La negativa influencia mental ante las pérdidas

 

Los traders perdedores se caracterízan por cosechar muchas pequeñas operaciones positivas (que generalmente le suponen sólo unos pocos euros de ganancia) y pocas perdedoras pero muy cuantiosas que le arrebatan todas esas ganancias cosechadas con gran esfuerzo y de paso sufren un bocado en la cuenta original.

Por tanto, ¿por qué entra en juego la psique?

Aunque pierdas muy poco, cada vez que lo haces, tener un historial de muchas operaciones negativas (incluso seguidas), por pequeñas que estas sean, queman mucho al EGO.
No es nada fácil de soportar, incluso pensarás más de una vez que esta no es la estrategia correcta.

Pero debes entender que es así.

Si los traders perdedores tienen muchas operaciones consecutivas con pequeñas ganancias tú debes comprender que tienes que tener un historial exactamente igual sólo que difiere que el número de operaciones negativas será el que predomine.

Por otro lado, el riesgo juega un papel muy importante ya que cuanto menor sea el porcentaje que arriesgas menos tentaciones tendrás de romper la disciplina o de venirte abajo y volver a estados operativos negativos de antaño.

Pero, llegados a este punto, ¿Cual es la verdadera palanca que hará que recuperes todas esas pequeñas pérdidas y que tu cuenta quede con saldo positivo y pueda ir creciendo poco a poco?

Dejar correr los beneficios.

Si cuando estás posicionado en una operación que se mueve a tu favor cortas las ganancias, volverás a estar neutral, tu cuenta volverá a decrecer…

Es otro de los puntos que sólo se arreglan desde el estado mental o psique del trader. Este debe comprender que tiene que dejar correr las ganancias tanto en cuantía y tanto en tiempo como cuando lo hacia en sus inicios al no situar el stoploss ante una pérdida. (Entender esto y reeducar la mente en este sentido es importantísimo).

Concluyendo. Los 3 puntos que inciden en la psicología de un trader y que sólo él mismo puede solventar son:

  1. EL MIEDO
  2. LA DISCIPLINA
  3. DEJAR CORRER LAS GANANCIAS