Operar, practicar y meditar

Cuando has identificado las tareas que realmente te hacen avanzar, el secreto está en repetirlas día tras día el máximo de horas posibles.

Los resultados no tardarán en aparecer.

En mi camino como trader he tenido sobre la mesa cientos de libros, artículos, técnicas… mil cosas que no me cabrían en este post.

Lo más duro ha sido el proceso, ha sido eliminar lo que no me hacía avanzar. Comprendí muy bien lo que quiso decir Steve Jobs con aquella frase:

“Es un error pensar que lo superfluo es fácilmente identificable: antes, tenemos que aprender a identificar lo esencial. Menos es más”

Te lleva muchísimo tiempo identificar las tareas principales, pero aun encima, una vez hecho esto es muy pero que muy difícil mantener la disciplina para hacerlas repetitivamente una y otra vez sin descanso.

Y lo más extraño es que sabes lo que tienes que hacer, sabes que cuando lo haces te sientes muy a gusto contigo mismo y tu autoestima sube (independientemente de los resultados) cuando acabas la jornada de trabajo, pero sin embargo caes en la tentación de hacer otras cosas primeramente. Te cuesta empezar ha hacer lo que debes.

Recuerda:

“Haz siempre primero lo que debes y luego lo que te gusta

Si no lo haces así no conseguirás productividad, no conseguirás tu objetivo y no aumentarás tu autoestima. Una cosa lleva a otra, se retroalimenta.

Pues bien, en mi caso, en referencia al trading, mis 3 tareas principales, las que en verdad me hicieron progresar fueron:

OPERAR en real: si no operas no adquieres práctica y si no lo haces en real no prepararás adecuadamente tu parte psicológica, que es la que determinará tu éxito en el trading.

Muchos traders operan en simulado por muchas razones: la principal porque les han dicho no operen en real hasta que sean capaces de ganar dinero en simulado (esto que parece lógico no lo es tanto y hay múltiples ejemplos en la vida cotidiana y en el deporte para comprobar la gran diferencia entre simulado y real).

Ya escribí al respecto en otras ocasiones:

– Los terribles simuladores

Por tanto, sólo asimilarás la verdadera esencia del trading cuando operes en real. Vas a perder dinero durante un tiempo pero vas a aprender como nadie.
Ya sabes:

“El mercado es el mejor maestro pero cobra sus lecciones muy caras”.

Esas pérdidas serán tu mejor aprendizaje. Esas lecciones se te van quedar grabadas a fuego. No hay simulación que lo supere.

Claro que para perder lo menos posible mientras obtienes experiencia tendrás que recurrir, si o si, a la gestión del dinero y del riesgo. Si no lo haces perderás todo tu dinero antes de lograr la experiencia necesaria para vivir de los mercados.

Existirían muy buenos traders si los novatos no se empeñasen en operar sin un buen sistema de gestión del dinero. Una vez te quedas sin materia prima será imposible labrarse una experiencia.

Así que, partiendo de la base de que si no eres consistente con una pequeña cuenta tampoco lo serás con una grande, basta operar con microlotes hasta que eso suceda.

Esto hará que cojas la suficiente experiencia y que el dinero perdido en esta labor sea el mínimo posible como para no quedar expulsado antes de tiempo.

PRACTICAR: una vez tienes todas las operaciones posibles abiertas en real o si el mercado está cerrado tienes que seguir practicando, sin descanso, sobre los gráficos.

Observando todos los gráficos que puedas, todos los Time Frames que necesites, tienes que acostumbrar al ojo, tienes que ver porque se ha producido tal o cual movimiento.
De esta manera llegará un momento en que, cuando estés operando en real, identifiques las oportunidades de compra-venta automáticamente.

Este es un proceso que durará toda tu vida de trader, es un proceso acumulativo y cuanto más te esfuerces en ello más buenas oportunidades descubrirás.

MEDITAR: tras practicar, la mente necesita de un proceso de maduración, de un proceso de asimilar lo aprendido, de un proceso de reposo.

Por tanto, es vital descansar, meditar, cada x tiempo de trabajo. De esta manera el camino se hace aun mucho más corto, identificas más claramente las partes vitales, encuentras las respuestas que buscas y fijas mejor todo lo aprendido.

Estas son mis tareas principales, las esenciales, el 20% que me da el 80% de resultados.
Pero claro, que me hagan avanzar a mi no quiere decir que sean las que te vayan a hacer avanzar a ti.

El trading, el buen trading es personal e intransferible, la experiencia no se puede transmitir por lo que cada trader debe buscar su propia esencia, aquello que realmente le haga avanzar a él.

Se trata de:

– Cómo encontrar tu sistema de trading

– Adaptar el sistema de trading a tu forma de ser

– Personalizar el sistema de trading