La única manera de acercarse a un porcentaje de aciertos del 100%

Todos los trader buscamos en algún momento un sistema ganador.

Unos siguen un sistema de medias móviles, otros operan según las señales de un indicador, etc, etc. Cuando operas con un solo sistema, aunque este sea ganador, sólo podrás aspirar a un porcentaje de acierto x, pero nunca podrás alcanzar el 100%. Nunca.

Si operas con varios sistemas a la vez, aun peor. La media del porcentaje de aciertos hará que el % de rentabilidad se reduzca ya que un sistema tendrá un rendimiento mejor y otro, uno peor. Cuantos más emplees más se puede reducir.

Por tanto, operando con un sistema o con varios no podrás alcanzar nunca, o por lo menos tener la probabilidad de llegar a aspirar a un 100% de aciertos. (Seguramente nunca lo consigas de ninguna manera pero la aproximación puede ser muy elevada).

Llegamos a un punto para mi muy importante. Yo diferencio sistema de técnica.

El sistema es aquel que da señales de compra y de venta automáticamente.

La técnica es la destreza que un trader pueda tener operando en un gráfico sin ayuda de ningún indicador, oscilador, media móvil, etc. Gráfico a pelo. Distinción de patrones, figuras, lineas, etc. Todo aquello que requiere de práctica, talento e intuición.

En este último caso, si sólo utilizas una técnica, igualmente será muy difícil de que obtengas un 100% de aciertos, pero a diferencia de utilizar varios sistemas, si podrás aspirar a dicho porcentaje si aprendes a operar con diferentes técnicas a la vez.

Es un poco enrevesado por lo que con un ejemplo se verá mejor:

cuando empecé a jugar al golf lo hacía dando bolas contra una red en un sótano que tenía mi profesor. Preguntándole sobre cuando podría defenderme bien en el campo él me respondió que todo era cuestión de practicar y practicar, un día tras otro, sin descanso.

Me contó la experiencia de su hija. No recuerdo bien pero creo recordar que en aquel momento la niña contaba con 14 años.

Día tras día la ponía a practicar un fundamento del golf. Un día practicaba el swing, otro día el put, otro el approach … En fin, entrenaba todo lo que su padre consideraba adecuado, pero siempre por partes, no todo junto.

Pues bien, un buen día, se le unieron todas las partes en el cerebro, y empezó a jugar como nunca. De hecho hasta llegó a ganar un campeonato con golfistas experimentados.
Hay que darse cuenta que su entrenamiento se basaba en el proceso, no en la búsqueda de resultados. Estos llegaron por añadidura.

Si un trader identifica las técnicas operando en un gráfico limpio y extrae lo mejor de cada una, entonces estará entrenando por partes y llegará un momento en que también se le unan todas las técnicas en la cabeza aprovechándolas al máximo. Esta es la manera de poder algún día aspirar a conseguir un % de acierto máximo por encima de ningún sistema o técnica individual.