Operando en los extremos

Las probabilidades a tu favor aumentan cuando operas en los extremos tras el barrido.

Como siempre la dificultad estriba en el espacio temporal en que operas. Cuanto mayor, más relevancia suele tener el movimiento. Lo malo es que no podrás operar con seguridad en cualquier time frame si no tienes un volumen de dinero suficiente en cuenta.

De todas maneras, el que empieza desde abajo, debe saber que con la adecuada gestión del riesgo puede aprovecharse de las oportunidades que le brinda el mercado para ir, poco a poco, aumentando la cuenta y poder así operar con más contratos y en time frames más grandes.

Un negocio no empieza ganando grandes cantidades los primeros meses sino que las ganancias van aumentando poco a poco a medida que crece la cartera de clientes. Pues bien, el trading tienes que enfocarlo de forma parecida.

extremos

Como puede verse en el gráfico (pinchando en él se verá mejor), cazar un punto extremo a la contra aumenta las probabilidades de coger un giro de mercado a nuestro favor con la añadidura de tomar casi desde el principio el inicio de una tendencia.

Es importante saber que la cotización casi nunca rebota ni mas ni menos en la resistencia o en el soporte sino que va un poco más allá para luego retroceder sobre sus pasos, y ahora si, comenzar con el movimiento nuevo.

No siempre vas a acertar pero cuando lo hagas vas a ganar mucho dinero. Es básico poner siempre un stop-loss. Tu fiabilidad a la hora de acertar vendrá de las horas de práctica que acumules y nunca de una regla propiamente establecida.

Por tanto, la mayoría de las veces el inicio del movimiento correcto se producirá así:

barrido

Es vital esperar a que se produzca la situación esperada y no entrar antes de tiempo, o sea, hay que esperar el barrido antes de entrar.

El movimiento a la contra o giro de mercado tiene más probabilidades de producirse cuando se rellena el hueco o espacio sin cotización. Ejemplos:

hueco 1

 

hueco 2