La tendencia siempre dura más de lo que esperas

La primera acción de la parte psicológica de un trader al observar un gráfico es la búsqueda de un giro de la tendencia. Cualquier movimiento, tanto al alza como a la baja, es interpretado como una oportunidad para entrar a la contra.

Si hay una tendencia establecida lo más normal es que todos los stops puestos en las entradas contratendencia sean barridos una vez tras otra. Al trader perdedor no le importa, pues trata por todos los medios de quitarle un pedacito de dinero al mercado en cada una de las  incursiones que hace contra la tendencia general.

Por lo tanto, se conforma con ese pedacito que le ofrece la operativa contratendencia y deja escapar todas las demás entradas a favor.

Operar a la contra suele ser técnicamente muy difícil ya que los movimientos suelen ser, la mayoría, bastante cortos.
En algunos de ellos se pueden sacar unas buenas ganancias sobre todo si se está apalancado pero por lo normal son movimientos muy poco aprovechables que lo único que se consigue con ellos es cerrar la operación abierta con pérdidas y una sensación de impotencia de no poder con el mercado.

Es verdad que observando un gráfico se distinguen movimientos en zig zag y a la contra que si se entra y se sale en su justo momento generarán un buen dinero pero en estos movimientos es donde hay que estar fuera del mercado. Son muy difíciles de aprovechar incluso por los más profesionales.

Los operadores a la contra suelen operar buscando un objetivo y nunca dejando correr las ganancias. Esto es así porque las pérdidas en su mente han formado callo y han aprendido a convivir con ello, han aprendido por medio del ensayo/error que esta es la única técnica válida.

Su mente ha evolucionado erróneamente hacia esa forma de operativa.

Muchas estrategias funcionan con suficiente frecuencia para hacerte creer que
eventualmente podrás vivir de ellas, pero las matemáticas están en tu contra. _Al Brooks

Sin embargo, los traders consistentes son aquellos que han aprendido a operar a favor. Los demás, tarde o temprano, acaban con la cuenta a cero.

No hay patrones confiables para tomar operaciones en contra de la tendencia, así que nunca tomes operaciones en contra de la tendencia. _ Al Brooks.

Por lo tanto, será más fácil y aprovechable estar fuera de mercado vigilando cuando se establece una tendencia para entrar a su favor que estar sobreoperando a la contra.

La tendencia cuenta, aun encima, con la ventaja de que puedes abrir una posición en varios puntos de la misma mientras que con la operativa contratendencia no, ya que trata de coger movimientos más o menos cortos que para que te ofrezcan un beneficio es necesario hacer la entrada y la salida en su justa medida.

Por lo que sea, por las causas que sean (el trader debe limitarse a operar y no a razonar ya que el mercado no atiende a razones).
Hoy en día, entre Internet y las Redes Sociales el efecto masa, el efecto globalización, es más que evidente y es por eso que las noticias, comentarios, foros, etc, se encargan ellos solitos de maximizar dicho efecto.

Si por un momento escuchas cualquier comentario sobre el mercado este va a influir sobre tu forma de ver el gráfico. Vas a tener mucho miedo de entrar a favor si todo el mundo está diciendo que se va a desmoronar. Es imposible operar con tranquilidad y con juicio propio.

El gráfico, lo que hace, es que evita ese murmullo que con sólo escucharlo produce el mismo resultado que a los marineros que escuchaban los cantos de sirena.

Sólo con probar a operar siguiendo las noticias e interpretaciones ajenas y luego a operar sólo según lo que te diga el gráfico cambiará el lugar donde abres una operación y donde la cierras.

De todas las comprobaciones que he hecho, si seguimos empeñados en operar por catalizadores, las mejores tendencias se generan cuando hablan los gobernadores de los Bancos Centrales. El resto es mejor, para nuestra cuenta, obviarlo y centrarnos exclusivamente en lo que nos diga el gráfico.

dow jones

Es verdad que se pueden trazar tendencias primarias en cada Time Frame en el que operes pero el trazado de líneas no es de todo una técnica lo suficientemente fiable.

La verdadera tendencia primaria la traza el dibujo de las velas en los Time Frames superiores.

En el primer gráfico puede verse la cotización en el espacio temporal diario, mientras que en el segundo, al habernos desplazado a un espacio mensual, la tendencia es más lineal.

Si siguiésemos avanzando y observásemos la cotización en el Time Frame anual, seguramente no veríamos ni una vela negra.

Por lo tanto, los espacios mayores deben ser tenidos en cuenta para identificar la tendencia general de todos los Time Frame menores y la operativa (la entrada) debería ser sólo y exclusivamente a favor de los primeros (cuando abramos una posición en un espacio menor). Por supuesto, con el stop lo más alejado posible que nos deje la gestión del dinero de nuestra cuenta.

Si eres capaz de identificar bien la tendencia de los espacios temporales mayores y abres en los pequeños a su favor con el stop alejado, tarde o temprano la cotización cogerá el camino que marque la tendencia de los Time Frames superiores. Por consiguiente, el trader que sepa situar lo suficientemente lejano el stop para que este no sea tocado será el que se lleve el gato a agua.

El dinero está en las entradas del medio de la tendencia y no en tratar de coger un pequeño movimiento a la contra desde su inicio hasta su final.

 “Tratar de ganar el primer y último centavo suele resultar ser los dos centavos más caros del mundo.
_ Livermore