Modelo base de un sistema de trading ganador con salida de una posición en ganancias

Hay mucha información sobre trading en la red. Sobreinformación que diría yo.

Toda esa información hay que probarla, cribarla y quedarse con la esencia.

Pero hacerlo cuesta mucho tiempo, y es una de las causas por las que un trader debe dedicarse a ello a tiempo completo.

Como se suele decir: “Es fácil cuando se sabe hacer”, pero mientras no se sabe el sacrificio suele ser intenso y con tendencia al desánimo.

Muchas veces puede que leas las premisas correctas sólo que suelen estar desperdigadas y te tocará a ti unirlas para crear tu sistema.

Es fácil equivocarse de sendero, por eso lo vital de la persistencia para resetearte y volver a insistir una y otra vez hasta que das con el camino correcto.

En mi caso, la esencia de mi sistema de trading es el siguiente:

Búsqueda: sin duda el objetivo principal de un trader es evitar la sobreoperación. Poder decirle NO al mercado es su principal baza.
Es, sin duda la sección del sistema de trading que más tiempo mantiene ocupado al especulador.

Rastrear y rastrear esperando con paciencia a que aparezca la oportunidad. Cuando llega la sientes, es como un toque de tu intuición. (Estoy hablando del trader discrecional).

Puede ser por medio del análisis técnico o por medio de catalizadores pero el trader debe sentir la oportunidad y eso sólo se lo dará la experiencia, la acumulación de horas de vuelo. Cuantas más horas, más claras y más frecuentes serán las buenas señales.

Una vez fijada la oportunidad viene lo más fácil.

Stop-loss: en mi caso tiene que ser, como máximo, el 1% del total de la cuenta. Y ponerlo lo más alejado que pueda para aguantar retrocesos y barridos del mercado.

Nº de lotes: cuando calculas el 1% del total de tu cuenta y ya sabes donde vas a poner el stop será la distancia de este al punto de entrada el que determinará el número exacto de lotes con los que vas a entrar.

Break Even: cuando las ganancias son consistentes es lógico subir el stop a B.E, pero sólo cuando la cotización está lo suficientemente alejada.

El stop siempre lo mantengo alejado incluso cuando hago trailing stop. No quiero que cualquier retroceso me saque de la tendencia.

Promediar: Estamos hablando de promediar a favor, en contra de lo que hacen los traders perdedores cuando están perdiendo. Y esto se hace siempre sobre ganancias para que en el caso de que la cotización retroceda y se cierre la posición este se haga sobre beneficios de manera que el capital inicial siempre permanecerá intacto pase lo que pase.

Salida: ahora si viene lo realmente duro. Hasta aquí cualquier trader con media experiencia puede hacer las cosas bien ya que se trata de procesos mecánicos y repetitivos que provienen del calculo.

Pero en el caso de la salida, donde reside la linea entre ser un trader consistente u otro que no, ya es harina de otro costal. Esta sección es prácticamente pura psicología. Es chocar de frente contra nuestros sentidos naturales, en concreto el miedo.

La inmensa mayoría de traders buscan un objetivo pero no reparan que sólo por el hecho de buscar un objetivo están cortando las ganancias, están recortando las posibilidades de incrementar su cuenta.

Puede que le salga bien en diversas ocasiones pero cuando buscas un objetivo no dejas correr los beneficios.

Si estás alcista cerrarás en la primera resistencia y si estás bajista en el primer soporte. El trader no cae en que los soportes y resistencias también se rompen y eso es lo que debe buscar, que se rompan.

Para que un trader, que opere por objetivos, pueda ser consistente tiene que tener un % de fiabilidad sobrenatural porque sino, al operar buscando un objetivo y no dejando correr las ganancias, la suma de las operaciones en las que tenga pérdidas acabarán lacrando primero los beneficios y luego la cuenta.

Hay poquísimos traders que sepan o sean capaces de dejar correr la posición de ahí que el 95% sean netamente perdedores.

Pero, ¿Por qué es tan difícil esta última fase de salida de una operación en positivo?

A) Objetivo: el trader necesita certezas por eso busca un objetivo. Un día, hace ya tiempo, me ofrecieron trabajar en un broker (era y es un banco) como trader.

Cuando el director insistió en que pusiera un objetivo de ganancias a mis operaciones lo primero que hice fue rechazar el puesto. Lo siento, no soy adivino para saber donde va a pararse el precio. Yo no funciono así, es el mercado el que marca mi objetivo y no yo.

B) Miedo: cada vez que el trader tiene una operación en positivo, no debe de seguirla al minuto (la presión psicológica que ejercerá el EGO para cerrar la posición aumentará progresivamente según vayan aumentando las ganancias).

Por lo tanto, cuando las ganancias son abundantes, cualquier pequeño retroceso hará que nuestro dedo vaya directo hacia el ratón para cerrar la posición.

