Mercados y economía no siempre van de la mano

Es frecuente ver una noticia, o que salga un dato, que debería expresarse en la cotización del mercado afectado de manera totalmente diferente a que la esperábamos.

De ahí el seguimiento del mismo no sólo desde el punto de vista macro sino desde el gráfico también.

NO hay una regla fija que nos indique el momento idóneo para hacer una operación. Incluso entre analistas profesionales pocas veces se ponen de acuerdo, por tanto, de ahí que insista en aceptar como bueno (aunque a veces no lo sea, como sucede con la predicción de cualquier especulador por experto que sea) el pronóstico personal de cada uno.

Es sólo así como se va acumulando experiencia y, con el tiempo, se logran ver «cosas» que antes no se veían y que verás desde un punto de vista diferente al de los demás.
Es así como un trader se diferencia de otro en el éxito o no de su operativa.

No hay que confiarse a los sistemas automáticos, estos no tienen «alma», no perciben la situación actual, lo que refleja en ambiente, sino que sólo se basan en patrones que se han repetido en el pasado y esperan que hagan lo mismo en el presente.

El dinero es del trader discrecional y no del sistemático.