Porcentaje de pérdidas frente a porcentaje de ganancias

Si ya eres de esos traders que, por fin, es capaz de arriesgar en cada operación, únicamente el 1% del total de su capital total llega el momento de dar el siguiente paso, sobre todo enfocado a la operativa por objetivos.

Partiendo entonces que en cada operación fallada la pérdida va a ser del 1% cabe destacar lo siguiente:

  • Para que la curva de ganancias de la cuenta sea alcista es necesario minimizar las pérdidas (lo hacemos con ese -1% del capital total), pero no es suficiente.
  • NO es suficiente porque si tienes 20 operaciones negativas seguidas (que no es nada difícil que suceda), esto supondrá el -20% del total de tu cuenta por lo que no habrás solucionado nada con minimizar el porcentaje negativo de cada operación.
  • Por lo tanto, la siguiente fase tras limitar las pérdidas al 1% será la de elegir cuidadosamente las operaciones en las que vas a entrar, o sea, no sobreoperar, para reducir más las operaciones negativas.
  • Aun así, hecho esto, seguirá siendo insuficiente. De nada sigue valiendo que ahora no sobreoperes y que no tengas 20 operaciones negativas seguidas sino sólo 5 (en suma -5% del capital total) si has tenido 7 operaciones positivas en las que has ganado en cada una de ellas un 0,5%, lo cual sigue dando un saldo total negativo.
  • Por tanto, y llegados aquí, llega la hora de arriesgar y de tratar de obtener o de tratar de seleccionar aquellas operaciones que, por lo menos, puedan darte un 3% de beneficio para por lo menos operar en una relación a favor de 3 a 1, de manera que perdemos el 1% pero ganamos el 3%.
  • Esto que parece tan fácil y tan bonito y que es lo que se suele leer por ahí no lo es tanto ya que nadie te asegura cada vez que abres una operación hasta donde va a correr el precio a tu favor o si en caso de hacerlo si serás capaz de aguantar la presión. Por lo que la relación 3 a 1 nunca la tendrás asegurada, sólo tendrás la esperanza.
    Esperanza que se vuelve con las probabilidades más a tu favor según vas obteniendo más experiencia (entiende antes de nada que ningún sistema ni nada del Universo conocido te asegurará que vas a tener una relación mínima de 3 a 1 en cada operación que realices).

Así que, el dilema viene, cuando estás en ganancias, de la mano de… ¿Hasta donde dejo correr las ganancias?

Vuelvo a insistir en que llegados a este punto, sólo la experiencia tiene algo que decir, y para añadir algo más nada mejor que este refrán de Peter Lynch:

«Todo el mundo tiene el cerebro suficiente para ganar dinero en Bolsa, pero no todo el mundo tiene suficiente estómago»

Eso es, no todo el mundo tiene el suficiente estómago. Y esto es porque el mercado tiene por costumbre hacer que la posición siga avanzando a tu favor cuando ya has cerrado y que cuando decides mantenerla abierta la cotización se de la vuelta y te haga saltar el stop, por lo que te quedas más confundido que Adan en el día de la madre.

– Entonces, para eso está el Historial, el Diario de Trading, para saber cual es el porcentaje más adecuado que debemos dejar correr una posición.

– Lo que tienes que tener en cuenta primero es cual es tu porcentaje de error (aunque te vas a encontrar con muchísimas variables).

Por ejemplo: si tienes x operaciones con pérdidas por cada una con beneficios, ¿cuanto % sueles ganar cada vez que lo haces?.

Son detalles de investigación sobre tu manera de hacer trading que nadie va a hacer ni puede hacer por ti.

Así que si tienes muchas operaciones perdedoras sabes que tienes que practicar más para entrar sólo en aquellas en las que tienes un alto porcentaje de acierto.

Y si tienes 7 operaciones seguidas con pérdidas (el -7%) pero en cada operación que ganas lo haces con un 15% de beneficios pues es más que suficiente. Conozco a traders con grandes rentabilidades en su cuenta teniendo un porcentaje de acierto de sólo el 35%.

Así que, si quieres ganar dinero en el trading primero te tendrás que conocer a ti mismo, personalizar el sistema a tu forma de operar.

Y si tienes 3 operaciones fallidas por cada una que ganas sabes que en esa operación positiva, por lo menos tienes que sacar un 3% para mantenerte neutro.

No, el trading no es nada fácil, cualquier descuido o mala operación pone tu cuenta cuesta abajo, por lo que la disciplina, fuerza mental y precisión tiene que ser máxima.

Ya ves que lograr que tu cuenta se mantenga en positivo pasa por tener «atados» multitud de matices o detalles que suelen ser los que acaban marcando la diferencia.