Operando contra tu psique

Lo tengo explicado y también lo habrás oído que los instintos humanos por naturaleza, los que nos protegen contra el entorno en que vivimos, están fuertemente reñidos con los que necesitamos para triunfar en el trading.

Por eso es tan difícil ganar dinero en los mercados, por eso nos empeñamos en desarrollar un sistema automático que trate de operar mecánicamente de manera que dichos instintos dañinos no tomen parte en la operativa.

Nuestra mente tiene la manía de interpretar cualquier movimiento, tanto a alza como a la baja, como exagerado. Y al verlo como excesivo influye en nuestras decisiones invitándonos a entrar a la contra (esto se llama contratendencia) produciendo un goteo continuo de pérdidas que acaban con la cuenta. Esto es el pan de cada día del un trader perdedor.

No quiero con esto decir que operando a la contra no se pueda ganar dinero sino que hay que distinguir muy bien entre operar a la contra o dejar interferir nuestros sentidos para que lo hagan. Es difícil de entender pero es así.

contratendencia

 

Puede verse claramente en el gráfico anterior. Cualquier avance alcista es interpretado por la mente como exagerado y nos posicionamos a la contra con la esperanza de que baje (flechas rojas). El resultado es que baja un poco pero no tarda en retomar la tendencia alcista haciéndonos saltar el stop (para el que lo utilice porque el que no lo haga y deje correr las pérdidas es fácil imaginar las consecuencias).

¿Cual sería entonces la solución? Pues esta es tan fácil de explicar como difícil de aplicar. Una cosa es decirlo sobre el papel y a “toro pasado” pero cuando estás operando en real y no sabes lo que va a salir (gráficamente hablando) la operativa resulta muy complicada por lo comentado al principio sobre nuestra adaptación del cerebro humano a la vida cotidiana y su total contraposición a lo que tenemos que hacer cuando estamos operando en real. (Vuelvo a recalcar la inutilidad de tratar de coger experiencia operando en simulado. Lo único que lograrás coger son malos hábitos que aun encima te perjudicarán mucho más cuando operes en real).

Pero, como he dicho, vista en el gráfico, la estrategia es fácil de realizar.

Básicamente se trata de, tras el recorrido al alza, esperar el retroceso para entrar de nuevo al alza, en vez de entrar a la contra tras dicho tramo alcista.

Por supuesto que no va a funcionar el 100% de las veces pero para eso están los stops, para perder poquito cada vez que fallas, y luego, cuando aciertas, recuperar esas pequeñas pérdidas e incluso acabar en positivo.

Te sorprenderá ver como operando de esta forma verás por fin como las ganancias corren a tu favor y tienes mayor porcentaje de acierto en tus operaciones, justo al contrario que hasta ahora.

NOTA: todo lo explicado es teoría y como se suele decir: “un gramo de experiencia vale más que una tonelada de teoría” por lo que si no se pone en práctica sobre el gráfico y se coge experiencia mediante la acumulación de horas de entrenamiento en real para poder usar esta estrategia correctamente, no tendrá validez alguna.

Cuanto más practicas más refinas la técnica y más provecho sacas de ella. No es conveniente andar saltando de una técnica a otra, es más provechoso elegir una y desarrollarla. Por mala que sea la acabaremos haciendo buena y adaptada a nuestra manera de operar.

No es bueno dejar de lado una forma de operar que no te da un 100% de aciertos. Nunca la encontrarás. Es el stop el único capaz de sustituir ese porcentaje que te falta para llegar a ese 100%.

Nunca he visto a Rafa Nadal acertar en todos sus puntos, sin embargo gana partidos y torneos. Este es el fin.