Las figuras técnicas fallan en una tendencia establecida

Son muchos los traders que se basan en figuras, patrones, set ups, señales, soportes, resistencias, indicadores, etc. para entrar o salir del mercado.

Hay una máxima a la hora de dejar correr las ganancias en una operación:

“Todas las figuras bajistas fallan en una tendencia al alza; todas las figuras alcistas fallan en una tendencia a la baja”

Siempre es difícil acertar con la dirección de la tendencia pero una vez estás dentro, fijar la salida de la operación porque aparezca un doble techo o un hombro- cabeza- hombro, una estrella vespertina o un cruce de oro …, es similar a cortar más posibles ganancias.

Es muy cierto que muchas de las figuras se repiten históricamente y que tienen un porcentaje de acierto pero no siempre lo hacen, y cuando la tendencia está establecida aun menos.

Por lo tanto, a la hora de cerrar una operación, no vale establecer un objetivo porque estás renunciando de antemano a la posibilidad de ganar más, e igualmente estarás renunciando si cierras porque sale una señal inversa al sentido de tu operación.

Las figuras sirven únicamente como referencia no como objetivo o punto de salida. Este lo marca el mercado.

Quiero decir con ello que las figuras son buenas utilizarlas para aproximar el stop-loss (haciendo trailing por si la señal se cumple), pero nunca como excusa para cerrar.

Por lo tanto, el cierre debe ser siempre debido a que el mercado se da la vuelta y nos expulsa pero nunca por haber visto tal o cual figura, soporte o resistencia.

Si no lo hacemos así nos encontraremos muchas veces con la desagradable sorpresa de ver como tras haber cerrado la operación, la cotización se vuelve a dar la vuelta y continua en la misma dirección que tenía anteriormente.

“Una tendencia siempre aguanta hasta que desaparecen las causas por las que fue originada”