stop y un número de contratos adecuados a ello, por lo que aunque tengas operaciones con pérdidas estas serán lo suficientemente pequeñas como para que tu cuenta no quiebre y puedas adquirir una cierta experiencia.

Date cuenta que la mayoría de los traders acaban con su dinero antes de adquirir dicha experiencia por no cortar las pérdidas y por apalancarse demás.

Por tanto, ¿qué práctica van a adquirir así? Ni por mucho dinero que posean…

Puede adquirir más experiencia un trader con 1.000 euros en cuenta que aplique disciplinadamente un sistema de % de riesgo y un sistema de cantidad de nº de contratos por cada operación abierta que otro trader con 70.000 euros sin ningún sistema de gestión del riesgo.

Una de las máximas principales de un trader es tratar de resguardar o proteger el capital inicial. Primero viene la defensa y luego vendrán las ganancias.

Por tanto, las dos reglas que he expuesto son básicas para controlar muchos de los perjuicios psicológicos que perjudican nuestro trading, pero no se acaba ahí la cosa, luego el éxito será proporcional al número de horas que le dediquemos a operar en real en los mercados.

“El entrenamiento y la práctica son imprescindibles, esenciales e insustituibles”_ El libro de los Cinco Anillos

La buena o mala fe de los brokers

Un lector del blog me ha enviado un correo ante la dudosa costumbre por mi parte de recomendar el aprendizaje del trading únicamente operando en real y dejando sólo el simulado para el conocimiento de la plataforma.

Pienso, por experiencia, que la destreza en el trading sólo se alcanza de esta manera ya que los mecanismos psicológicos que intervienen en el buen trading no se desarrollan en absoluto haciendo trading en simulado.

Puede dar a pensar, como me transmite dicho lector, que trato de divulgar esta práctica en real para que la gente se anime a abrir una cuenta y con ello generar comisiones, materia prima básica para la supervivencia de un broker.

El caso es que , como le he hecho llegar, no hay ningún post en este blog en el que recomiende tal o cual broker.

Me han llegado correos pidiéndome esa información pero aunque al principio, por tratar de ayudar la facilitaba, ahora no lo hago porque no lo considero apropiado, ya que no gano nada con esa recomendación por parte de ningún broker, y porque hay los suficientes foros en la red que hablan sobradamente del tema.

En este oficio, se puede ganar dinero de 2 maneras:

– haciendo trading

– viviendo de todo lo que mueve el mundo del trading

– de ambas a la vez

Si yo expreso, por activa y por pasiva, la necesidad de hacer trading en real como la única vía para vivir de ello es porque he sufrido en mis propias carnes la mala costumbre de empezar haciéndolo en simulado.

Los post que suelo escribir en el blog son básicamente para fijar conceptos necesarios que no debo olvidar para que mi trading siga con buen rumbo, por lo tanto surgen de mi más sincero punto de vista basado en la práctica.

Si tratara de engañar con ellos, me estaría engañando a mi mismo ya que el blog lo escribo para tener una base de artículos que consultar desde cualquier sitio y las mentiras acabaría por creérmelas repercutiendo en mi trading. Así que, si aun encima otros traders pueden beneficiarse de ello, enhorabuena porque me sentiré doblemente orgulloso.

Si no escribiese estos artículos en el blog lo haría en una libreta como antaño. Además lo considero una buena práctica que todo trader debería tener por costumbre.

Los brokers buscan como generar su sustento y yo el mío. En esta vida todo se aprende a base de palos porque tengo más que comprobado que aunque le digas a una persona que no vaya por ese camino, lo hará de igual forma porque el ser humano necesita de pruebas reales en su propia carne para darse cuenta de ello y aun así sigue tropezando en la piedra varias veces antes de espabilar.

Como en el trading, las pérdidas y errores te conducirán a las ganancias y es un camino inevitable.

Dicen que el que quiere engañar siempre encontrará a alguien que se deje hacerlo, así que toca buscarse la vida. Cada cual tiene lo que se merece y acaba obteniendo lo que siembra, así que allá cada cual. Creo que hay la suficiente información en el día en que vivimos para encontrar las soluciones adecuadas a lo que buscamos y si queremos creer en los castillos en el aire que nos ofrecen algunos brokers… pues, de los tontos viven los listos.

Nadie te da algo por nada, sólo el sacrificio duro te lleva a tu meta.

