La influencia de terceros en tu trading

Informarse, leer comentarios, libros y cursos de otros traders tiene sus pros y sus contras y sobre todo requiere un juicio acertado por parte de cualquier trader.

Lo que esta claro es que es imprescindible conocer primero la maquinaria del trading, la mecánica. Sin esta parte, sin el conocimiento de las reglas será imposible comenzar a operar.

El dilema viene después. ¿Autodidacta o aprender de los demás?.

En este mundo del trading siempre va a haber, por muy bueno que seas, alguien mejor que tu. Tampoco se trata de ser el mejor sino de ganar el suficiente dinero como para vivir. Después, el límite está en cada uno, pero pienso que si logras la independencia financiera tratar de seguir acumulando dinero me parece más bien un acto de soberbia y avaricia que evitará que puedas disfrutar de lo que realmente importa en esta vida.

Pues eso, que con el desarrollo de Internet, hay demasiada información que diría yo, y es ahí donde surge el problema. El saber distinguir lo bueno de lo malo,  el saber separar la paja del grano.

El cerebro humano es muy influenciable y cuando lees algo esa información asimilada marca un antes y un después. Y si no sabes distinguir lo que te puede valer de lo que no la situación puede volverse realmente complicada en tu camino como trader.

Nunca debes creer a pies juntillas todo lo que lees o te dicen, nunca debes incorporarlo a tu arsenal de herramientas sin haberlo comprobado antes.

Es verdad que hay gente muy buena en este mundo del trading e incluso no tan buena que sus experiencias te hacen ver caminos, respuestas o nuevos campos de investigación que igual nunca habrías imaginado. Pero, llegado a un cierto nivel, ¿debes asumir el riesgo o debes seguir investigando por tu cuenta sin tener en cuenta a los demás?

La respuesta a esta pregunta es muy difícil de responder pero lo que si está claro es que cuando tu nivel es alto, seguir a otros traders puede resultar contraproductivo en vez de constructivo.

Así que está en cada uno elegir un camino u otro. Muchas veces verás una buena luz que te sacará del lugar en el que estás parado desde hace tiempo, pero otras veces será un camino equivocado y una marcha atrás.

Es difícil saber que hacer, la mayoría de inventos han sido creados por solitarios investigadores pero la vida es una evolución, y muchos genios se forjaron tras ser discípulos de otros investigadores continuando su camino desde un punto más evolucionado gracias a las investigaciones previas de sus maestros.

Por eso, lo primordial quizá sea tener un buen mentor y tras haber asimilado sus técnicas y teorías, continuar el camino a partir de ahí para poder llegar más lejos ya que si iniciamos el camino por nosotros mismos puede surgir el peligro de que lleguemos sólo hasta donde otros han llegado antes. Pero si lo inicias desde donde otros han llegado lejos las probabilidades de alcanzar nuevas cotas aumentan. La pericia reside en saber elegir bien al mentor adecuado para continuar el sendero justo desde el punto donde dicho mentor ha acabado el suyo.

Warrent Buffet tuvo como mentor a Ben Graham, siguió el camino desde un punto muy avanzado que le propiciaron las propias investigaciones de Graham, no tuvo que empezar desde cero, si lo hubiese hecho quizás sólo alcanzaría el mismo punto que alcanzó su mentor y no llegaría a ser lo que es hoy.

Así que, como decía anteriormente hay que saber elegir bien a quién se sigue, para obtener una buena base, y a partir de ella investigar por cuenta propia, y si se sigue contando con las experiencias de los demás saber escoger muy bien que leer para que dicha lectura no sea un paso atrás.