Lo más importante a la hora de operar

Muchas veces las figuras técnicas fallan (no son la panácea), no son todo lo precisas que deberían, sin embargo el movimiento continúa adelante tal y como habíamos previsto.

¿Qué ocurre?

Que seguramente habremos cerrado por la señal de ruptura de dicha figura.

Hay que tener muy claro que las tendencias se forman por unos catalizadores en concreto. Hay que saber leerlos y de esa lectura aprender a interpretarlos.

De esta manera tendremos un punto de juicio a mayores, quizá incluso más lógico.

Por tanto, lo más importante a la hora de operar es:

  • Saber aguardar con paciencia a que la oportunidad surja. Seguramente y con sólo esta acción nos habremos ahorrado gran cantidad de dinero en comisiones por sobreoperación.
  • Las mejores oportunidades para entrar en tendencia aparecen tras los comunicados de los principales bancos centrales así como de sus expectativas de actuación, y como no, tras una exageración del movimiento de la cotización de cualquier mercado en concreto.

Tras esta puntualización, estaremos en condiciones de operar en un mercado que seguramente tenga un amplio margen de seguridad.

Esto es que aunque siga retrocediendo o avanzando exageradamente, cada vez estará más cerca el punto de giro. Sólo hay que situar, entonces, un stoploss alejado para dar un espacio prudente y cubrirnos así de que la cotización avance un poco más antes de girar.

Después sólo será añadir nuevas posiciones sobre la ya existente y siempre sobre beneficios.