El Stoploss temporal

Has identificado ya la posible oportunidad para entrar en el mercado.

Has averiguado el número de contratos con los que vas a abrir la posición.

Ya sabes donde vas a poner el stoploss.

Te das prisa porque el movimiento puede ser inmediato así que le das al “click” y estás ya en el mercado.

Estás impaciente saltando de un espacio temporal a otro esperando a que arranque de una vez la cotización tal y como habías previsto. Estás preparado para cerrar cuando llegue al objetivo. ¿Por qué no lo hace de una vez y todos contentos?

No para de haber dientes de sierra, arriba y abajo. La operación está durando más de lo que había pensado. El letargo es abrumador. A veces parece que quiere arrancar pero vuelve al sitio donde abrí y amenaza incluso con bajar.

Tras mucho tiempo esperando, finalmente baja y me toca el stoploss cerrando la posición.

Esta es una secuencia muy frecuente. Quizás hasta te suene de haberte pasado a ti en varias ocasiones.

Para ganar dinero en el mercado tienes primero que eliminar todo aquello que te hace perder. Más que eliminar , porque es imposible hacerlo del todo, sí mitigar las pérdidas.

Cuando aprendemos a perder es siempre más fácil ganar después. Cuando las pérdidas son pequeñas y aunque estén distribuidas en varias operaciones, será siempre más fácil recuperarlas cuando vengan las operaciones buenas.

Cuando abres una operación y esta tarda más tiempo del que consideras normal, la mejor estrategia es cerrarla incluso antes de que llegue al stoploss. Acertarás en un porcentaje bastante elevado de las veces que te ocurra.

Esta es una estrategia que no podrás de ninguna manera hacer con un sistema de trading mecánico. El mercado quiere siempre que te enfrentes a él cara a cara. Quiere nobleza y premia al trader valiente y experimentado.

Sólo podrás reaccionar a los vaivenes del mercado operando como un trader discrecional. El mercado tiene vida, está cambiando continuamente, y sólo puedes percibir y adaptarte a esos cambios operando en su propio campo.

Con el sistema mecánico careces del poder de reacción y de imaginación que distingue a los traders de éxito.

¿Qué tiene que ver un especulador con un estudiante de Derecho y otro de Informática?

Recuerdo cuando frecuentaba la Universidad de mi ciudad. “Frecuentaba, no que estudiaba”

Cuando veía salir a los alumnos distinguía muy bien a los de Derecho de los de Informática.

Los primeros siempre iban, en su gran mayoría, impolutos. Bien vestidos, bien peinados, aspecto limpio, perfumado, en grupos, despiertos, sonrientes, locuaces, vamos… lo que su profesión les exige de cara a una imagen que tienen que dar. En resumen, más pijos. Predominaban las féminas.

Los segundos, todo lo contrario. Sabía que pertenecían a la facultad de informática por ir despeinados, con la camisa por fuera del pantalón,no es que fueran mucho a la moda ni se distinguían por lucir marcas, aspecto desordenado, rostro cansado, tendencia al individualismo, ojos de no haber dormido o descansado lo suficiente, más parcos en palabras, con pinta de haber “currado” más. No voy a decir con restos de pizza y con pintas de no haberse aseado en varios días como en las películas, pero exagerando, ese es su estilo o imagen que dan. Más presencia masculina.

En suma, cada uno de los grupos defendiendo su rol.

Yo, en particular, no me quedaría ni con lo uno ni con lo otro, los extremos siempre son malos, un término medio siempre será lo más adecuado.

Si hubiese una universidad para traders o especuladores estos se distinguirían por ser una mezcla de ambas comunidades anteriores.

El trader debe cuidar su imagen o branding, cultivar sus relaciones, tener una personalidad, pero también debe trabajar duro, descansar y hacer ejercicio.

De una mezcla de lo mejor y peor de ambos grupos saldría un buen especulador y ya que hay más estudiantes femeninas en Derecho y más estudiantes masculinos en Informática, ¿quién sabe si de la mezcla de sus ADNs saldría un gran especulador?

Algo que le falta también al trading, más presencia femenina. Seguro que se están desperdiciando muy buenos traders. Y lo digo también por mi mujer, que cuando se interesa por mi oficio suele darme grandes lecciones lógicas y de sentido común que nos falta a la mayoría de los traders.

