La dificultad del análisis técnico

El análisis técnico es muy difícil de interpretar. Y esa dificultad viene principalmente por la cantidad de espacios temporales a los que está sujeto el gráfico de cada mercado.

Baste un simple ejemplo para entenderlo:

en el siguiente gráfico diario la tendencia es absolutamente alcista

gráfico diario

 

Si embargo en este otro, de 30 minutos, la tendencia pasa ya a ser bajista

gráfico de 30 minutos

 

Es el mismo activo pero en diferentes espacios temporales.

Es en esto, donde radica la mayor dificultad del análisis técnico, en saber interpretar los movimientos de cada time frame, y más aun, el saber encadenarlos entre si, relacionarlos.

Muchas veces habrás oído: “sigue la tendencia en un gráfico mayor y entra a favor en uno menor”.

Aunque parezca lógico e incluso fácil, no lo es en absoluto.

¿En donde entras en ese gráfico de time frame menor para que no te salte el stop?

¿Operas sin stop y asunto arreglado?

A la primera pregunta responder que cuanto más pequeño es el espacio temporal, más difícil acertar con el momento justo de entrada. Es lo que se llama timing de mercado, la disciplina más dura dentro del trading.

Y a la segunda pregunta, casi mejor no responder. Nunca se debe operar sin un stop por muy seguro que estés, nunca. Es la primera regla que todo especulador debería grabar en su frente.

Otro problema añadido al trading es que no podrás operar con garantías en todos los espacios temporales en los que has visto la oportunidad a menos que tengas un gran capital en la cuenta.

Sabes que la gestión correcta del capital es la primera norma para vivir de los mercados. La cantidad de dinero que poseas para operar tendrá que ir gestionado de manera que arriesgues de cada vez el 1% del total de la misma. Una vez has calculado ese porcentaje tendrás que averiguar donde pones el stop-loss respecto al precio de entrada.

Y será este último cálculo el que te dará el número justo de lotes, contratos o acciones con los que tendrás que abrir la posición.

Teniendo claro todo esto, comprenderás que si ves una oportunidad en un gráfico diario y no tienes el suficiente capital para situar el stop en un lugar razonable, no podrás o mejor dicho no deberás (siempre vale más dejar de perder que ganar), abrir la operación. Tendrás que buscar la ocasión en un espacio temporal más pequeño que pueda soportar tu cuenta.

Pero claro, todo está relacionado, y a menor time frame mayor ruido y posible aumento de operaciones perdedoras.

Así que si aun estás empezando o ves esto muy difícil recomiendo guiarse por los catalizadores de tendencias que salen cada x tiempo a la luz. Se trata de noticias precursoras de tendencias que dejan adivinar por donde van a ir los tiros.

Por poner un ejemplo, la gran mayoría de ellas, las generan los Bancos Centrales con sus decisiones. La ventaja de seguir estos catalizadores es que cada uno de ellos se mueve en un mismo plano. Marcan una tendencia y sufren también retrocesos, pero no hay varios espacios temporales para interpretarlos por lo que su operativa es más sencilla.

Claro que también hay que saber leer el mercado, hacerse una idea general y operar en base a nuestra opinión y nunca a la de los demás sino no saldrá bien.

Hay quién opera mezclando las 2 estrategias, y es verdad que se pueden emplear al unísono, estableciendo primero la tendencia por catalizador y entrando por análisis técnico.

Sin embargo y aunque sea una muy buena forma de operar, decir que el análisis técnico siempre reacciona antes, es más rápido.

Un apunte: los canales en el gráfico y los retrocesos en pullback suelen marcar muy bien los puntos de entrada a favor de tendencia.