Practicando las salidas

La mayoría de los traders, sobre todo en las fases iniciales e intermedia-avanzada, centran todos sus esfuerzos en la búsqueda de un sistema de entrada que le ofrezca un máximo porcentaje de acierto.

Hay que tener en cuenta que, muchas de las veces, acertar con la entrada, no quiere decir que nos de unos beneficios adecuados sino que hay que dividir dichas entradas en dos grupos: las de mala calidad y las de buena calidad.

Podríamos poner en un primer grupo a aquellas en las que nos da para cubrir comisiones y poco más, y en las que hay que estar muy atentos para no salir incluso con pérdidas.

Y en el segundo grupo aquellas, menos frecuentes, que son las que de verdad nos darán los beneficios.

Por lo tanto, que quede claro que acertar con la entrada no quiere decir beneficio inmediato en todas ellas.

De ahí la necesidad de esperar con todo el temple del mundo a que aparezca la que consideramos clara oportunidad, en la cual nos centraremos y trataremos de hacer la máxima cantidad de dinero.

No suelen abundar estas operaciones por lo que adquirir la suficiente práctica para distinguirlas de otras de menor calidad es fundamental para llegar a vivir del trading. Todo lo que no se parezca a esto tendrá como común denominador la fatal sobreoperación.

Como decía al principio, la mayoría de los traders “gasta” el 80 % del tiempo en la búsqueda de un sistema satisfactorio de entradas pero casi no prestan atención a lo más importante: como salir de una posición.

Si era básico saber elegir las operaciones adecuadas, más básico es saber salir de una posición.

Es más, si el trader dedicara el 80 % del tiempo a investigar como salir en vez de como entrar tendría gran parte del camino recorrido que se necesita para llegar a ser un trader consistente. Casi aseguraría incluso que podría entrar al azar sabiendo como salir.

Para lo único que puedo usar un gráfico histórico ( los que me siguen habitualmente saben que considero esencial la práctica en real y nunca en simulado) es para practicar las salidas.

Son dos, prácticamente, el tipo de salidas las que debemos practicar para  una operación:

– Como salir en caso de entrar en pérdidas: stop loss, como máximo el 2% del capital total para el total de operaciones abiertas en el momento (yo suelo usar el 1%).

– Como salir cuando estamos en beneficios: trailing stop. Es lo mas complicado y lo que debe ser objeto del mayor tiempo de entrenamiento por su claro sesgo psicológico.

El Ego quiere ver rápidamente la ganancia materializada. Dicho ímpetu por provoca cierres antes de tiempo evitando ganancias más abultadas por no dejar correr los beneficios.

A su vez, el miedo hace que cerremos la posición ante cualquier pequeño retroceso por temor a que los beneficios se evaporen e incluso entremos en pérdidas.

Es curioso que en ese momento no nos demos cuenta que las cotizaciones se mueven a golpes de escalera y casi nunca en un ascenso lineal puro y duro.
Por tanto es más bien un problema psicológico que técnico el que debemos tratar.

Promedia al alza y no a la baja

El sesgo puramente psicológico del trading es el que motiva que los traders nunca hayan encontrado ni encuentren en la vida un sistema claramente ganador que establezca señales de compra y venta para todos los escenarios posibles que pueden contemplarse en los mercados .
Es mercado es pura flexibilidad y no hay sistema que se adapte a los giros de mercado y más aun que recoja el movimiento de principio a fin.
Para ver otra pequeña prueba de la psicología pura y dura que ronda los mercados sirva este artículo.
El trader, cuando está en pérdidas tiene siempre la esperanza de que estas se recuperen para cerrar, por lo menos, sin pérdidas ni ganancias. Es esa esperanza la que hace que mantenga su posición perdedora durante el tiempo que haga falta aun a riesgo de perder toda su cuenta.
Todos los soportes le parecen suelos y cada suelo una oportunidad de promediar la posición a la baja por lo que añade más contratos de manera que si la cotización sigue bajando el “margin call” será más rápido si cabe.
Puede que promediar a la baja salga bien en alguna ocasión, lo cual fijará aun más en la mente la costumbre de volver a actuar de la misma manera cuando volvamos a estar en pérdidas, pero es un camino directo hacia el desastre.
En cambio, en ganancias sucede justo lo contrario. Cuando estamos en beneficios surge la duda de si el movimiento continuará a nuestro favor, y cualquier leve retroceso hará que cerremos la posición.
Es aquí cuando debemos promediar al alza y no cerrar.
Pero, ¿como se debe promediar al alza?
Casi todas la plataformas muestran un porcentaje de riesgo de la posición que hemos abierto según el número de contratos. (margen utilizado)
Imaginemos que abrimos posiciones hasta que ese porcentaje llega al 5% del margen.
Si entramos en beneficios ese 5% irá bajando según lo que estemos ganando. Cuantos más beneficios más bajará ese margen utilizado. Por tanto, si ha descendido hasta un 3% será momento de añadir más contratos hasta que estemos de nuevo en el 5%… y así sucesivamente.
Para salir de la posición podemos hacerlo si el margen llega, por ejemplo al 7%.

