La ventaja de decirle NO al mercado

El trading es un Arte y como tal no está sujeto a ningún parámetro fijo. El que así lo crea lo único que estará haciendo será menguar sus oportunidades de ganar.

Puesto que la sobreoperación es la madre de todas las pérdidas, el trader hará bien en tratar de obtener la práctica necesaria para ser capaz de reconocer, cada vez con mayor acierto, las oportunidades que a la suma van a suponer su fuente de ingresos.

Sobreoperar suele llevar a entrar más veces de lo necesario. Si se acertase en todas las entradas no habría mayor problema pero no suele ser así, sobre todo en los traders más inexpertos.

Así que, operar por operar, suele acabar dejando la cuenta en rojo.

Cuando digo que la paciencia es un activo primordial de éxito en el trader, es porque la considero como la linea que puede separar a este del triunfo o del fracaso.

En el mercado se están generando ocasiones continuamente pero son unas pocas las que dan las verdaderas tendencias y por añadidura, las ganancias. Una vez determinada esta, si es en un espacio temporal mayor, mejor, sólo habría que centrarse en esa tendencia y en ese mercado para hacer dinero.

Por tanto, sólo tenemos una ventaja respecto al mercado, y esta es que somos nosotros los que decidimos cuando entrar y cuando no. Él no nos obligará a entrar aunque usará todas sus artimañas para que lo hagas y fracases en el intento.

De ahí que insista en que es el propio trader, el que debe primero obtener la victoria sobre sí mismo, antes de pretender alcanzarla sobre el mercado.

Si cada vez que creemos que hay una oportunidad en el mercado, entras, estás condenado al fracaso. No se trata de creer, se trata de estar rozando la certeza absoluta a la hora de entrar. Como dije, oportunidades se están “fabricando” a cada minuto, así que no te lamentes de perder de ganar dinero por no haber entrado en tal o cual oportunidad.

Céntrate es esperar con la máxima paciencia la operación que te va a dar el dinero de verdad, el dinero que hará que puedas estar sin operar una gran cantidad de tiempo. Una sola operación puede darte muchísimos más beneficios que estar tratando de quemarte las pestañas y tu cuenta por querer arrancarle al mercado unos euros cada día en cada ocasión que creas ver.

Aprende a decirle NO al mercado. Aprende a esperar la gran oportunidad y vaciar todo tu potencial en ella. Tu cuenta crecerá con seguridad.