Los patrones y figuras chartistas carecen de «alma»

La incertidumbre cotiza en los mercados y los traders nos aprovechamos de ella. Más que procurar un sistema que nos ofrezca señales válidas de compra-venta (algo por cierto imposible) lo que vale es captar e interpretar la atmósfera general.

Esto es algo que tiene que ver con el presente y no con el pasado representado por patrones que se han repetido pero carecen de «alma».

Esto es lo realmente importante en el trading: conjugar los gráficos con el momento presente. Sólo así se podrá intuir el próximo movimiento de los mercados.