La teoría del videojuego

Me acuerdo cuando era niño que nos habían regalado un juego a mí y a mi sobrino, 6 años menor que yo.

Era siempre mi costumbre leer las instrucciones que vienen en las cajas para saber de que iba el juego y acceder a posibles detalles que este pudiese esconder para tener más conocimiento del mismo y así poder ganar con más facilidad a mis contrincantes.

Mi sobrino, todo lo contrario. Ya se ponía a jugar nada más abrirlo.

Mi sorpresa fue cuando una vez leídas las reglas me puse a jugar contra mi familiar. No sólo me ganaba con facilidad sino que había pasado más pantallas que yo en el tiempo que perdí leyendo las reglas.

Fue algo, que en mi mente de niño, llamó poderosamente la atención y creó una especie de anclaje, una especie de trauma que no llegaba a entender.

¿Cómo él, sin haber leído las instrucciones, me ganaba? ¿Cómo era que él estaba jugando mejor que yo?

Me preguntaba por qué, él, sin haber leído las instrucciones del juego jugaba mejor que yo e incluso manejaba ciertos aspectos de dicho juego que no parecía lógico descubrir sin haber leído antes las reglas.

Fue cuando me hice más mayor cuando me di claramente cuenta del poder de la práctica frente a la teoría.

Según vas practicando todo va saliendo/apareciendo sobre la marcha.

Esos momentos en los que te quedas estancado durante un tiempo sin progresar no son más que puertas de paso hacia la siguiente fase.

Sólo tienes que insistir e insistir hasta que superas la fase. Las hay más duras y que cuestan más tiempo superarlas y otras que son más fáciles y livianas de sobrepasar.

No son pocos los traders que se desesperan en una de esas puertas (antesalas de la siguiente fase) pesando que nunca van a salir de ahí. Pero no, sólo hay que insistir e insistir, como en el juego, hasta que ya hartos de hacerlo la puerta se acaba abriendo.

No vale caer únicamente en la lectura para tratar de “abrir la puerta”, es más, considero casi obligación descartarla y centrarse sólo en la práctica. Este es el atajo para superar la fase deseada. La teoría sólo hará más largo el proceso, muchísimo más largo.

Las grandes metas sólo se alcanzan con la perseverancia y por supuesto con la práctica.

El trading, una vez diseñado el sistema de gestión del riesgo, es sólo práctica sobre los gráficos. Horas y horas, días y días…No hay una Piedra Filosofal.

Se estima que se necesitan 10.000 horas de entrenamiento en real. Si sumas las horas que dedicas diariamente a los gráficos y divides 10.000 entre las mismas sabrás los días estimados que te pueden faltar para llegar a alcanzar la consistencia en el trading.

Ej: Si le dedicas unas 5 horas diarias (de tiempo efectivo) ponte que serán unos 5 años, más o menos.

Sí, como una Carrera, sólo que enfocada en la práctica.

“Un trabajo de 3 días no es más que un trabajo de 3 días, un trabajo de 1 año no es más que un trabajo de 1 año, un trabajo de 10 años almacena la fuerza de 10 años.”