Operativa sin stoploss

Hace un tiempo me puse en contacto contigo pues iba a comenzar a operar en Forex. Me mandaste un email muy instructivo el cual me guió en mis primeros pasos. Tras unos inicios lamentables en los que no hacía más que estrellarme estrepitosamente contra los stop loss, estudié meticulosamente los pasos dados y probé una estrategia que se puede calificar de suicida. Abría operaciones (10/12 diarias) sin stop loss. Desde el primer día que lo hice, saco todas las jornadas un rédito mínimo de 300€, con un capital invertido de 10000€. Llevo así ya cerca de 20 días, y lejos de estar contento, me da cierto vértigo pero los resultados están ahí.
Me gustaría que me indicaras los posibles riesgos futuros y tu parecer sobre este caso que me tiene mosqueado.

Respuesta para A.G:

Bueno, pues ya he hablado de este tema en concreto, en un artículo de hace tiempo, precisamente porque así fueron mis inicios en Forex.

La verdad es que no se por qué ni por qué no llegué a pensar que la mejor manera de operar era sin stops.

La cotización siempre regresaba al punto de entrada por lo que el cerebro se retroalimentaba con el hecho de que para evitar una posición en pérdidas sólo había que esperar. Tarde o temprano todo volvía a la normalidad e incluso salía con ganancias.

Era la panacea. Operar con el stoploss me entorpecía la operativa. No lo necesitaba.

Y claro, dado que mi capital aumentaba con tanta rapidez y tenía la estrategia tan clara, a la vez que este crecía ponía cada vez más lotes en juego.

Fíjate que bastó una sola operación, una única operación en la que la cotización no regresó al punto de entrada para que perdiese casi todo el capital con el que contaba para operar.

Pero es que esto no fue lo peor sino la gran presión que tuve que soportar mientras las pérdidas se incrementaban sin lugar a la recuperación.

Sabes que los traders consistentes han sufrido episodios como el relatado e incluso varias quiebras antes de generar dinero.

Y es que estas operaciones son las únicas que pueden cambiar de manera definitiva tu forma de operar, tu manera de pensar.

Cuando duele…aprendes.

Si, el caso es que no se por qué pero no sirve que te lo cuenten, que te avisen, sólo vale cuanto lo experimentas en tus propias carnes. De hecho es inútil prevenir a nadie, hasta que lo ve (lo sufre) no lo cree, (no aprende).

No se en que momento tendrá lugar tu aprendizaje respecto a tu errónea manera de operar, vista desde mi experiencia claro, pero ten mucho cuidado con el sobreapalancamiento porque operando con esa estrategia eres carne de cañón.