Nunca se te ocurra operar sin stoploss: una lección

Mis mayores ganancias, cuando empecé a operar, vinieron por abrir posiciones sin stops sentándome simplemente a esperar.

Desde luego que funcionaba de maravilla. Prácticamente todas las operaciones las cerraba neutras o con ganancias. Me parecía haber descubierto el “cielo del trading”.

Si entraba en pérdidas esperaba que se recuperasen y listo. Nada más fácil.

Pero hay amigo. En una ocasión, operando con Swissquote, muy apalancado, hice una operación con la cual entré en pérdidas.

Hice lo de siempre, esperar, total la cotización siempre regresaba…

Pero no lo hizo. No regresó.

Las pérdidas aumentaban brutalmente a cada instante. Claro, estaba tan apalancado seguro de que iba a ganar… Pero ya casi no me quedaba capital para esperar la recuperación… El margin call estaba próximo.

En esa operación me conocí a mi mismo y a mi cuerpo. Tenía los síntomas de todas las enfermedades, todos los dolores, impotencia, miedo…

Estaba perdiendo todo mi capital en un momento.

La sensación, no la quiero recordar, pero era de máxima humildad, ganas de llorar, no voy a decir de suicidarme pero lo entendí.

Sólo tenía ganas de correr junto a mi madre como pidiendo protección.

NO puedes apartar la vista de la pantalla, los sudores son impresionantes, no estás para nadie….

NO quería pasar más por esa sensación tan desagradable. Ya no era sólo perder el dinero, eran todos los sentimientos al respecto, todas las consecuencias futuras.

Si seguía descendiendo era vuelta a empezar de cero.

Bueno, es imposible describir todo lo que pasé. No podía ni dormir. En Forex no hay descanso, ya sabes que no cierra por la noche. Que suplicio…

Al final cerré la mitad de la posición, luego la cotización se recuperó un poco y me libré de salir escaldado de todo, pero aprendí una gran lección: Ya nunca más volvería a operar sin un stoploss.

Es más, profundicé en la gestión del dinero. Algo que me parecía realmente aburrido pero luego lo vi absolutamente necesario pues no basta con poner un stop para no perder, tienes que calcular el número de lotes con los que tienes que abrir la operación según el capital total que dispongas en tu cuenta.