Recomendación broker

Hola Javier, hace mucho tiempo que sigo y leo tus artículos (blog completo) y quiero agradecerte la gran labor divulgativa y de formación que realizas. Estoy a muy poco de dar el paso de empezar a gestionar e invertir una parte de mis ahorros, pero no me decido por ningún broker. Te agradecería mucho que me los simplificases a tres como mucho, ya que tu a buen seguro, tendrás bien escudriñados sus pros y contras con total veracidad, cosa que yo no.
Sin mas dilaciones me despido, no sin agradecerte de nuevo todo lo anterior mencionado.

Respuesta para J.G:

Muchísimas gracias por tu seguimiento. Espero que la lectura del blog te haya sido de provecho para la configuración de tu sistema de trading.

Verás, lo de los Brokers es un tema realmente complicado.

Antiguamente tenía en el blog una encuesta sobre el mejor broker a elección de los lectores.

Pues bien, creo recordar que el que estaba de primero quebró así como alguno más de los que se situaban entre los 10 primeros, estos últimos a raíz, si recuerdas, de la debacle provocada por el Banco Central Suizo cuando suprimió el suelo de 1,20 marcado en su cruce con el euro.

Así que entre fusiones, desapariciones y quiebras nunca sabes cual es el mejor y tienes que ser consciente que es un riesgo más adherido al trading.

Así que prefiero no darte una opinión personal al respecto y te recomiendo que consultes foros relacionados con el tema, o que abras Demos, que es para lo que valen (para que te hagas una idea de la calidad del broker) además de tratar de recabar información puntual sobre el mismo.

Fallo de operación

En mi última operación subestimé la mayor parte de mis reglas, de hecho salí escaldado de ella.

No perdí mucho gracias a mi férrea gestión del dinero, por lo cual estoy muy contento, pero no puedo estarlo al completo por haber saltado mis normas.

En tiempos atrás aun estaría dentro del mercado aguantando las pérdidas, sin dormir, y rogando a Dios para que el mercado se diera la vuelta.

Ahora estoy fuera del mercado pero mantengo el capital anterior a esta operación casi intacto.

Puedo seguir haciendo nuevas operaciones. Esto es muy importante para un trader que acaba de ver cómo ha sido expulsado del mercado, mantener casi intacta su capacidad operativa.

En otro tiempo, como he dicho antes, estaría aun dentro y quedándome sin capital para operar, lo cual mermaría también, sin duda alguna, mi moral.

¿Que falló en mi operacion?

  • Exceso de confianza. Estar seguro de que iba a suceder lo que yo pensaba. Intentar predecir lo que iba a ocurrir.
  • No darme cuenta de que, aunque ciertos patrones puedan haberse repetido en el pasado, la situación presente siempre es diferente y las cosas ocurren tambien, por lo tanto, a causa de motivos diferentes.
  • No respetar la regla de que la tendencia siempre dura más de lo que piensas, sobre todo si el mercado viene de una gran tendencia alcista y, sobre todo, intentar descubrir el giro del mercado y, por supuesto, guiarme por los comentarios de los demás.

Lección: nunca puedes romper tus reglas, operar por aburrimiento, ni romper la disciplina.

El mercado espera tu debilidad, que siempre aparece por muchos años que lleves en ello. Claro que hay algo que se llama gestión del dinero que es lo que marca la diferencia cuando rompes la disciplina y te permite minimizar los daños y que tu cuenta no sufra como cuando eras novato.

Dotar a tu sistema de trading del pilar de “la gestión” es la primera piedra hacia la consistencia, pues además de preservar tu capital te permite reponerte de esos momentos de debilidad que tenemos los humanos.

Ah, por supuesto, la operación ha sido ponerme corto en el Dow Jones en 20.000 puntos cuando todo parecía indicar que se iba a desplomar.

Imaginemos una operación «corta», con la cuenta sobreapalancada y sin stoploss posicionada en 20.000 a la baja y subiendo ya la cotización por los 20.600 puntos.

La mayoría de los «margin call» son por este motivo.

Por consiguiente: primero gestión y luego todo lo demás.

5 pautas para no olvidar

  • Una tendencia siempre dura más de lo que te imaginas. (A tenerlo en cuenta a la hora de cerrar una operación en ganancias y a la hora de intuir que puede haber un giro de la misma).
  • El cambio de tendencia sólo ocurre una vez, el resto son todo entradas a favor.
  • El retroceso de la tendencia es el mejor lugar para abrir una posición para engancharse a la misma, aunque de miedo hacerlo.
  • Debes tratar de conocer lo mejor que puedas el mercado en el cual operas para poner, lo más posible, las probabilidades a tu favor (a qué reacciona, cuanto suelen durar sus tendencias, sus retrocesos, etc, etc).
  • Saber que aunque falles varias operaciones seguidas tu capital permanecerá casi intacto gracias a la gestión que haces de cada operación. (Y es que por ahora la bola de cristal no le funciona muy bien a nadie).