Espero que no se enfade conmigo ninguno de los 2 grupos y que unos no me demanden y los otros no me hackeen, pero es que son 2 comunidades totalmente antagónicas que siempre me han llamado la atención y por las cuales siento admiración.

Resumiendo: el trader debe seguir las reglas pero también debe ser capaz de romperlas cuando hace falta.

Sobre todo en sus inicios, es cuando más el trader necesita de dichas reglas, por el carácter puramente psicológico del trading, pero después cuando el subconsciente las haya asimilado, el trader debe mostrarse libre de toda regla.

El especulador se caracteriza por no ser un esclavo de la sociedad. Come cuando quiere, duerme cuando le parece, toma las vacaciones cuando le viene en gana, no necesita ni busca una pensión estatal, no tiene jefe, no tiene un horario de trabajo establecido, ni una rígida jornada diaria. Si quiere dar un paseo a cualquier hora… lo hace y si quiere ir a correr o al gimnasio a la 11 de la mañana, pues va. Y si quiere levantarse a las 4 de la mañana para operar, también. Puede trabajar hoy en Barcelona y mañana en París, su oficina es su portátil. No clientes, no proveedores. No sufre de stress horario, el mercado está abierto las 24 horas de lunes a viernes, siempre hay una oportunidad. No anda por tanto detrás del mercado, la paciencia es su virtud y sabe que decir NO es su baza más importante.

Puede permitirse el lujo de coger la Semana Santa en Julio si ha llovido en la de este año, o de trabajar 1 mes y coger 11 de vacaciones.

¿Merece la pena el esfuerzo o no? La sensación de libertad es única. Libertad es igual a felicidad.

Sólo tienes una vida. Como para gastarla… desayunando – corriendo a trabajar – salir para comer – vuelta al trabajo – cenar – para cama… y así hasta la jubilación. ¿Qué es esto? ¿Eres un autómata?

Te ha tocado vivir una aventura, se consciente de ello. Vive a tope. Haz lo que te guste.

¿Sabes las probabilidades que hay de que hayas nacido, de que estés en un mundo del que no volverás a saber nada cuando desaparezcas?

1 en 600000000000000000000000000000000000000000000000000000
000000000000000000000000000000000000000000000

¿Qué haces entonces malgastando tu tiempo? Espabila. No te digo que te hagas trader sino te gusta pero sí que le des un giro radical a tu vida. En 100 años…todos calvos.

No voy a decir que el trader o especulador, como le quieras llamar, viva al margen de la sociedad pero casi.
El Estado Social te protege, pero el exceso de protección es malo.

Del trader sistemático al discrecional

¿Has estado alguna vez en la playa?. Si es así, ¿has tratado de meter toda el agua del mar dentro del cubo?.

Imposible ¿verdad?. Entonces, ¿por qué te empeñas en meter todo el mercado dentro de un sistema?

No se me ocurre otra manera más gráfica de demostrarte que no se pueden arrebatar grandes cantidades de dinero al mercado operando con un sistema de trading. Ni con 1, ni con 2, ni con 100.

El trader sistemático está inmerso en una de las fases de trading en donde si no es capaz de encontrar la salida, estará girando toda la vida sobre lo mismo sobre la búsqueda del sistema ideal.

Si, al final, es capaz de salir de esta espiral sin fin dará por fin el salto definitivo, la metamorfosis hacia la figura más profesional del trader: el trader discrecional.

La metamorfosis podría desarrollarse simplemente desde la operativa con numerosos sistemas hasta acabar operando con uno sólo para posteriormente abandonarlo y empezar a operar discrecionalmente ingresando en el selecto club de los que se llevan el dinero del mercado a costa de los traders sistemáticos.

Ejemplo de trader o especulador discrecional: George Soros.

Soros tumba a la libra esterlina

Soros gana 1.000 millones en 90 días en la caída del Yen

¿Crees que Soros tiene un sistema de trading? Su sistema es el mismo que tiene un tiburón: atacar sin piedad cuando la pieza se pone a tiro. Este es el verdadero espíritu de un trader discrecional.

