No soy economista, soy trader

Si hay algo que me aburra casi tanto como la política es la economía.

Que nadie me pregunte sobre temas económicos porque hay magníficos economistas licenciados que saben del tema mucho más que yo.

Mi campo es sólo y exclusivamente el trading.

Parece mentira que diga esto cuando el trading está relacionado de alguna manera con la economía pero los que me conozcan o hayan leído mi libro sabrán de mi pasado como profesor de peluquería, por obligación más que por vocación.

La economía me aburre y aunque la siga, lo hago únicamente desde los titulares ya que considero que para el largo plazo suele haber noticias catalizadoras que te indican muy bien por donde van a ir los tiros con más probabilidad.

El seguimiento de sucesos al minuto, puede irle bien a otros traders, a mi no. Hace daño a mi trading. Seguir las noticias con tanta frecuencia, suele ser como los árboles que no dejan ver el bosque. Encontrarás argumentos para entrar tanto al alza como a la baja, con lo cual tu trading estará determinado probablemente por la confusión.

Sí considero estar al tanto de la actualidad a grosso modo, creo que es la manera más efectiva de tener una visión general del aspecto económico, o para saber porque se ha dado tal o cual movimiento en las cotizaciones de un activo en concreto.

Incluso los traders que siguen el calendario económico intradía no son capaces de ganar dinero consistentemente.

Yo he probado de todas las maneras y pienso firmemente que las noticias siempre están por detrás de las cotizaciones. Para mi lo único que vale es el gráfico, puede resultar todo lo emocionante o aburrido que tu quieras pero ahí es donde veo mejor el dinero.

Es frecuente ver en el gráfico la sucesión de figuras y señales que se forman prediciendo el movimiento futuro. Incluso suelen aparecer noticias importantes justo en soportes o resistencias también importantes.

El que sigue sólo las noticias al minuto no es capaz de aprovecharse de ellas pues quedan descontadas ipso facto por el mercado. De todas formas este tipo de movimientos provocados por algunas comunicaciones inesperadas sólo puede aprovecharlas uno por medio de información privilegiada o si ya estás dentro del mercado y dicha noticia se produce a favor de tu posición. Así de difícil es el trading, pero nunca imposible.

Por tanto, es labor de todo trader simplificar al máximo este y tener muy claro como va a operar pues cuantas más variables se añaden más complicado resultará.

Sinceramente, tomar la decisión de operar con análisis técnico, fundamental o ambos fue una de las más difíciles de mi vida como trader y se decantó por la primera opción después de duras observaciones y vicisitudes.