Observa estos espacios temporales

Son del Dow Jones y sólo varía el espacio temporal. Fíjate en como las velas se van suavizando según el marco temporal es más amplio.

Dow Jones

Dow Jones

Dow Jones

Dow Jones

Dow Jones

Estos gráficos, evidentemente, están mostrando una estrategia clara. Observando la tendencia del espacio temporal mayor (en este caso el gráfico diario) es fácil adivinar que si operamos en espacios temporales menores, todas aquellas entradas u operaciones que hagamos en un escenario como este, sólo obtendremos éxito si, operando en un time frame más pequeño operamos al alza como así indica que hagamos el gráfico diario.

Pero visto esto, ¿no sería mejor entonces tomar como referencia el gráfico diario y abrir posiciones según su criterio sin complicarnos la vida en espacios temporales de 5  minutos que lo único que hacen es aumentar los ingresos por comisiones del broker de turno?.

Está claro que muchos traders, activos por naturaleza, no serán capaces de esperar a que se desarrolle una tendencia que puede incluso abarcar meses desde que se entra hasta que se sale. Esto sería una sola operación en mucho tiempo. Esto sería convertirte en un inversor, aunque tiene cierta similitud con el estilo de inversión de Warrent Buffet: comprar y esperar.

¿Qué haces mientras?

Pues bien podrías ir aumentando contratos sobre beneficios.

O bien podrías operar en gráficos temporales más pequeños pero siempre abriendo posiciones a favor de la tendencia mayor.

He aquí la dificultad extrema de operar intradía. Aunque sepamos hacia donde va la tendencia mayor tendrás que ser igualmente un experto para no entrar una corrección y que no te salte el stop-loss. Es lo que se llama: averiguar el timing de mercado.

Si, eso que piensas. Lo mejor en este caso sería operar sin stop-loss. Pero claro, la tendencia llega un día en que se acaba y si te coge dentro sin haber puesto un stop, puede que sea tu ruina. De manera que prohibido operar sin stop-loss. NUNCA.
Por tanto, está claro que lo  mejor es operar siempre con el stop lo suficientemente holgado que te permita tu gestión del riesgo. Y recuerda: a mayor distancia del stop-loss con el precio de compra, menos contratos podrás abrir y viceversa.