No le importa esperar meses incluso,

«Si la inversión es entretenida, si te diviertes, probablemente no ganes dinero. La buena inversión es aburrida.»_George Soros

pero cuando asoma la oportunidad ataca con todo su arsenal.

El trader discrecional basa su técnica no sólo en la paciencia sino en la experiencia y la gran mayoría de las veces se centra en una sola presa, evitando la diversificación.
Y cuando están satisfechos con lo que han conseguido de ella vuelven a su estado natural de hibernación, disfrutan del botín y esperan con calma a la siguiente presa.

El mejor gurú de los mercados eres tú

Los que hayáis leído algo sobre Kostolany sabréis que la leyenda es que tomaba sus decisiones de inversión en cama tras leer la prensa mientras desayunaba.

Lo bueno es que, aun encima, acertaba.

Tenía algo a su favor a parte de su experiencia. Tomaba sus propias decisiones, asumía sus aciertos y sus fallos.

Está claro que en aquella época donde no existía la información al minuto como en la actualidad a través de Internet, el ruido era menor. Ahora salen cientos de noticias en un instante, antes se escogían las más trascendentes.

Eso es lo que debemos hacer ahora, eliminar la paja para quedarnos con el grano y actuar en consecuencia.

El trader de hoy en día quiere que le den todo hecho y es ahí donde está su ruina. La holgazanería siembra su cuenta de pérdidas. Es más fácil seguir al gurú de turno en vez de escudriñar por si mismo los mercados.

En este mundo del trading nadie sabe nada, todos tenemos las mismas oportunidades para acertar con la operación correcta, salvo información privilegiada. En lo único que te puedes diferenciar de un gran inversor o especulador es en 2 cosas:

1.- La diferencia de dinero que ellos tienen para poner en el mercado.

2.- Los grandes especuladores toman sus propias decisiones

Es esta última, en donde la mayoría de traders flojean. La primera ya sabemos que es insalvable.

Si quieres vivir del trading tienes que tener la responsabilidad y valentía de operar en base a tus conocimientos. Todos hemos empezado desde cero. Al principio fallarás, pero con el tiempo y el desarrollo de la experiencia los fallos disminuirán progresivamente.

Puedes estar completamente seguro que si especulas según lo que digan los demás vas a quebrar tu cuenta.

Roubini lleva un año prediciendo que el Dow Jones va a caer estrepitosamente. Supongo que algún día caerá…y acertará.

Nos hemos cansado de leer titulares sobre afamados especuladores, tipo Soros, diciendo que la zona euro va a desaparecer. Pues bien, aun estamos de pié.
Aquí nadie sabe nada. ¿Por que te empeñas en infravalorarte y hacer más grandes a los demás?

Como dijo en una entrevista el piloto de motos Jorge Lorenzo:

_ Si personalizas y mitificas, la has cagado. “Si hubiese mitificado a Rossi no sería campeón”

Pues lo mismo, deja de abrir operaciones por mucho que hayan dicho gente que consideras muy grande y toma las riendas de tu operativa. Te irá mucho mejor, te lo aseguro. Y de paso aprenderás más, un pasito cada día, sin prisa pero sin pausa. Este es el camino.

Ganarás y perderás, pero bajo tu responsabilidad. No inviertas en boca de otros para echarles la culpa a ellos de tus pérdidas. Tienes que ser valiente, aprender a perder y perseverar.

Llegarán momentos de bajón, también de euforia. Tu mejor nivel lo alcanzarás cuando seas capaz de mantenerte en la media y alejarte de los extremos.

Yo mismo evito en lo posible dar señales de compra-venta en mi blog o en mi twitter. Si lo hago tengo que estar seguro en un porcentaje elevado. ¿Por qué?  Pues porque te puede seguir gente novata que ante una recomendación igual abre una posición pero no sabe salir en caso de que salga mal.

Si me sale mal el pronóstico de una operación yo se donde cerrarla y no pasa nada. Pero, ¿y si el novato no es capaz de cerrar y deja correr las pérdidas? Es por eso que debéis tomar las recomendaciones de cualquiera, me incluyo, como una mera información y no como un: hala, voy a entrar.

No es así. Debéis estar de acuerdo vosotros mismos, verlo claro y saber donde vais a cerrar antes de entrar si la cosa no sale como esperabais.