Tratar de operar en muchos mercados a la vez suele ser contraproducente

A raíz de un comentario de un lector del blog surge este artículo sobre un tema que ya he comentado alguna vez:

El número de mercados en los que operas influye en tu rentabilidad final.

En los humanos, el cerebro está preparado para lo simple, sólo es capaz de prestar atención a una sola cosa de cada vez (no es que lo diga el sexo opuesto) es que es verdad.

Yo también lo he intentado al principio, seguir muchos mercados a la vez. Me parecía que así tendría más oportunidades.

Luego entendí que muchos de los mercados que seguía estaban altamente correlacionados. ¿Qué suponía este nuevo enfoque de la situación?

Pues que si seguía 20 mercados, 15 se movían en la misma dirección con una gran similitud. Gran estupidez por mi parte no haberme dado cuenta antes.

Ante este nuevo panorama que se me abría comencé a cribar mercados para quedarme con los mínimos posibles.

La alta correlación negativa que hay entre los pares de divisas EURUSD y USDCHF me bastaban para poder operar al alza o a la baja. Cuando uno subía el otro bajaba.

Hasta que de todas maneras observe que otros mercados o activos que “caminaban” a su antojo respecto a estos pares por lo que hice una lista, que actualmente sigo, para abarcar todos los mercados mundiales con el mínimo de activos posibles.

Así que de esta manera surgió la siguiente relación:

Divisas: EURUSD, USDCHF, USDJPY

Materias Primas: ORO, PETROLEO

Bolsas: S&P, IBEX-35 (sólo por nostalgia, no recomendable. Genera más gaps que agujeros negros el Universo)

En el trading, te lo aseguro, “Menos es más”.

 

¿Eres trader o tienes vocación de pitoniso?

La manía que tenemos los traders a la hora de interpretar un gráfico es la de tratar de adivinar el próximo movimiento de la cotización y aun más divino el tratar de acertar con el lugar donde la cotización se va a dar la vuelta . Este acto se asemeja más a la labor de un vidente que a la de un trader.

Es cierto que tras años y años observando gráficos vas adquiriendo un sexto sentido pero de ahí a adivinar los movimientos… eso ya son palabras mayores.

Es muy frecuente ver en los diarios financieros análisis de valores donde dan precios objetivos. Me supongo que será para rellenar páginas y enganchar lectores. No tengo que probar nada, basta consultar sus propias hemerotecas para ver el porcentaje de aciertos. Por cierto, sana costumbre que todos deberíamos añadir, y no sólo para comprobar dicho porcentaje de aciertos sino para ver la aberrante lista de vaticinios económicos que nunca se han producido.

Claro que si eres director de un diario y una empresa viene con una suma de dinero para hablar bien de la misma…viviendo en el mundo corrupto en que vivimos… Sólo hay que fijarse en las agencias de rating para observar dichos sesgos preferitistas e interesados.

Pues a lo que iba, el trading, quitando la información privilegiada, es un “juego” de probabilidades, y sólo eso.

Las noticias, los gráficos, te dan serias pistas de por donde pueden ir los tiros, unas veces esas señales son más claras y con mayor probabilidad de acierto, pero nunca al 100%.

Tras la pausada espera, la oportunidad siempre acaba apareciendo. No merece la pena operar por operar, sabrás cuando esa oportunidad aparece porque parece que te habla al oído. No dudes entonces en entrar, si dudas esa es la oportunidad que esperabas. Así que, paciencia. La paciencia es una de las armas más preciadas del especulador con éxito.

Si esperas correctamente a que las señales “te hablen” habrás evitado esas “inútiles y perdedoras” operaciones que has abierto entre el camino que hay desde una buena oportunidad a otra. No sobreoperes, no destruyas tu cuenta por la inquietud de querer estar en el mercado todo el tiempo.

