Los 2 máximos puntales del trader

De las muchísimas características técnicas de las que debe hacer acopio un trader 2 destacan sobre las demás.

Como digo, son muchos los detalles y no tan detalles que un trader debe tener en cuenta para llevar a cabo su buen quehacer diario en los mercados.

Unos son más relevantes que otros, y sin recurrir a aspectos psicológicos, que son el rey a la hora de lograr ganancias consistentes en el tiempo, si me hicieran elegir sólo 2 características para usar en el trading estás serían:

– Cortar pérdidas:

es básico. La primera premisa es la defensa. No podemos permitirnos el lujo de perder el dinero base y tampoco el que vamos ganando. Cuesta mucho esfuerzo y es nuestra materia prima, nuestra principal herramienta. Sin él no podemos dedicarnos a este oficio que tanto nos gusta.

Así primero, centraremos todos nuestros esfuerzos en la defensa. Todo aquello que nos impida perder dinero debemos incorporarlo a nuestro arsenal. Y una de las mejores armas que tiene un trader es el: STOP LOSS

El mejor. Lo malo es que no hay un sitio preciso que nos diga donde ponerlo de cada vez. El triunfo en el trading radica en la experiencia que el operador va adquiriendo día a día. Es eso lo que lo diferencia de los demás, sabe que en el Mercado no existen las verdades absolutas, es consciente de ello y eso le da un punto a favor sobre los que buscan aún la Piedra Filosofal.

Si alguien te está ofreciendo un sistema que te dice donde comprar y donde vender y que encima gana dinero para vivir de ello, te está engañando claramente. Te puede indicar unas pautas a seguir pero nunca dar un sistema mecánico de especulación. No existe ni existirá y el que lo busque fracasará una y otra vez.

No puedes decirle a un malabarista que coja el mazo con el meñique y lo pase al pulgar, que así nunca se le caerá. NO. Lo único que hará que no le caiga o que suceda lo menos posible es la práctica diaria durante muchas horas, días, años…

El trading es lo mismo, aprende a diferenciar cuál es el principio activo de este oficio: operar, operar y operar (siempre en real). Esto exige mucho esfuerzo, mucha persistencia, mucha pasión y mucho dinero. No vale para todos.

Y aun así, para los que tienen una pasión desmesurada por el que dicen, y con mucha razón, “Oficio más duro del mundo”, harán bien en asegurar, primeramente y por encima de todo, el dinero que poseen antes de centrarse en ninguna otra cosa.

Este es el primer gran puntal: cortar pérdidas. “La primera pérdida siempre es la mejor”. Nunca stops mentales. La psicología juega muy malas pasadas. Aprende a perder, a soportar las pérdidas como una parte más del juego y tendrás la base asentada para pasar a lo que debe ser tu objetivo: ganar dinero.

Pero cuidado, siempre mediante un proceso. Será el proceso el que te haga ganar dinero y no el operar por el mero hecho de querer ganarlo.

Número de contratos:

una vez dejado claro que la principal directriz de un trader es trazar todas las estrategias y técnicas posibles que le eviten la pérdida de capital vamos a pasar a lo que debe ser la segunda función más importante: trabajar duramente en aumentar lo más posible el número de contratos con los que opera.

He dicho en alguna ocasión que si bien es factible cortar las pérdidas prácticamente en el 100% de nuestras operaciones, lo más difícil es dejar correr las ganancias. Queremos ver rápidamente el beneficio en nuestra cuenta y es por ello que las operaciones en las que tenemos en ganancias duran mucho menos en tiempo, desde que abres la posición hasta que la cierras, que las que tenemos en pérdidas.

Sólo tienes que consultar el historial de tu operativa para comprobarlo.

Dejar correr las ganancias es un gran Acto de Fe. Requiere de una fuerza mental que no la posee ningún ser humano. Y si encima tienes la mala costumbre de estar continuamente encima de la posición, observando como fluctúa el precio, olvídate, cerrarás antes de lo que debes.

Y es por esto que sólo cabe una estrategia:

trabajar en aumentar el número de contratos para tener una gran ganancia aun en el caso de salirse antes de tiempo.

Un movimiento a favor en los Futuros del Mini-Ibex, por poner un ejemplo, de 100 puntos con 2 contratos son 200 euros de ganancia.

En cambio, ese mismo movimiento de 100 puntos a favor con 20 contratos son 2.000 euros.

Aunque no hayas sido capaz de dejar correr la posición y veas que el Ibex en las siguientes jornadas ha recorrido 500 puntos, si has conseguido 100 puntos de esos 500 con 20 contratos ya habrás asegurado 2.000 euros.

Qué no decir si operas con 40 contratos: serían 4.000 euros y así sucesivamente.

Recuerda que 100 puntos los suele recorrer el Ibex-35 prácticamente cada día.

Así que finalizando, si quieres centrarte en los 2 pilares  que te llevarán a tener unas buenas jornadas de trading, céntrate en estás dos premisas:

– Cortar pérdidas

– Tratar de aumentar el número de contratos con los que operas (pero nunca el riesgo)