Tu razonamiento siempre será el mejor para ti. Asume tus fallos y aciertos, no pares de investigar y llegarás lejos.

Durante un período de mi aprendizaje tuve que tomar la difícil situación de no seguir a nadie, de no leer ningún tipo de recomendación. Huía de ellas porque cuando aun no tienes experiencia no sabes si puede ser cierto lo que lees o no y siempre acabas cayendo y perdiendo.
Además, una vez que has leído algo puedes estar seguro que de una manera u otra influirá en tu decisión final para bien o para mal.

Los Bancos Centrales como sistema de especulación

Para el trader que se mueve en el entorno fundamental (yo llamo trader fundamental a aquel que toma sus decisiones de entrada y salida de una posición en base a noticias precursoras de movimientos) ciertas informaciones reflejarán en su cuenta suculentos beneficios si sabe interpretarlas bien.

Y si hay algo, en el momento actual,  que genera grandes tendencias en los mercados eso es las decisiones de los Bancos Centrales.

Por lo tanto y por encima de todo hay que estar muy atentos a lo que los máximos representantes de dichos bancos nos suelen transmitir para ver si podemos sacar alguna pista en concreto.

Estas pistas pueden ser inmediatas y las reacciones en los mercados suelen ser demasiado rápidas y no muy fáciles, por este motivo, de aprovechar.

Pero no suele ser esta la estrategia que suelen emplear. Primeramente conciencian al personal e indican muy sutilmente lo que van a hacer en el futuro. Esta es la clase de noticias que debemos buscar, las que cotizan con el rumor y apagan su tendencia con la confirmación.

El mercado se mueve por expectativas y son estas las que movimientos más precisos nos ofrecen tanto para abrir posiciones como para cerrarlas. Estas son las ideales y no las que marcan movimientos bruscos que acaban cogiendo a los traders a contrapié.

 Ejemplos de noticias:

hay muchas pero podemos destacar…

-Anuncio del Banco de Japón de búsqueda de un objetivo de inflación del 2%, lo cual supone la devaluación del Yen. El mensaje más claro no puede ser.

En el gráfico puede verse la reacción del Yen contra el dólar.

usdjpy banco de japon

Son pistas que merece la pena esperar, sin sobreoperar en otros mercados, porque cuando llegan, aunque sean sólo 3 veces al año, serán más que suficientes para conseguir tu objetivo anual de beneficios.

Una vez localizada ponemos todos los huevos en la misma cesta. No vale, para mi, la diversificación al estilo inversor. Quiero la máxima rentabilidad y por lo tanto no cabe en mi cabeza poner el dinero en varios cestos, sino esperar pacientemente la ocasión y “atacarla” con todo el armamento disponible.

Si necesitas acción (operar a cada momento) esto te resultará muy difícil de llevar a cabo pero los beneficios de operar sólo y para la operación que llevas tanto tiempo esperando marcará la diferencia entre tu cuenta de pérdidas y de ganancias.

Como siempre, en el trading, será el control de tu mente el que marcará tu éxito o no.

Otra noticia ha sido los comentados QE por parte de la Reserva Federal de los EEUU (FED)

Todo lo que sea inyectar liquidez hace subir a las bolsas. Veámoslo en el siguiente gráfico:

Puede verse como se definen claramente los períodos. Tanto su inicio como su final. Cada vez que se anuncia el fin del periodo de expansión la bolsa cae irremediablemente. Se le acaba la gasolina que mantiene las subidas y sólo queda un camino: la cuesta abajo.

qe

Podemos aprovecharnos claramente de estos movimientos con mínimo riesgo. Ni siquiera merece la pena operarlos en el intradía.  Con entrar al alza en el inicio y cerrar y posicionarnos cortos o a la baja cuando rematan tendremos todo prácticamente hecho. La paciencia debe ser en este caso nuestro máximo aliado sin sucumbir a la presión de querer realizar beneficios.

En todo caso debemos sumar nuevos contratos cada vez que pasemos de un porcentaje de ganancias claro.

Y estas noticias de los Bancos Centrales no sólo afectan a las bolsas sino también a las divisas y materias primas.

