Categorías
Trading

La presión aumenta a medida que dejas correr las ganancias

Cuando una operación comienza a moverse a tu favor, el primer impulso de los beneficios suele ser aceptablemente rápido.
[…]

Cuando una operación comienza a moverse a tu favor, el primer impulso de los beneficios suele ser aceptablemente rápido.

Normalmente, el trader perdedor, se conforma con ese pequeño movimiento a su favor. Cuando tiene unas pocas ganancias acumuladas le es suficiente y cierra rápido, no vaya a ser que se quede sin nada.

Pero la consistencia no viene precisamente de esta pobre actuación, sino de dejar correr los beneficios en el tiempo.

El problema a la hora de dejar correr viene de mano de los retrocesos de los mismos. El miedo a perderlos rápidamente se encarga de que el trader cierre la posición y, generalmente, con una pequeña ganancia. De ahí que la diferencia entre pérdidas y ganancias acabe siendo negativa.

Si dejas correr la posición a tu favor, a medida que esta crece se hace más difícil aguantar. La presión aumenta progresivamente. Es en este «detalle» donde se acaban diferenciando los buenos traders de los malos. En el aguante de la posición, en el aguante de soportar el golpe de que esta pueda retroceder incluso hasta el punto de stoploss.

Pero a lo que iba. Cuando comienza un movimiento, este procura unas pequeñas ganancias rápidas porque dicho movimiento está generado desde los Time Frames inferiores.
El retroceso de un TF de 5´es más llevadero porque suele ser corto en tiempo y en dinero.

Pero claro, resulta que los Time Frames se solapan entre sí. El movimiento de la tendencia se va trasladando de los menores a los superiores a medida que esta avanza por lo que llega un momento, y a medida que los espacios temporales son más grandes, en que el retroceso dura más en el tiempo y el recorte de los beneficios (antes de avanzar de nuevo) es mayor.

El trader que soporte esta presión, este recorte de beneficios para luego seguir avanzando, el que tenga la paciencia de esperar a que el movimiento fluya, concluya, entonces acabará obteniendo la consistencia. Pero claro, la preparación psicológica es muy importante, y no se trata precisamente de ser fuerte mentalmente sino de sentir un desapego por el dinero ya que saber que este está en juego y que lo podemos perder despierta el sentimiento más perjudicial para la cuenta del trader: el miedo.

Si sueles operar en simulado y ganas dinero consistentemente, y luego, al operar en real no lo haces, la solución está únicamente en tu psique.

Por Pena de la Ghetto

Trader independiente