“Hacerlo” es la palabra

Un consejo que le doy a cualquier trader que se inicie en este mundo es que trate de “hacerlo”.

“Haciendo” es como se aprende, mucho más que viendo o leyendo.

Es la única manera de forjarse una experiencia propia en consonancia con la realidad.

Puede dar miedo, puede ser muy duro, de hecho lo es, pero es la única manera de progresar.

Cuando te lanzas al ruedo nunca es como esperas. Eso sólo lo ves hacíendolo tu mismo y no mirando como lo han hecho o lo hacen los demás. Así nunca funcionará.

Supone mucho esfuerzo por eso cuesta empezar y nos refugiamos en la experiencia de los demás para evitar el sufrimiento pero si quieres ver el paisaje en vez de que te lo describan tendrás que subir tu, no hay otra.

Por eso cuando antes te enfrentes a la realidad, cuanto antes operes en real, antes comenzarás a dar los pasos en la correcta dirección.

“Caminante no hay camino se hace camino al andar” _ Antonio Machado

“Jugando” con los Time Frames

Un trader, cuando opera en el gráfico, no debe limitarse únicamente a un único plano. La perspectiva cambia según el Time Frame contemplado por lo que tenemos que tener de mano una serie de ellos para hacernos una idea general del mercado observado.

De hecho, esto es importantísimo desde que entendemos que todos los TF están intercomunicados entre si.

Por ejemplo, observando el TF de 4 horas del EURUSD vemos como existe una tendencia alcista dibujada por sucesivos mínimos crecientes (flechas azules).

Cuando ves una tendencia esta se va haciendo más lineal a medida que aumentas el TF en el cual la observas. 

Cuando bajas en TF, dicha línea pasa a transformarse en movimientos en zig zag cada vez más pronunciados y más difíciles de operar por lo que tienes que tener en cuenta los Time Frames mayores para hacerlo.

Observando ahora el mismo mercado pero en TF diario las cosas cambian.

En este espacio temporal se pueden ver dibujados una serie de máximos menores que amenazan la supuesta tendencia alcista representada en el gráfico de 4 horas, lo cual indica que si bien en “4 horas” la tendencia es alcista en “diario” es bajista mientras no sea capaz de superar la resistencia marcada por la flecha roja más inmediata.

Por eso vuelvo a recalcar, es muy importante tener en cuenta diversos Time Frames a la hora de operar para tener todas las perspectivas.

Buscando la tendencia primaria

Observando un simple gráfico histórico, en este caso el del EURUSD, en Time Frame de 4 horas, podemos constatar lo difícil que resulta operar con acierto.

Movimientos en zig zag, tanto al alza como a la baja, bruscos retrocesos de la cotización…

Ves muchos puntos predecibles, sí, pero nada fáciles de operar. Además no siempre funcionan al 100. Y si cambias de Time Frame, ya no te digo, la confusión es máxima.

Nos gusta interpretar el mercado, intuir lo que va a pasar, pero sacaríamos igual o mejor beneficio entrando al azar siempre que cumpliésemos unas normas básicas de gestión de la operación.

Además el trabajo se reduciría considerablemente.

Sin embargo puede observarse una clara tendencia bajista a largo plazo con multitud de buenos puntos de entrada, como por ejemplo puede verse en el siguiente gráfico.

  • Haciendo un análisis superficial puede uno darse cuenta que resulta imposible aprovecharse de todos los pequeños movimientos del mercado.
  • Que resulta aun más difícil, si cabe, salirse en un punto ideal una vez hemos abierto una operación.
  • Que hacer trailing stop, para proteger los beneficios, nos sacará del transcurso de la tendencia primaria bajista que se está desarrollando. Ejemplo:

Si entramos a la baja en el punto 1 y hacemos Trailing Stop, el retroceso de la cotización (punto 2) nos sacará del mercado y nos hará perder toda la tendencia desarrollada desde A hasta B.

Es por eso que sólo subo el Stoploss a Break Even como mucho y cuando tengo ciertas ganancias.

Y prefiero, desde luego, enganchar tendencia primaria y dejar correr que tratar de ir tras el mercado aprovechándome de los pequeños tramos imprevisibles que surgen al alza y a la baja, pues esto merma tu % de acierto y te quema la cuenta a comisiones.

¿Qué es lo que me funciona?

Cuando empiezas a operar la impresión es que tienes que controlarlo todo. Sin embargo, con el tiempo, todo se va reduciendo a la mínima expresión.

Y no es que tengas que hacer cosas realmente especiales ni acciones espectaculares, para nada.