Incluso podríamos construir un sistema de especulación basado sólo en la operativa en base a lo que dicen los Bancos Centrales de cada país o zona.

Análisis técnico: como operar los canales

Los canales son una técnica chartista conocida que bien empleada suele suponer una buena herramienta de trading.

Es sencillo reconocer uno y se dan en todos los espacios temporales. Cualquiera que abra un gráfico puede identificar uno perfectamente.

Canal alcista

Gráfico 1

La estrategia para operar con ellos también es sencilla, y tampoco debemos molestarnos en complicarla más. Hay que recordar que cuantos más parámetros añadimos a nuestro sistema operativo más difícil haremos nuestro trading.

Es costumbre en la mayoría de los traders el ir añadiendo indicadores, medias móviles, etc, etc a diestro y siniestro. Yo, personalmente desde que opero con el gráfico “a pelo” he notado una gran mejoría.

Al principio te cuesta pues no tienes un indicador que te muestre donde puedes entrar, que te de la señal de entrada y salida, pero con la práctica esto va quedando en un segundo plano y acabas viendo los puntos adecuados para entrar y salir.

Cambias un sistema totalmente mecánico y primitivo, como puede ser un indicador, por el poder de la mente que procesa miles de datos por segundo. Como digo, al principio cuesta porque solemos buscar la comodidad pero operando sin nada en el gráfico te enfrentas cara a cara con el mercado y desarrollas todos los instintos necesarios que nunca obtendrás con ningún indicador, y mucho menos con las lentas medias móviles.

No puedes comparar las simples reglas de un Indicador con el poder de tu mente. La mente aprende, el indicador es rígido.

Como decía, la operativa con los canales es fácil. Se trata de abrir largos cada vez que la cotización toca la base del canal y abrir cortos cada vez que toca la parte superior.

El momento de cierre se dará cuando se sobrepase una de las lineas paralelas (C). Volveremos a entrar si la cotización se reconduce de nuevo y se vuelve a incorporar al canal, como sucede en el gráfico superior  tras hacer un pullback en (B) tras la ruptura de la directriz bajista (A)

canal alcista

Gráfico 2

De todas formas, un canal es una aberración, es una ilusión óptica que se disipa según vas aumentado los espacios temporales desde el marco temporal en donde lo has identificado.

Si te fijas en el primer gráfico se ve perfectamente delimitado un canal en el gráfico de 1 hora. Si subimos en el mismo activo a un espacio temporal diario (gráfico 2) veremos que el canal se ha convertido en una sucesión de velas alcistas.

A veces, por no decir siempre, solemos tender a complicar las cosas más de lo que debiéramos. Por el ansia de ganar dinero rápido queremos operar en gráficos intradía cuanto más pequeños en time frame mejor. Necesitamos acción y los espacios temporales intradía nos la dan.

Cuanto más cortos sean dichos espacios temporales más difícil resultará operarlos. Para muestra un botón. Seguramente ganarás mucho menos dinero, sino acabas en pérdidas además de perder mucho más tiempo, tratando de operar el canal del gráfico 1 que abrir el “diario” y posicionarte a favor de la tendencia que marcan la sucesión de velas alcistas.

Menos gasto en comisiones, beneficios limpios, mas tiempo para realizar otras tareas, menos sufrimiento mental…

Así que recuerda: las ganancias están en la paciencia del trader.
En el cuando y en el donde está el quid de la cuestión.

Escucha a tu mente

El trading es una acumulación de trabajo diario. Cada paso que das es algo más que incorporas a tu maestría haciéndote cada vez más entendido en el tema. Es lo que diferencia a un novato de un experto. Todo aprendizaje requiere su tiempo y si aun encima quieres destacar te llevará más. Es por eso que la persistencia consigue siempre que acabes logrando lo que deseas.

Muchos quieren resultados inmediatos y si no los consiguen se desesperan y abandonan. Esto no es exclusivo del trading.

El que consigas resultados o no dependerá en un porcentaje muy elevado de la perseverancia. Si te caes 7 veces tienes que levantarte 8. De eso se trata, no hay otra.

De todas maneras siempre podemos hacer el camino más corto. Y para ello hay una regla tan sencilla como difícil de realizar: la priorización.

