¿Merece realmente la pena ser trader?

Primeramente y antes de continuar…para ser trader se necesita pasión.

Si no tienes pasión por el trading mejor déjalo ya porque es la gasolina que necesitarás para vencer tanto sacrificio.

Queda claro entonces que si te has interesado por este oficio por el mero hecho de sólo querer ganar dinero serás el candidato perfecto a ser desplumado no en días sino en horas.

Llegados aquí decir también que el trading es muy celoso, sólo te querrá para él, sólo así te dejará saborear sus frutos. Será tu filosofía de vida.

“Buscar la perfección impide abarcar varios temas a la vez.”

Seguro que dedicas más tiempo y esfuerzo a otras tareas secundarias. Piénsalo bien, el trading puede darte mucho más que ningún otro oficio. Claro que no de la noche a la mañana, todo necesita de su aprendizaje, todo necesita de su experiencia.

No puedes llegar al mercado y pretender ganar dinero inmediatamente como tampoco el aprendiz de cirujano puede imaginarse operar el primer día a un paciente con éxito. Esto que parece lógico pasa totalmente desapercibido por la mente del que se acerca a los mercados únicamente porque ha oído que se puede ganar muchísimo dinero. Lo que no se le ha explicado es todo el proceso que se necesita primero.

Y es cierto que se puede ganar mucho, pero tendrás que prepararte duramente, sobre todo psicológicamente. El mercado es una auténtica apisonadora mental.

Pero no es esto lo que debes pensar sino nunca lo lograrás, lo que realmente tienes que pensar es que merece la pena dedicarle todo el tiempo y esfuerzo del mundo porque a la larga te dará muchas más satisfacciones que ningún otro oficio que conozcas.

Así que, una vez decidas (sin lugar a dudas) que vas a trabajar como trader tienes que evitar dividir tu tiempo disponible entre otras tareas. Será tiempo que le restes al trading,

Una vez comiences tu camino lo comprenderás. Te obligará a eliminar de tu vida mucho más de lo que te imaginas, incluso dentro de la propia profesión.

Pero, insisto,la verdad es que las sumas de dinero que se pueden conseguir son realmente espectaculares.

El secreto (una vez eres capaz de ganar dinero consistentemente con una cuenta pequeña) está en aumentar progresivamente el número de lotes con los que operas y esperar esa oportunidad que tiene el 99% de probabilidades de acierto, esa oportunidad que parece que nunca va a llegar pero que siempre lo hace.

No es empeñarse en obtener un objetivo monetario diario, semanal o mensual (esto hará que te precipites y sobreoperes), se trata de observar con calma al mercado a la espera de la oportunidad adecuada, el resto vendrá por si solo.

El aumento progresivo del número de lotes con los que operas es vital, es el objetivo único que debe perseguir todo trader, es la esencia del trading, 

¿Y POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE IR AUMENTANDO EL NÚMERO DE LOTES?. Porque llegará el momento en el que podrás alcanzar el objetivo de un año en 1 sola operación.

Y me puedo quedar corto…

Sólo con este detalle te darás cuenta de la extrema importancia de no tratar de entrar en el mercado cuantas mas veces mejor, sino todo lo contrario, las mínimas posibles y las más certeras.

Pero cuidado, esto que parece tan fácil no lo es para nada, es sumamente complicado de aplicar.

Y no solo esto. Sin la experiencia adecuada, aunque tengas la paciencia suficiente para no sobreoperar, si no alcanzas experiencia mediante la práctica diaria será imposible que aprendas a distinguir las buenas oportunidades de las que no son y que estés continuamente dando palos de ciego.