  • Porcentaje de acierto. Con todo lo que supone acertar en la mayor parte de las ocasiones, tanto para tu cuenta como para tu mente, debe quedar claro que nunca vas a acertar en todas las operaciones que hagas.
    Esto se asume lo más pronto posible.
    Es cierto que con el tiempo vas afinando la puntería y esto eleva tu autoestima. Antaño te llevaba a sobreoperar, hoy no. Hoy es una prueba de la firmeza de tu sistema de trading.
    Lo cierto es que las mejores operaciones, las que se enganchan a una tendencia primaria son pocas y las mejores. Por lo tanto, con todas las herramientas que tienes debes forjar una imagen general del mercado.
    No debes intentar grandes cosas, simplemente la lectura de las noticias relacionadas con los mercados. No hace falta que sean intradiarias sino ocuparán buena parte de tu tiempo, te estresarán y serán estériles de cara a tu operativa sino que dar un repaso a fin de día será la clave para quedarte con lo que te interesa, el meollo de la cuestión.
    Esta acción será complementada con la observación del gráfico del mercado en cuestión porque casi siempre te da pistas o se adelanta a los acontecimientos (mejor en Time Frames elevados).
  • Por lo tanto, puede que cada vez vayas acertando más aunque el porcentaje de acierto no es tan importante como el tamaño de tu posición. Esta debe de ser acorde con el capital total de la cuenta así como el porcentaje que estás dispuesto a perder si la cosa sale mal.
  • Luego sólo queda entrar con el stoploss alejado (importantísimo) pues no podrás acertar con el justo punto de entrada que vaya a tu favor sin retroceso alguno.
  • Queda dejar que la operación fluya libremente, bien a tu favor o no.
    Si va en tu contra el stop la controlará y a buscar una nueva oportunidad o seguir intentándolo con la misma (a veces necesitas varios intentos para enganchar tendencia).
    Y si va a tu favor sólo resta subir el stoploss a Break Even cuando tengas unas ganancias interesantes, cuando lo veas “seguro”. Ya lo vas calculando tu, no hay nada standard.
    Subir a Break Even en el momento adecuado eliminará la mayor parte de las operaciones negativas y te ayudará a dejar correr las ganancias porque sabrás que si la cotización se da la vuelta no perderás nada.
  • Hay que tener en cuenta que cuando la operación semeja clara se debe ir incrementando el número de posiciones (con su respectivo stop) sobre todo al principio porque a medida que la tendencia avanza hay más probabilidades de retroceso o giro de la misma.

¿Quién manda en el mercado?

Cuando empiezas a operar quieres hacerlo en la mayor parte de mercados posible. Quieres tenerlos todos controlados por si se te escapa alguna oportunidad pero el proceso sigue de la siguiente manera:

  • Te das cuenta de que el spread (comisión) es más elevado en unos que en otros, por lo que acabas eliminando mercados. Esto es más evidente cuanto más a corto plazo operas. Las comisiones son una lima devora-cuentas.
  • Luego percibes que los gráficos que dibujan algunos mercados son casi calcados (correlación positiva) a los que dibujan otros. Así entonces vuelves a hacer una nueva criba, eliminas los que más cuesta operar, volvemos a la comisión.
  • Y finalmente observas que dentro de un mismo mercado, por ejemplo, la bolsa, hay un Índice que manda sobre todos los demás: el Dow Jones. Pocos por no decir casi ninguno, índices cotizados que merezcan la pena se mueven en su contra.
    Quiero que se entienda:
    – ¿para qué vas a operar el Ibex-35 si la comisión es mucho mayor que operar en el Dow?
    Y hablando del Ibex, ¿para que quieres operar en un índice tan miedicas como este al cual le cuesta subir incluso cuando Wall Street lo hace y se desploma a lo bestia cuando el índice norteamericano baja un poco?.

Elige bien los mercados en que operas, simplifica, y tu trading, tu cuenta, saldrá ganando.

De nuevo, el porcentaje de riesgo a la hora de abrir una operación marca la diferencia

El trader tiene que intentar obtener, por todos los medios, una visión general de los mercados, una visión independiente e inalterable.

Una vez percibe la oportunidad tiene que ir a por ella siendo consciente de que lo más probable es que yerre en ello en más de una ocasión.

No es nada fácil acertar a la primera. Sí debe ser una prioridad para los que arriesgan más de lo que deben, más de lo que su cuenta puede soportar, pero no para los que hacen la correcta gestión del capital.

Hay muchos motivos del por qué no acertamos a la primera, motivos que escapan a nuestro entendimiento: precipitación, ganas de estar dentro del mercado, hacerle caso a los demás, etc…

Y el caso es que muchas veces el trader acierta en su cábala sólo que ha entrado anteriormente, como dije antes, con más capital del debido, por lo que se queda sin dinero para abordar una nueva operación o también tiene miedo a hacerlo porque el varapalo ha sido tan grande que no se atreve.

Por lo tanto, fallarás varias veces a la hora de entrar aunque a la larga estés en lo cierto (recordemos a Kostolany: 2+2 = 5-1 por eso tienes que arriesgar muy poco de cada vez hasta “agarrar” tendencia.

Ya luego tendrás tiempo de poner toda la carne en el asador.