Priorizar lo más importante sobre lo menos es la norma seguida por los grandes hombres que puedas conocer para destacar por encima de los demás. Centrarse en el meollo del asunto y dejar lo secundario para horas muertas o incluso si puedes, para que lo realice otra persona.

Debes identificar perfectamente lo que de verdad te da valor, el principio activo de cada cosa.

“Oficio que no da de comer a su dueño, no vale dos habas” _Cervantes

Es por eso muy importante que antes de hacer algo pienses si no hay otra cosa más relevante que hacer primero, que haga el camino más recto hacia tu objetivo.

Tenemos un cerebro desarrollado que es lo que nos hace destacar por encima de todos los animales. Somos físicamente débiles pero donde realmente reside todo nuestro poder o potencial es en el cerebro. Y cuando mejor funciona este es cuando está libre de toda distracción, cuando todo está en silencio y él en calma.

De esta manera obtendrás todas las respuestas que buscas.

Pero hay otra sensación que todos experimentamos. Y no voy a hablar de la intuición, que también suele darnos muchas respuestas, sobre todo al experimentado. La mente, con trabajo, se va desarrollando como los músculos del culturista  y se prepara para enfrentarse al objetivo encomendado. Es por eso que según a lo que te dediques ciertas zonas del cerebro estarán más desarrolladas que otras.

Pero a lo que iba. ¿Cuantas veces haces algo sabiendo que tienes que hacer otra cosa más importante y que requiere de mayor urgencia de cara a tu objetivo?

¿Cuantas veces estás haciendo algo y tienes un run-run en la cabeza recordándote la tarea principal? Pues es esa la voz a la que debes de hacer caso. Esa es la voz de la mente que te está indicando la tarea que tienes hacer por encima de cualquier otra.

Y lo malo es que tu la escuchas pero no le haces caso. Haces otras primero menos importantes para sacarlas de encima, mientras tu mente te bombardea continuamente que lo dejes, que hagas lo que tienes que hacer.

El caso es que acabas eliminando siempre lo secundario para ocuparte finalmente, cuando ya no tienes ganas o fuerzas, de lo que de verdad importa. Lo vas posponiendo hasta que abandonas.

Date cuenta que si le haces caso cuando se lo tienes que hacer y dejas esas tareas superfluas, en el momento en que te pones a realizar lo que verdaderamente notabas que tenías que hacer lo primero que sentirás será un alivio mental inmediato, un aumento de la concentración, y cuando acabas la tarea, sentirás que has hecho tu trabajo como debías, te sentirás realizado y dentro del camino que te lleva a tu objetivo.

Es así, con disciplina y priorizando como vas quemando las etapas más rápidamente.

Los 2 máximos puntales del trader

De las muchísimas características técnicas de las que debe hacer acopio un trader 2 destacan sobre las demás.

Como digo, son muchos los detalles y no tan detalles que un trader debe tener en cuenta para llevar a cabo su buen quehacer diario en los mercados.

Unos son más relevantes que otros, y sin recurrir a aspectos psicológicos, que son el rey a la hora de lograr ganancias consistentes en el tiempo, si me hicieran elegir sólo 2 características para usar en el trading estás serían:

– Cortar pérdidas:

es básico. La primera premisa es la defensa. No podemos permitirnos el lujo de perder el dinero base y tampoco el que vamos ganando. Cuesta mucho esfuerzo y es nuestra materia prima, nuestra principal herramienta. Sin él no podemos dedicarnos a este oficio que tanto nos gusta.

Así primero, centraremos todos nuestros esfuerzos en la defensa. Todo aquello que nos impida perder dinero debemos incorporarlo a nuestro arsenal. Y una de las mejores armas que tiene un trader es el: STOP LOSS

El mejor. Lo malo es que no hay un sitio preciso que nos diga donde ponerlo de cada vez. El triunfo en el trading radica en la experiencia que el operador va adquiriendo día a día. Es eso lo que lo diferencia de los demás, sabe que en el Mercado no existen las verdades absolutas, es consciente de ello y eso le da un punto a favor sobre los que buscan aún la Piedra Filosofal.

Si alguien te está ofreciendo un sistema que te dice donde comprar y donde vender y que encima gana dinero para vivir de ello, te está engañando claramente. Te puede indicar unas pautas a seguir pero nunca dar un sistema mecánico de especulación. No existe ni existirá y el que lo busque fracasará una y otra vez.

