Las ganancias están en la disciplina del operador, en ningún otro sitio

En las inversiones, en el trading, todo depende del plazo en el que vayas a operar.

Sin dudarlo ni un segundo, mis mayores rentabilidades vienen de comprar y esperar.

Hay que desarrollar una gran disciplina para ello, sobre todo en un mundo intercomunicado donde la plataforma de cualquier bróker te ofrece la posibilidad de abrir y cerrar una operación en cuestión de segundos.

El bróker trata de hacer su negocio captando el mayor número de comisiones, y la operativa intradía se lo ofrece. Nada malo en ello.

Como dice W.Buffet, tenemos una baza a favor sobre el mercado: Decirle NO.

Nadie nos obliga a operar, nadie nos obliga a abrir una operación tras otra. Bueno, sí, nuestras ansias de ganar dinero rápido.

Es archisabido que el buen o mal trading sólo está en la mente del operador, en su fortaleza, en su disciplina.

Desde el momento en que sucumbe a los deseos o trampas del mercado, está perdido.