Categorías
Trading

Operando en el lado corto

Las subidas suelen caracterizarse por ser lentas en el tiempo, suben despacio.
[…]

Las subidas suelen caracterizarse por ser lentas en el tiempo, suben despacio.

Las bajadas en cambio suelen ser bruscas y profundas.

Está claro que el mejor trader es aquel que se sabe aprovechar de ambas. El problema es que tratando de operar en ambos lados las señales de compra y de venta suelen confundir al operador aumentando su porcentaje de operaciones con pérdidas.

Yo personalmente, salvo contadas ocasiones claras opero siempre en el lado corto.

Por el hecho de que los mercados son muy miedosos siempre será más fácil salir de un mercado al alza (subida lenta) que de un mercado a la baja (brusca y rápida).

Cualquier incidente inesperado (atentados, terremotos, muerte de un lider mundial, guerra, etc) puede generar un hueco a la baja que de al traste con tu cuenta.

Aunque tengas un stop-loss, si la magnitud de lo sucedido es muy relevante, las posiciones casarán mucho más abajo de lo que lo has puesto de manera que no se te respetará el stop y las pérdidas serán cuantiosas.
Además, tras el hueco generado, la caídas pueden profundizar rápidamente casi sin reacción al alza.

Un trader debe evitar en la mayor medida todo aquello que le pueda hacer perder, y operar a la baja es una de esas medidas. Puede que tarde en suceder, pero con una que te coja dentro puede ser tu ruina en momentos.

Las cotizaciones están formadas por las posiciones que tomamos los especuladores según nuestro parecer, de ahí que el mercado sea tremendamente psicológico y debido a que el ser humano sufre 3 veces más cuando pierde que satisfacción cuando gana, un leve susto puede convertirse rápidamente en una gran marea vendedora.

En cambio, no hay prácticamente nada inesperado que haga reaccionar a un mercado bruscamente al alza de la misma manera que en las situaciones bajistas.

 

Por Javier Pena

Analista y Trader en Forex.