Marcando los tiempos a la hora de abrir una operación

Muchas veces vemos una oportunidad.

Lo que más deseamos es entrar YA.

Y si el movimiento comienza a prosperar como pensábamos, NOS LANZAMOS.

Consecuencia inmediata:

  • Nada más abrir la operación, el precio retrocede

Siguiente consecuencia:

  • Nos preparamos para condenarnos por no haber esperado un poco más

Beneficios de haberlo hecho:

  • Conseguimos un mejor precio de entrada
  • Nos ponemos en positivo más rápidamente

Por lo tanto, el trader no se debe dejar llevar por sus impulsos y debe esperar, con mucha sangre fría, por un mejor punto de entrada que casi siempre aparece.

Consejo:

Si notas que tienes que abrir una posición apresuradamente porque el precio se escapa, seguramente te estarás equivocando a la hora de elegir el punto de entrada.