Llega el cambio, y con este, las oportunidades

Dice Lagarde que la economía debe prepararse para una reconversión.

Lo cierto es que las crisis, mirando el lado bueno, es lo que tienen, pese a los Bancos Centrales, el Mercado siempre se las arregla para purgar los excesos y eliminar ciertos sectores que no están preparados para el futuro dejando paso a otros nuevos.

Como se ha visto en los confinamientos por la COVID-19, uno de los sectores que más rápido se va a desarrollar va a ser el tecnológico.

Lo que se estaba dejando que sucediese poco a poco, según se iban sucediendo las generaciones, y para no perjudicar en exceso a los mayores que lógicamente vivieron otros tiempos y no están familiarizados con lo virtual, lo cierto es que esta crisis ha acelerado los tiempos y está pasando por encima de todos, incluso de los profesores que se han visto desbordados a la hora de dar clase a través de la red.

Cuando más rápido sea el cambio mejor va a ser para todos. Claro que hay que aguantar el período de transición y saber ver dónde están las oportunidades, que en las crisis es dónde se forjan las mejores.

Pasando ya a los mercados, y pensando en la transición que va a suponer dicho cambio, no estaría tampoco demás que dirigentes como el presidente de EEUU y el Primer Ministro británico, facilitaran las cosas y, teniendo en cuenta que no han tenido su mejor año, no sólo por la pésima gestión del coronavirus sino por los asuntos en los que ya andaban metidos antes de la Pandemia, hablo de la escalada en la tensión con China y del Brexit, pues diesen paso a la posibilidad de que otros seres más constructivos ocupasen su lugar.

Al Reino Unido, tanto la mala gestión de la crisis del coronavirus como la del Brexit, le va a suponer un varapalo sin precedentes para su economía. Los plazos y problemas se alargarán en el tiempo y la libra lo acusará sobre todo contra economías como la de la Zona-Euro.

Salvando las distancias, algo parecido para los EEUU. Tras la demostración de cohesión que la UE ha dado en la aprobación del Fondo de Rescate, no son pocos, y ya hablo incluso de Hedge Funds, los que han puesto la mirada en el Euro, posicionando a la Zona como una de las que mejor paradas van a salir de esta crisis.

La economía de EEUU está, ahora mismo, sostenida con pinzas, o para ser más francos, con estímulos. Las cotizaciones de las acciones no se corresponden con la realidad. En cualquier momento habrá un punto de inflexión y la bolsa caerá a plomo.

Lo cierto es que los estímulos los han implementado con celeridad para apuntalar la economía pero donde han fallado ha sido a la hora de controlar el virus ya que la expansión del mismo está haciendo inútil tanto despliegue y, como se ha visto, las restricciones están haciendo mella en el empleo que no se recupera, lo cual agudizará aun más la recesión.

Los datos macro que salgan a partir del próximo mes sí ya van a ser considerados por los inversores y ya se cotizará la realidad. La bola va creciendo y la deuda también. Nada es para siempre.

El máximo beneficiado por estas políticas, el Oro, que sigue subiendo, primero al calor de la liquidez que inunda el mercado, segundo, por su status de activo refugio, ante el miedo a que se esté ya formando una segunda ola, y tercero, por la baja inflación.

Claro que de la inflación, me refiero a la del futuro inmediato, la floja demanda no ayuda, pero los indicadores a largo están subiendo casi en vertical.

Sería la puntilla para las bolsas y, por supuesto, para los deudores. Pero por ahora tranquilos, que cuando venga el momento ya se hablará de ello. NO quiero ni pensarlo.

Por otro lado, no se sabe lo efectiva que la vacuna será, cuando de verdad llegue, siempre teniendo en cuenta que una mutación del coronavirus daría al traste con todo.

Vamos, que por más que uno quiera ser optimista, no encuentra demasiadas razones para ello.

Y hablando de activos refugio, más que en el dólar, el dinero se está refugiando, además de en el Oro, en el Yen (ya está cercano a los 106) y en el CHF.

Y es que el dólar, mientras esté débil, favorece a las materias primas y a las monedas que las representan.

También favorece al petróleo, aunque le pesa, por una parte que las restricciones frenen su demanda y, técnicamente, que no da superado el hueco en el gráfico, que está actuando como resistencia.

Las tensiones entre China y EEUU tampoco le ayudan.

Petróleo Brent
Time Frame: diario

Finalmente añadir que tanto el RBNZ como el PBOC, han dejado intuir que ya están considerando en ir parando de aliviar la economía. Mucha atención a esto y a que otros bancos centrales les tomen la palabra. Ya piensan, por lo tanto, en el aumento de la deuda y en la burbuja que en los activos provocan dichos estímulos.

Post de Trading: El diario de trading ideal: configuración

El Trading en el mercado de divisas o derivados financieros supone un alto nivel de riesgo y puede no ser adecuado para todos, no invierta capital que no pueda permitirse perder. El contenido de esta web y los servicios que se ofrecen no pretenden ser, no son y no pueden considerarse en ningún caso, asesoramiento en materia de inversión ni de ningún otro tipo de asesoramiento financiero, ni puede servir de base para ningún contrato, compromiso o decisión de ningún tipo.