La importancia de las comisiones en el trading

Cualquier subida en el spread o comisión por parte del broker en las operaciones que realizamos dificulta la obtención de ganancias por parte de cualquier trader.

Hay que tener en cuenta que el trading, profesión ya de por si, harto difícil, viene con el añadido de perjuicios externos que dificultan aun más el salir victorioso de esta empresa.

Ya no voy a hablar de lo que se lleva hacienda. Hemos pasado de un 18% cuando gobernada el Psoe a más del 50% por parte del PP.
Se ha echado la culpa de la crisis a los especuladores pero no ha sido más que una tupida cortina para tapar a los verdaderos causantes, ya en boca de todos.

Aun así, el trader nunca debe lamentarse de estos perjuicios externos. Quejarte te hace más débil y lo único que consigues es frustrarte y así desviarte del verdadero camino.

Son obstáculos que están ahí, si o si, y hay que superarlos como se pueda.

Al abrir cualquier operación, siempre empiezas perdiendo, por la susodicha comisión. Cuanto mayor sea la diferencia entre el precio de compra y el de venta más estarás pagando por la comisión a tu broker. No hace falta estar operando en todos los mercados, así que elegir siempre los que tienen las comisiones más bajas.

Forex es ese mercado, comisiones más bajas que todos los demás mercados, y ya dentro, operar con el EURUSD, USDCHF, USDJPY y GBPUSD nos resultará más barato que con cualquier otro par.

Un aumento de comisión repercutirá de manera que tardarás más en entrar en ganancias cuando la cotización vaya a tu favor. Las posibilidades de salir con pérdidas o con muy pocas ganancias son mayúsculas.

El trading intradía se caracteriza, como el nombre dice, por realizar varias operaciones diarias. Ante un aumento de comisiones por parte del broker caben 2 acciones posibles:

1.- Buscar otro más barato

2.- Hacer menos operaciones, no sobreoperar, escogerlas muy bien. El broker busca con un aumento de comisiones o spread recaudar más dinero por operación a través del trader. Le conviene que hagas muchas operaciones, es su modelo de negocio.
Nunca dejes que un broker te de servicio de señales porque hará las necesarias para arrancarte parte del dinero que necesitan mes a mes.

Si no consigues un broker más barato sólo tienes una defensa ante esto. Operar mucho menos de lo que lo estás haciendo. Si en condiciones normales sobreoperar hace que tu cuenta quede en rojo y mengue poco a poco, ante un aumento de las comisiones este efecto se verá agrandado.

Por tanto, operaciones muy escogidas. Hay que estar muy seguro antes de entrar, ahora más que nunca. Tu futuro como trader está en ello.

Si eres capaz de esperar a la operación buena estarás en el camino, luego las ganancias vendrán de dejarlas correr.

Dejar correr los beneficios y disminuir la cantidad de operaciones que haces repercutirá notablemente en tu cuenta ya que por una manera dejarás de disminuir el capital debido a las comisiones, y por otra, al dejar correr la posición estarás dentro de mercado acumulando ganancias y sin pagar mas de comisión. Por tanto,a menos operaciones y más escogidas, menos comisiones.

El objetivo del trader intradía es el de aprovechar los continuos sube y baja de las cotizaciones y tratar de beneficiarse de esos movimientos.

Ese es el objetivo ficticio, pero el realista, el de un verdadero trader profesional es el de cubrirse ante todo aquello que significa una disminución en su capital. Las comisiones es una parte y para ello el verdadero objetivo será disminuir en lo más posible el número de operaciones realizadas, tratando de eliminar las malas, y aumentar el tiempo de permanencia en mercado con una posición en ganancias.

Esta sería la situación ideal ya que por un lado eliminamos al máximo las comisiones por operación al disminuir el número de intervenciones en el mercado y por el otro, al mantener en el tiempo las operaciones con ganancias evitamos abrir otra nueva operación y aun encima estamos incrementando los beneficios.

El historial de trades es básico para saber donde estás fallando. Si una vez revisado observas que tus operaciones con pérdidas duran mucho desde que las abres hasta que las cierras y las operaciones con ganancias duran poco, lo estás haciendo mal.

La duración de las operaciones con pérdidas no importa tanto siempre que utilices un stop-loss, porque sino lo que estás haciendo es dejar correr dichas pérdidas y serás eliminado pronto del mercado.

Lo que si importa es la duración de las operaciones que has cerrado con ganancias.
Si los beneficios son mínimos y la duración desde que abres hasta que cierras es poca, no estás dejando correr las ganancias lo suficiente y así no serás capaz de vivir del trading.

Dejar correr las ganancias es de lo más difícil que hay en esta profesión. Pocos son capaces de hacerlo. Los beneficios te nublan la vista y ante el miedo de perderlos cierras antes de tiempo. Es aquí donde está la diferencia entre un trader que vive del trading y otro que no.