Mente y trading

El trader, para adquirir experiencia de la buena, necesita operar en real y perder.

Perder es necesario (aunque no operemos para ello) para  pulir la estrategia.

La mente humana tiene unas características muy arraigadas fruto del proceso evolutivo. Dichas características interfieren a la hora de operar y hacen que acabe perdiendo, por tanto, el capital.

Por eso, la única forma de lograr un cambio positivo es someter al cerebro a un shock. Es la única manera de aprender a hacer lo correcto.

Es por ello que los traders que practican en Demo, cuando se enfrentan al Real comienzan nuevamente de cero porque no han generado los impulsos dramáticos que hacen falta para modificar un comportamiento.

A veces no basta uno sólo, sino varios o uno muy intenso. Sólo así el cerebro sentirá el dolor necesario para cambiar la conducta.

Y es por esto que muchos traders de éxito reconocen haber sufrido varias quiebras antes de empezar a ganar dinero consistentemente.