La fórmula para las ganancias

«Cuando una persona está viva, es blanda y flexible. Cuando está muerta, se vuelve dura y rígida. Cuando una planta está viva, es blanda y tierna. Cuando está muerta, se vuelve marchita y seca. Por ello, lo duro y lo rígido son compañeros de lo muerto: lo blando y lo flexible son compañeros de lo vivo. Así pues, un ejército poderoso tiende a caer por su propio peso, al igual que la madera seca está lista para el hacha.

Lo grande y poderoso será colocado abajo, lo humilde y débil será honrado.
Así, el arma rígida es destruida, el árbol rígido se quiebra. Lo duro y rígido es inferior, lo tierno y débil es superior.»

Lao Tse, Tao Te Ching, LXXVI.

BENEFICIOS = STOPLOSS (NÚMERO DE LOTES X TIEMPO)/ RIESGO

Esta es la única fórmula que encontrarás para multiplicar tus beneficios en el trading. ¿Por qué? Pues porque no es una fórmula matemática, porque no es un sistema.

¿Qué quiero decir con ello?

La inmensa mayoría de traders tratan de encerrar al mercado en el que operan dentro de unos rígidos parámetros con la excusa de que la psicología, nuestra mente, no pueda tomar decisiones.

Siempre se nos ha inculcado de esta manera, está en todos los libros y manuales: “debes crear un sistema automático de trading para que todo se cumpla mecánicamente y así evitar perder debido a tus decisiones impulsivas”.

Esto es mentira, este es el camino de los perdedores.

No puedes ponerle unas reglas al mercado. Este es flexible y si tu acudes a él con unas reglas rígidas, como dice Lao Tse, serás destruido.

Al mercado hay que atacarle con su misma arma: la flexibilidad.

Por supuesto que nos inducen a crear un sistema automático de entrada y salida para que nuestras emociones, por cierto muy perjudiciales para la operativa, tomen parte en la batalla, pero eso es la rigidez, no tiene nada que ver con la flexibilidad.

Para que se entienda. Si a un futbolista le dicen que haga continuamente la bicicleta para driblar a su contrario, este sabrá como quitarle siempre la pelota. Pero si dicho futbolista crea la jugada según las condiciones del momento, según su propio talento le dicte para cada situación de juego, reaccionará satisfactoriamente haciéndolo una vez de una manera y otra vez de otra.

Es por eso que damos por sentado que una figura de Hombro-Cabeza-Hombro alcista, siempre va a reaccionar al alza. Pensando así estarás actuando de forma mecánica. Y de esta manera vas a perder dinero porque no en todas las condiciones de mercado va a reaccionar dicha figura de la misma manera, o sea, al alza. Es verdad que es un patrón con alta probabilidad de que se cumpla, pero no sucede perpetuamente.
Si lo interpretas como que siempre que aparece se va a comportar como su lectura indica, estarás actuando de forma mecánica, sin tener en cuenta el contexto o la coyuntura del momento en que se ha formado, y vas a perder por no ser flexible, por dar por hecho que toda figura de Hombro-Cabeza-Hombro se va a comportar siempre de la misma manera.

Entonces ¿qué hacer? Lo tengo dicho 1.000 veces. Enfrenta a tu mente contra el mercado, la mente es flexible, la mente aprende, genera nuevas neuronas sobre lo aprendido hasta encontrar la excelencia.

No debes tener miedo a encarar al mercado. Al principio será duro. El mercado te cobrará caras sus lecciones, pero tu mente flexible aprenderá de los errores, se irá haciendo cada vez más experta.
El secreto es no perder todo el dinero de tu cuenta antes de alcanzar la experiencia adecuada para vivir del trading o especulación.

Tienes que concienciarte que buscar meticulosamente una fórmula, un sistema, para vencer al mercado en todas sus condiciones es perder tu tiempo, en vez de practicar para reducir así tu período de aprendizaje.

Yo no he visto aun a ningún malabarista escribir un sistema para no perder la maza y que esta no se le caiga al suelo. Sólo lo he visto practicar y practicar para manejar las mazas sin que le caigan, incluso sin mirar para ellas. Y de eso se trata, de adquirir la práctica necesaria para intuir lo que va a pasar en el mercado sin estar fijo en él. Es de esta manera como percibes cosas que no se ven a simple vista, es así como adquieres la experiencia que te diferencia de los demás, no sólo en el mundo de la especulación, sino en todos los campos y oficios de la vida.

En cuanto a la fórmula indicada arriba, puede verse que no es una fórmula rígida de entrada y de salida sino una regla que debes seguir si quieres que tu curva de resultados se muestre ascendente.

Lo primero es siempre limitar las pérdidas con un stop-loss. “Siempre será mejor dejar de ganar que perder”. Nunca sabrás a ciencia cierta lo que el mercado te deparará por muy seguro que parezca.

Una vez tienes claro como salir de una operación, (“nunca deberás hacer nada sin haber preparado antes la salida”), toca hacer lo imposible para tratar de incrementar el número de lotes pero sin aumentar el riesgo (esto está prohibido). Después, sólo el tiempo, la espera paciente hará que las ganancias se incrementen hasta límites insospechados.