Las reglas del juego

Todos hemos empezado algo alguna vez. Al principio son multitud de cosas pero luego vamos descartando algunas y nos quedamos con las mejores, con las que funcionan.

Son las reglas, las reglas del juego.

Cuando empiezas a operar es lo mismo, miles de cosas de las que estar pendiente, multitud de mercados, indicadores, datos, noticias… Vamos, abrumador. Un verdadero caos mental.

Luego empiezas a operar y ya vamos viendo qué es lo que nos funciona y lo que no.

En base a ello, el siguiente paso, será anotarlo y, por supuesto, seguirlo.

No nos servirá de nada anotar ninguna regla si luego, en el transcurso de la operación, las variamos sobre la marcha.

Por lo tanto, vamos anotando, de todos los aspectos que rodean al trading, aquello que mejores resultados nos ofrece. Y lo seguimos a rajatabla.

¿Por qué?

Porque esta acción nos permitirá mejorarlas, perfeccionarlas poco a poco.

Ya vendrá el tiempo de añadir alguna que otra nueva.

Es cierto, es bastante complicado ceñirnos a las reglas, aunque sean nuestras (a veces es peor que sean nuestras), pero debemos confiar en ellas. Es así como creamos una experiencia propia.

La mayor parte de los traders fallan en este punto y al final operan sin ninguna norma, por lo que quedan a merced del mercado, como un bote sin remos en medio de la mar. Sin una guía a la que recurrir.

Por lo tanto, operar e ir apuntando aquello que nos funciona y qué es lo que debemos mejorar.

Mucho cuidado con esto último.

Hay muchísima información, no sólo sobre técnicas de trading sino sobre mercados. Entonces es muy fácil perderse. Y ya no voy a hablar de otras distracciones que nada tienen que ver.

Entonces, cuando algo «cojea» en nuestro sistema que creemos debemos mejorar, hay que ceñirse, única y exclusivamente, a ello. A nada más.

Es la mejor manera de avanzar en línea recta, porque como se comprenderá, hay mucha información paralela en la que nos podemos perder sin avanzar, en absoluto, en lo que nos habíamos pretendido hacerlo.

Es así, como con el tiempo, logramos tener un plan que cubre los aspectos más importantes e invariables del trading, personalizado, y que nos llevará a la consistencia.