Mejor, menor riesgo

Llevo algún tiempo queriendo hacerte esta consulta. Es algo particular, pero me ha quedado claro que eres el tipo de persona con las que se pueden tratar todo tipo de temas relacionadas al trading.
Mira yo tengo una cuenta de 50K. Llevo desde 02/2012 full/time con el trading, vamos es mi trabajo diario, no hago otra cosa. Le he dedicado horas, como todos al principio, a porrillos y un poco mas jajaja.
Ahora mismo, como tu, no sigo ninguna operativa en particular, donde veo una oportunidad entro y punto. Al contrario de lo que todos creemos cuando empezamos, me ha quedado demostrado que en el trading el análisis técnico no es lo mas importante.

Normalmente entro en gráficos de 4H. Mi % de riesgo es el 0.30% de mi cuenta( ósea +-150-160€) , mi duda es, si estoy haciendo bien en arriesgar un % tan bajo o tendría que subirlo hasta ese 0.75-1% que comentas tu. Esta claro que si quieres peces hay que mojarse el pompis y que melones gordos y que pesen poco no hay. A lo mejor también habrás pasado por este proceso, y como se que eres un tipo muy franco y honesto, te agradecería mucho que me dieras tu punto de vista personal.

 

Respondiendo a Juanjo:

Quiero destacar 3 puntos importantes sobre lo que me dices:

  1. Perfecto lo de dedicarse a full time. Todo los oficios requieren dedicación a tiempo completo y el trading no lo es menos, por supuesto.
  2. Completamente de acuerdo en que el análisis técnico no es lo más importante.
    El orden de importancia de mayor a menor dentro de los 3 grandes pilares que rigen al trading es el siguiente:

1º.- Gestión del dinero

2º.- Psicología

3º.- Análisis técnico

El análisis técnico es una herramienta más de predicción de los posibles movimientos del mercado.

Y, como tal, tiene un % de acierto determinado como lo puede tener el análisis fundamental, el sistemático o cualquier otro tipo de instrumento de los que podemos encontrar.

Con esto quiero decir que no es la panacea, pero nada lo es.

De ahí que el trader discrecional sea el que tiene la oportunidad de aspirar a coger todos los movimientos buenos del mercado (aunque esto sea realmente imposible). Pero sí hay la esperanza matemática, la cual no existe con un sistema de medias móviles o con cualquier otro método automático o mecánico.

El trader discrecional opera cuando ve clara la oportunidad, surja esta de un análisis fundamental, chartista, de una noticia o de cualquier otro procedimiento que le de las pistas que busca para darle al clic que abre la posición.

3. El nivel de riesgo:

en el trading no vale el “si quieres peces hay que mojarse el pompis”, en absoluto.

El dinero viene, la cuenta comienza a crecer, cuando el riesgo es mínimo y el número de lotes (que viene determinado por el capital total) es el máximo posible.

Con esto quiero decir que la “excelencia” existe cuando con el mínimo riesgo eres capaz de abrir la posición con el mayor número de lotes posible.

Y aquí, lamentándolo mucho, el capital que tengas en la cuenta marcará el rumbo de la misma.

O sea que, a mayor capital, menor riesgo y más lotes (la situación idónea).

El riesgo o peligro es aquel que toma un trader que tiene una cuenta con poco capital y no le queda más remedio que abrir con más lotes de lo que su cuenta puede soportar (apalancándose más de lo debido) y arriesgando mucho por operación.

De esta manera el futuro de la cuenta, sea al plazo que sea, es el mismo: margin call.

Por lo tanto, tú, arriesgando sólo el 0.30% lo estás haciendo más que bien. Esos 150 euros de riesgo por operación te permitirán:

  • Asumir la pérdida, ya que cada vez que esta ocurre, la cantidad que pierdes es ínfima.
  • Dejar correr las ganancias sin incluso mover el stop puesto que tienes la pérdida asumida y si los beneficios se dan la vuelta (por haber estado esperando esa operación en la que la cotización no vuelve) y salta el stoploss, no te lamentarás de lo que has dejado de ganar. Simplemente dirás, esta no es la operación que espero.
  • El miedo, instinto que no deja desarrollar la verdadera capacidad del trader a la hora de operar, desaparece, la libertad es plena porque no necesitarás estar delante de la pantalla a cada minuto y los errores se atenúan.

Es verdad que asumiendo un riesgo tan pequeño como el que me dices (0.3%) por operación, la cantidad de lotes se reduce mucho. Quizá sólo puedas abrir con 0,5 lotes, pero es que es así, el trader debe entender que es así y que tratar de ganar mucho arriesgando otro tanto es la debacle.

Por consiguiente, repito:

La excelencia plena a la hora de operar se consigue cuando arriesgamos lo mínimo y tenemos la capacidad monetaria suficiente como para abrir una posición con una cantidad elevada de lotes.

Y mientras no se alcanza ese capital adecuado sólo hay dos maneras de hacerlo crecer:

  1. Poco a poco, reinvirtiendo los beneficios
  2. Aportando dinero a la cuenta por otros medios

Pero si el dinero no llega, aumentar el riesgo no es el camino.