Menú Cerrar

Operar intradía o swing trading

En muchas ocasiones te habrás encontrado con la situación de haber cerrado contento una operación en la que has sacado unas suculentas ganancias. Ese estado de alegría se vuelve un poco frustrante al comprobar poco tiempo después que de no haber cerrado tan pronto los beneficios acumulados serían el doble o el triple.

En no menos ocasiones, en este caso por querer dejar correr los beneficios con la esperanza de incrementarlos, la posición se ha dado la vuelta y hemos perdido el dinero que íbamos ganando y aun encima nos ha saltado el stop-loss.

Los 2 ejemplos relatados suelen suceder un día si y otro también. Entonces, ¿cual camino elegir?

No es fácil responder a esto y depende de cada trader pues son diversos los caminos que llevan a la consistencia.

Pero recalcar nuevamente que esa consistencia sólo vendrá de mano de la práctica más que da la teoría.

Y ya que cada uno tenemos unas preferencias, una personalidad y una forma diferente de actuar, sólo será esa práctica la que nos diga cual es el mejor camino para cada uno de nosotros. ¿De que me vale decir que es mejor operar intradía si otro trader lo hace mejor a más largo plazo?

Es el trabajo que tiene que desempeñar cada uno. En esta profesión no vale que te lo den hecho por que no sirve para nada. Por eso siempre digo que sólo la pasión te hará cruzar caminos inexplorados ya que el trading no tiene un temario a seguir como otras profesiones.

Dicho esto, e insisto, para mí, lo ideal es aprender a reconocer por medio de la práctica y según nuestras propias convicciones cual es el camino que mejor resultado nos dará a cada uno de nosotros. El trading es «algo» independiente en todos los aspectos.

El trading intradía dará mucho dinero al que se desenvuelva bien en este escenario y el swing trading al que lo haga en este otro. ¿Qué sería entonces lo ideal? Pues aprender a identificar qué operaciones debemos cortar con el mínimo riesgo a que luego siga avanzando la cotización y cuales no debemos cerrar porque la operación tiene muchas probabilidades de continuar con su avance.

Y como he dicho, sólo la práctica, la acumulación de horas puede llevarte a ello. Si te dedicases sólo a operar el máximo de horas que puedas sin hacer otra cosa, todo iría saliendo por su propio pié. Ese es el camino verdadero: practicar, practicar y practicar.

A todo esto indicar que hay patrones o figuras en el análisis técnico, que todos conocemos, que indican cuando un movimiento puede continuar o cuando hay más probabilidades de que cese e incluso se pueda distinguir un giro de mercado.