La gestión del dinero te da toda la tranquilidad que necesitas

No hay trader consistente sin una adecuada gestión del dinero en su operativa.

Los hilos que mueven la correcta gestión son:

  • % de riesgo asumido
  • Tamaño de la posición
  • Stoploss

Una vez has aplicado los 3 parámetros anteriores te has cubierto correctamente contra las pérdidas “corrientes” del mercado.

Vamos a dejar por ahora la gestión del riesgo (pérdidas colaterales (y a veces imprevistas ) a la operativa que se pueden minimizar en parte o en su totalidad).

Y cuando ya sabes, y sobre todo, asumes, lo que puedes perder en cada operación ya estás listo para recoger las ganancias.

Sabes lo que puedes perder. Por lo tanto, tus pérdidas son limitadas.

NO sabes lo que puedes ganar. Por lo tanto, tus ganancias son ilimitadas.

Son ilimitadas siempre que no las cortes porque sino tu cuenta será neutral.

Es básico comprender esto. Si limitas tus pérdidas y también limitas tus ganancias (mediante un objetivo, por ejemplo) tu cuenta se mantendrá lineal, ni aumenta ni disminuye.

Esto en la teoría porque en la práctica sí disminuye.

Por lo tanto, si quieres hacer crecer el capital de tu cuenta no te queda otra que dejar correr los beneficios para neutralizar las pérdidas de las operaciones negativas y, aun encima, salir con saldo positivo.

¿Hasta donde?

El mercado te lo dirá.

No trates de poner un objetivo porque no creo que seas capaz de ver el futuro.

Y ya no voy a hablar del recurrido ” Abre una posición cuando veas que la posible relación ganancia/pérdida sea de 3 a 1″.

¿Y cómo sabes esto?

Mientras tratas de acertar con la relación 3 a 1 tendrás tantas operaciones negativas que no sabrás donde esconderte.

Este no es el camino. Deja que sea el mercado el que te expulse.

No trates de adivinar donde cerrar la operación que acabas de abrir. Deja madurar el mercado y que te mande la señal en su momento. Nadie puede saber lo que va a ocurrir mañana como para situar un objetivo de ganancias.

Y mucho cuidado con situar dicho objetivo en una resistencia (si estás largo) o en un soporte (si vas corto).

Si, puede que la cotización junto con tus ganancias retrocedan en ese punto, que tengas que esperar más tiempo con la operación abierta, que no soportes que los beneficios se reduzcan, pero las resistencias y los soportes están en el gráfico para ser sobrepasados.

Si pones tu punto de cierre en cualquier soporte o resistencia estás limitando tus beneficios. Y este no es el camino, repito.

Si todos cerrásemos en dichos puntos el mercado no alcanzaría nunca máximos y mínimos históricos. Opera como los profesionales.

Domina tu miedo y deja correr.

El trading llega a un punto en donde sólo puedes avanzar dominando tu estado mental. Nada más.

Por poner un ejemplo: si cada vez que retroceden tus ganancias cierras la operación por miedo a perderlas no tardarás en ver como una vez cerrada, la cotización se da la vuelta y sobrepasa tu punto de cierre.

Seguramente ya te haya pasado muchas veces pero no haces nada al respecto. Eso si, se te queda una gran cara de tonto y empiezas a decir:

Si no hubiese cerrado….

¿Por qué aguantas las pérdidas meses y meses y las ganancias las cierras en horas?

Esto es lo que debes preguntarte.

Sinceramente y personalmente:
_“A veces no me acuerdo que tengo posiciones abiertas”

Me pongo a hacer otras cosas y días después digo:

¡ Ostrá !, que tengo una operación abierta que abrí hace 3 semanas…

Desde que gestiono la operación he perdido el miedo. Ya no sudo delante de la pantalla, ni paso horas y horas deseando que las pérdidas se recuperen.

No, eso forma parte del pasado donde la gestión del dinero no tenía sentido para mí.

Podía estar todo el día mirando como se formaban las velas, pegado al ordenador, sin saber que ocurría a mi alrededor, sólo buscando recuperar esas pérdidas.

No dormía de noche y consultaba la cotización a cada momento que podía.

El trader no debe pasar por estos malos tragos. La gestión es el pilar, es por donde debe empezar a construir la base de su sistema, luego viene el operar y todo lo demás.

Yo se lo que voy a perder de antemano si la operación se pone en mi contra.

Se que si lo hace, mi capital va a seguir casi intacto.

No se lo que voy a ganar, nunca pongo un objetivo. Este aparece sobre la marcha.

Como muchísimo, subo el stop a Break Even, pero no siempre y si lo hago es que las ganancias ya son espectaculares.

Dejo correr si, me olvido de los soportes, de las resistencias y de lo que sea. Dejo correr y no me importa nada. Cuanto tenga que cerrar, el mercado me lo dirá.

¿Por qué dejo correr y no suelo mirar el saldo de la operación?

Es un mecanismo que mi mente ha desarrollado a lo largo de tantos años de operativa.

Si miraba el saldo de la operación y contemplaba como este retrocedía, no pasaba mucho tiempo sin que la cerrase. Luego claro, la cotización se daba la vuelta y sobrepasaba el punto de cierre, perdiéndome suculentas ganancias y quedándome con la cara de tonto que dije antes.

Según aumentan los beneficios de la operación también lo hace la presión sobre mi mente y los deseos de cerrarla. Por consiguiente: Sólo soy capaz de aguantarla, de aguantar los retrocesos, si no la observo.

Todo tiene una razón de ser.

La gestión del dinero, saber lo que voy a perder, me permite estar días o incluso semanas sin observar la operación. La gestión me ofrece la tranquilidad que necesito para hacerlo.

Pero no es sólo técnica sino psicología, estado mental.

Durante largos años me he curtido hasta el punto de sentir lo mismo cuando gano que cuando pierdo.

NO me pongo a saltar cuando tengo unas ganancias, ni me pongo nervioso cuando tengo pérdidas.

NO estoy de mal humor con todo lo que me rodea en mis pérdidas, ni hablo como si conociese a todo el mundo cuando me sonríen las ganancias.

Repito, el trading es un estado mental.

Y el buen trading surge cuando dominas tu propio estado mental.

Puede que mi carácter pasotista me ayude a ello y no lo pongo en duda, pero hasta que eliminas el miedo a perder, tanto cuando estás en negativo como cuando retroceden tus ganancias, no harás nada bueno con tu trading.

Sólo comienzan las ganancias cuando pones todos los medios para eliminar el miedo.

Sólo comienzan las ganancias cuanto pierdes el respeto al dinero.