La metamorfosis del trader

Aunque un gran movimiento puede comenzar desde un espacio temporal pequeño, a mayor espacio temporal mayor relevancia tendrá un soporte o una resistencia y mayor beneficio podrá esperarse, aunque se necesitaría mas dinero en cuenta para hacer frente correctamente a los stops que nos exige un espacio temporal mayor, sin tener que incurrir en más riesgo.
[...]

Aunque un gran movimiento puede comenzar desde un espacio temporal pequeño, a mayor espacio temporal mayor relevancia tendrá un soporte o una resistencia y mayor beneficio podrá esperarse, aunque se necesitaría mas dinero en cuenta para hacer frente correctamente a los stops que nos exige un espacio temporal mayor, sin tener que incurrir en más riesgo.

Cuanto mayor sea dicho espacio temporal mayor stop nos exigirá, mayores beneficios se podrán obtener y más tiempo, con seguridad, transcurrirá para poder obtenerlos.

La clave está en hacer crecer la cuenta poco a poco para poder operar cada vez con mayor número de contratos, lo cual hará que podamos conseguir mayor cantidad de dinero en menor tiempo.

Los soportes y resistencias son (con sus variantes), y personalmente, de lo mejor para la obtención de beneficios.

Un vez tienes la cantidad de dinero adecuada en cuenta, podrás trazar diversas estrategias para operar en cualquier espacio temporal en el que hayas visto la oportunidad.

Como he dicho, a mayor espacio, mayor probabilidad de extensión de beneficios teniendo en cuenta el trayecto gráfico recorrido respecto a marcos temporales más pequeños.

Hay traders que no son capaces de soportar retrocesos en sus beneficios. Pienso que es vital saber aguantar esos retrocesos para poder optar a unos beneficios más amplios. Pero si no fuese capaz de hacerlo y tiene el suficiente dinero en cuenta como para operar en cualquier marco temporal, decir que cada arranque de la cotización desde un soporte o resistencia y con el adecuado número de contratos podría aprovechar el impulso inicial de un movimiento para generar ganancias abundantes sin tener que soportar los retrocesos.

Eso si, para ello es vital mantenerse en el mismo time frame en el que se ha visto la oportunidad. Si descendiese  a contemplar el movimiento en un espacio menor seguramente no podría aguantar mentalmente el retroceso lógico de los espacios temporales más pequeños que el que se ha abierto la operación.

Desde luego que operando de esta forma el porcentaje de operaciones positivas mejora y los beneficios vendrán de la acumulación de lotes o contratos en nuestras operaciones y no por el aguante de las posiciones con sus respectivos avances y retrocesos.

Este tipo de operativa es más reafirmante para el trader ya que refuerza su EGO , por un lado, al tener con más frecuencia operaciones positivas, aunque por otro, surge un lamento por no haber sido capaz de dejar correr el movimiento en toda su extensión con sus respectivos beneficios.

Pero todo se irá corrigiendo con la práctica y con la mayor experiencia adquirida hasta llegar a lograr ser cada vez más especialista y alcanzar el estado superior, que consiste en dejar correr la posición al máximo con el mayor número de contratos posible (siempre sin aumento del riesgo) logrando así la plenitud como trader.

Nótese que en una primera fase, el trader es capaz de obtener un objetivo de beneficios con muchos contratos y poco recorrido y en la segunda fase logrará hacerlo con mucho más recorrido.

Y será en esta última fase donde el dominio mental del trader será el adecuado y sus emociones estarán equilibradas tanto en las ganancias como en las pérdidas y habrá logrado un desapego por el dinero de manera que no estará influenciado por este como en sus inicios.

La madurez es evidente y al igual que un niño que trata de descubrir todo lo que le rodea hasta que es adulto y se asienta, el trader pasa por un proceso similar.

El Trading en el mercado de divisas o derivados financieros supone un alto nivel de riesgo y puede no ser adecuado para todos, no invierta capital que no pueda permitirse perder. El contenido de esta web y los servicios que se ofrecen no pretenden ser, no son y no pueden considerarse en ningún caso, asesoramiento en materia de inversión ni de ningún otro tipo de asesoramiento financiero, ni puede servir de base para ningún contrato, compromiso o decisión de ningún tipo.