No puedes decirle a un malabarista que coja el mazo con el meñique y lo pase al pulgar, que así nunca se le caerá. NO. Lo único que hará que no le caiga o que suceda lo menos posible es la práctica diaria durante muchas horas, días, años…

El trading es lo mismo, aprende a diferenciar cuál es el principio activo de este oficio: operar, operar y operar (siempre en real). Esto exige mucho esfuerzo, mucha persistencia, mucha pasión y mucho dinero. No vale para todos.

Y aun así, para los que tienen una pasión desmesurada por el que dicen, y con mucha razón, “Oficio más duro del mundo”, harán bien en asegurar, primeramente y por encima de todo, el dinero que poseen antes de centrarse en ninguna otra cosa.

Este es el primer gran puntal: cortar pérdidas. “La primera pérdida siempre es la mejor”. Nunca stops mentales. La psicología juega muy malas pasadas. Aprende a perder, a soportar las pérdidas como una parte más del juego y tendrás la base asentada para pasar a lo que debe ser tu objetivo: ganar dinero.

Pero cuidado, siempre mediante un proceso. Será el proceso el que te haga ganar dinero y no el operar por el mero hecho de querer ganarlo.

Número de contratos:

una vez dejado claro que la principal directriz de un trader es trazar todas las estrategias y técnicas posibles que le eviten la pérdida de capital vamos a pasar a lo que debe ser la segunda función más importante: trabajar duramente en aumentar lo más posible el número de contratos con los que opera.

He dicho en alguna ocasión que si bien es factible cortar las pérdidas prácticamente en el 100% de nuestras operaciones, lo más difícil es dejar correr las ganancias. Queremos ver rápidamente el beneficio en nuestra cuenta y es por ello que las operaciones en las que tenemos en ganancias duran mucho menos en tiempo, desde que abres la posición hasta que la cierras, que las que tenemos en pérdidas.

Sólo tienes que consultar el historial de tu operativa para comprobarlo.

Dejar correr las ganancias es un gran Acto de Fe. Requiere de una fuerza mental que no la posee ningún ser humano. Y si encima tienes la mala costumbre de estar continuamente encima de la posición, observando como fluctúa el precio, olvídate, cerrarás antes de lo que debes.

Y es por esto que sólo cabe una estrategia:

trabajar en aumentar el número de contratos para tener una gran ganancia aun en el caso de salirse antes de tiempo.

Un movimiento a favor en los Futuros del Mini-Ibex, por poner un ejemplo, de 100 puntos con 2 contratos son 200 euros de ganancia.

En cambio, ese mismo movimiento de 100 puntos a favor con 20 contratos son 2.000 euros.

Aunque no hayas sido capaz de dejar correr la posición y veas que el Ibex en las siguientes jornadas ha recorrido 500 puntos, si has conseguido 100 puntos de esos 500 con 20 contratos ya habrás asegurado 2.000 euros.

Qué no decir si operas con 40 contratos: serían 4.000 euros y así sucesivamente.

Recuerda que 100 puntos los suele recorrer el Ibex-35 prácticamente cada día.

Así que finalizando, si quieres centrarte en los 2 pilares  que te llevarán a tener unas buenas jornadas de trading, céntrate en estás dos premisas:

– Cortar pérdidas

– Tratar de aumentar el número de contratos con los que operas (pero nunca el riesgo)

En busca de la rutina

Si hay algún bien que de verdad debemos apreciar ese es el tiempo. No somos eternos por lo que el tiempo pasa a ser nuestro mejor activo.

Y como lo aprovechemos vendrá a determinar nuestros logros en el futuro. No se trata de trabajar más horas sino de hacer efectivas esas horas.

Hay quién trabaja 12 horas al día pero, de tiempo efectivo, sólo emplea 3.

Y hay quién trabaja 4 horas al día empleando de tiempo efectivo 3.

La diferencia es brutal. La segunda persona dispondrá de mucho más tiempo para otros quehaceres.

En el trading esto es aun más evidente. La falta de rutina hace que nos pasemos horas y horas delante de la pantalla sin lograr ningún avance.

