Operando con la tendencia primaria

Cuando detectas una tendencia primaria, bien sea por análisis técnico o Macro tienes 2 opciones:

– Abrir la operación, añadir sobre beneficios a medida que la posición avanza a tu favor, no cerrar hasta que cambien las condiciones por las que la has abierto.

O bien..

– Tratar de maximizar los beneficios tratando de operar las tendencias secundarias y terciarias de ese movimiento primario.

Por experiencia, la mayor acumulación de capital se produce cuando, tras detectar la tendencia primaria, se abre una primera posición y se van añadiendo más a medida que esta avanza a nuestro favor.

El tiempo libre es máximo ya que la posición necesita de una vigilancia mínima al no tener que estar tan pendientes del intradía. Nos centramos más bien en la situación general del mercado que es la que genera las grandes tendencias.

Además, incrementar las ganancias necesita de tiempo ya que su acumulación puede ser lenta.

Una buena operación no necesita ser manipulada en exceso para generar buenas ganancias. A más manipulación menor rentabilidad.

Por otro lado, cuando se quiere ya aprovechar de las tendencias secundarias y terciarias, todo será más azaroso, más laborioso, y con más necesidad de tiempo operativo. Vamos, se incrementa el esfuerzo en pos de menor rentabilidad.

Cuando te digan: “El dinero está en la paciencia” tómalo como un hecho.