En ese momento el alivio y la satisfacción será grande pero se tornará desesperación cuando contemplemos como la cotización sigue nuevamente su curso y nos empezamos a lamentar del dinero que hemos dejado de ganar.

¿A quien no le ha sucedido que después de cerrar una posición en ganancias esta sigue adelante dejando de ganar un buen dinero?

Esto es porque las tendencias siempre duran más de lo que pensamos y porque es más mucho más difícil que la cotización se de justo la vuelta donde hemos cerrado que apostar a que siga adelante.

C) Muchas operaciones con pequeñas pérdidas y pocas pero con grandes ganancias: el deseo mayor de un trader es acertar en todas las operaciones. No ve la operativa como un “todo”, como que el resultado final es la diferencia entre pérdidas y ganancias.

Esto se observa principalmente en el historial de los traders novatos, el cual refleja muchas operaciones seguidas positivas con pequeñísimas ganancias en cada una de ellas y pocas con pérdidas pero que son las que le destrozan la cuenta.
El trader consistente sabe que para serlo tiene que actuar justo al revés. Esto es tener muchas operaciones negativas pero con pequeñas pérdidas y pocas positivas pero con grandes ganancias. Pero:

  • ¿Tu sabes lo difícil que es para cualquier trader (para su psique) ir acumulando pérdida tras pérdida, por pequeña que esta sea, esperando la operación ganadora?
  • ¿Eres capaz de acumular 15 operaciones seguidas saltando el stop o incluso más, esperando a que salga la ganadora?
  • ¿Tu sabes lo dificilísimo que es (mentalmente hablando) dejar que los beneficios se reduzcan incluso más de un 50% para tratar de optar a beneficios mayores?

Sin duda la parte de dejar correr las ganancias junto con la salida es la parte más inhóspita del trading.

D) Promediar la posición: el trader ante cualquier retroceso de las ganancias nota que algo le sube por el estómago y en vez de aprovechar el retroceso para promediar a favor, sobre beneficios, lo que hace es cerrar por miedo a perder todo lo acumulado hasta ese momento.

Pues aun no he acabado ya que ahora vienen las 2 leyes más difíciles de llevar a cabo. Si hasta ahora parecía complicado aplicar las reglas anteriores , pues nada que ver con las del punto E y F.

E) Tiempo: el factor tiempo es determinante.
Para cosechar grandes ganancias hay que dejar que el tiempo, moviendo la tendencia a tu favor, prolongue y aumente los beneficios progresivamente.

No te das realmente de la fuerza mental que tienes que desarrollar para evitar cerrar en cada retroceso, en cada posible soporte o resistencia…

Cuando está en positivo, al trader le falta tiempo para cerrar la posición. Está deseando ver materializado el dinero en su cuenta. Y eso es lo primero que debe evitar.

¿Por qué es capaz de aguantar una posición en pérdidas durante meses cuando su intención es que durase unos días y no es de hacer lo mismo con las ganancias?

¿Por qué un trader acumula grandes pérdidas cuando no cierra una posición perdedora? Porque el tiempo que espera para cerrarla corre en su contra.

Si miras tu historial, y tus operaciones positivas duran menos que las negativas lo estás haciendo rematadamente mal.

 F) Dejar que el mercado te expulse: esta ya es la imposible de las imposibles. De nuevo se percibe su dificultad sobre el propio terreno.

Dejar que el mercado sea el que te saque sin cerrar tú la operación ya es el colmo de lo extraordinario, ya es buscar la excelencia como trader.

Dejar que el mercado te expulse supone no quedarte nunca con el último euro (por así decirlo). Como mantienes el trailing-stop alejado, si dejas que el mercado te eche, sin duda vas a perder una parte de las ganancias ya que la cotización para que se cierre la operación tiene que retroceder hacia dicho stop.

Cuando sucede esto, aunque tengas buenas ganancias, te estarás lamentando durante todo el día.
Aquí tienes que acordarte del susodicho refrán bursátil:
“Tratar de ganar el primer y último euro suponen los 2 euros más caros del mundo”.

Este dicho es realmente una verdad absoluta.

Pero es que duele tanto ese euro que has dejado de ganar….

Pues bien, si quieres ser un trader consistente procura trabajar la parte mental que influye en la salida de una operación positiva. Visualiza el proceso para que tu mente lo aprenda.
Aun haciendo esto volverás a las andadas, pues el miedo es un sentimiento grabado a fuego en la mente humana, pero la perseverancia a la hora de reeducar el cerebro en este sentido acabará dando sus frutos.

Como ves, el buen trading, las ganancias, no son tan fáciles de lograr como algunos brokers nos sugieren con su publicidad sino que es un proceso realmente duro y muy sacrificado que necesita de mucha pasión para sobreponerse a todas sus exigencias.