Tienes que tener muy claro en tu rutina lo que vas a hacer cada día. No vale la improvisación.  De ello depende que tu tiempo efectivo sea de calidad.

La distracción es con diferencia, uno de los peores males del trader y la fuerza de voluntad uno de sus mejores aliados.

Primeramente debes establecer las horas diarias que le vas a dedicar al trading y dentro de esas horas tendrás que establecer un tiempo para cada una de estas tareas:

– Aseo, desayuno, comida y cena (la alimentación y cuidado del cuerpo es fundamental para el trader. Es un profesional de élite y tendrá costumbres y la disciplina que también tienen los deportistas de élite. Esta es una profesión muy exigente tanto en el aspecto emocional como físico).

– Ejercicio (mens sana in corpore sano)

– Consulta de operaciones abiertas y posibles oportunidades intradía

– Lectura de noticias (para buscar algún catalizador que pueda mover los mercados)

– Operativa y meditación ( la tarea que más tiempo se llevará)

– Streching (durante la jornada de trading)

– Lectura (se seleccionará para leer exclusivamente en el tiempo asignado para ello)

– Investigacion (imposible citar todos los aspectos, materias, herramientas, técnicas y demás sobre las que tiene que trabajar un trader)

– Repaso de operaciones cerradas (en busca de puntos fuertes y débiles)

– Ocio (hay que saber desconectar). No todo es trading

– Descanso (hay que tener la máquina perfectamente engrasada para que rinda al máximo nivel. El mercado así lo exige y tu cuenta notará si has descansado lo suficiente o no.

Ten en cuenta que el trading es un gran árbol con una buena cantidad de ramas. Y recuerda también que tiene que ser tu filosofía de vida. Obtienes mayores resultados en aquello a lo que más tiempo efectivo le dedicas.

El verdadero salario del trader

Es verdad que el trader o especulador, una vez ha cogido la experiencia necesaria, puede obtener ganancias astronómicas.

Dicen que “dinero llama a dinero” y en este caso es cierto. Cuanto más dinero se tiene en cuenta para operar más grandes pueden ser las ganancias.

Por lo tanto, el objetivo fundamental de un trader debe ser: “conseguir tener cada vez más dinero en la cuenta para poder operar cada vez con más contratos”.

De las ganancias se debe extraer una cantidad pero la restante debe ser añadida a la suma de dinero destinada para operar para así poder aumentar cada vez más el número de contratos y que los beneficios cada vez sean más importantes.

Tengo comentado que una vez que el especulador se adentra en el mundo del apalancamiento (futuros, CFDs, forex, materias primas). Las acciones ocuparán siempre un segundo plano. ¿Por qué?.

Veamos el siguiente ejemplo:

OPERACIÓN CON ACCIONES DE INDITEX

Supongamos que tenemos 30.000 euros en cuenta.

Vamos a operar con el 5% de la cuenta. Esto supone 1.500 euros. (Hay que incluir la comisión, pero aquí la voy a obviar para no complicar la explicación).

Entonces  (fijarse en el gráfico) decidimos entrar en 53 euros.

Esto nos da para comprar, redondeando, 28 acciones de Inditex a 53 euros que venderemos en 105 euros 20 meses después.

Los BENEFICIOS suman: 108 – 53 x 28 acciones = 1.540 euros.

OPERACIÓN CON FUTUROS DE INDITEX

Ahora vamos a hacer lo mismo pero con futuros.

2,5 contratos x 100 (acciones cada contrato) x la cotización actual (53 euros) x 10% de garantia : 100 = Tenemos que desembolsar por abrir con 2,5 contratos de futuros sobre Inditex, 1.325 euros.

Ahora vendemos también en 95 euros, por lo que: 95 – 53 = 42 euros (diferencia entre precio de compra y de venta) x 2,5 contratos x 100 acciones que tiene cada contrato = 10.500 euros de beneficio .

Lo que quiero, en suma, dejar claro es :

que operando con apalancamiento controlado se puede hacer mucho más dinero y en menos tiempo que operando sin él en productos como las acciones.

que si hay productos con los que de verdad te puedes hacer rico en poco tiempo estos son: futuros y CFDs.

que a más dinero más probabilidades de conseguir la independencia financiera