Saber estar fuera del mercado cuando no conviene es una gran cualidad en un trader. Como dice Warrent Buffet: “tienes una ventaja frente al mercado., y es saber decir No.”

Por tanto, como el trading es un “juego” de probabilidades sólo abrirás una operación cuando el % de probable ganancia sea próxima a 100. Digo próxima porque es muy difícil encontrar una al 100%.

En el otro lado estará el StopLoss por si fallas en tu intento. Podrás fallar 4, 5 ó 10 veces pero si lo sitúas y ejecutas como Dios manda, la limitación en las pérdidas hará que cuando venga la operación buena estás queden neutralizadas y acabes en ganancias.

La influencia de terceros en tu trading

Informarse, leer comentarios, libros y cursos de otros traders tiene sus pros y sus contras y sobre todo requiere un juicio acertado por parte de cualquier trader.

Lo que esta claro es que es imprescindible conocer primero la maquinaria del trading, la mecánica. Sin esta parte, sin el conocimiento de las reglas será imposible comenzar a operar.

El dilema viene después. ¿Autodidacta o aprender de los demás?.

En este mundo del trading siempre va a haber, por muy bueno que seas, alguien mejor que tu. Tampoco se trata de ser el mejor sino de ganar el suficiente dinero como para vivir. Después, el límite está en cada uno, pero pienso que si logras la independencia financiera tratar de seguir acumulando dinero me parece más bien un acto de soberbia y avaricia que evitará que puedas disfrutar de lo que realmente importa en esta vida.

Pues eso, que con el desarrollo de Internet, hay demasiada información que diría yo, y es ahí donde surge el problema. El saber distinguir lo bueno de lo malo,  el saber separar la paja del grano.

El cerebro humano es muy influenciable y cuando lees algo esa información asimilada marca un antes y un después. Y si no sabes distinguir lo que te puede valer de lo que no la situación puede volverse realmente complicada en tu camino como trader.

Nunca debes creer a pies juntillas todo lo que lees o te dicen, nunca debes incorporarlo a tu arsenal de herramientas sin haberlo comprobado antes.

Es verdad que hay gente muy buena en este mundo del trading e incluso no tan buena que sus experiencias te hacen ver caminos, respuestas o nuevos campos de investigación que igual nunca habrías imaginado. Pero, llegado a un cierto nivel, ¿debes asumir el riesgo o debes seguir investigando por tu cuenta sin tener en cuenta a los demás?

La respuesta a esta pregunta es muy difícil de responder pero lo que si está claro es que cuando tu nivel es alto, seguir a otros traders puede resultar contraproductivo en vez de constructivo.

Así que está en cada uno elegir un camino u otro. Muchas veces verás una buena luz que te sacará del lugar en el que estás parado desde hace tiempo, pero otras veces será un camino equivocado y una marcha atrás.

Es difícil saber que hacer, la mayoría de inventos han sido creados por solitarios investigadores pero la vida es una evolución, y muchos genios se forjaron tras ser discípulos de otros investigadores continuando su camino desde un punto más evolucionado gracias a las investigaciones previas de sus maestros.

Por eso, lo primordial quizá sea tener un buen mentor y tras haber asimilado sus técnicas y teorías, continuar el camino a partir de ahí para poder llegar más lejos ya que si iniciamos el camino por nosotros mismos puede surgir el peligro de que lleguemos sólo hasta donde otros han llegado antes. Pero si lo inicias desde donde otros han llegado lejos las probabilidades de alcanzar nuevas cotas aumentan. La pericia reside en saber elegir bien al mentor adecuado para continuar el sendero justo desde el punto donde dicho mentor ha acabado el suyo.

Warrent Buffet tuvo como mentor a Ben Graham, siguió el camino desde un punto muy avanzado que le propiciaron las propias investigaciones de Graham, no tuvo que empezar desde cero, si lo hubiese hecho quizás sólo alcanzaría el mismo punto que alcanzó su mentor y no llegaría a ser lo que es hoy.

Así que, como decía anteriormente hay que saber elegir bien a quién se sigue, para obtener una buena base, y a partir de ella investigar por cuenta propia, y si se sigue contando con las experiencias de los demás saber escoger muy bien que leer para que dicha lectura no sea un paso atrás.