La defensa es el mejor ataque

“Si refuerzas la vanguardia, debilitarás tu retaguardia; y si refuerzas tu retaguardia, tu vanguardia opondrá poca resistencia. Preparar todas las partes hará que todas sean débiles.” Sun Tzu_ El Arte de la Guerra

El pilar central, el que sujeta todo un sistema de trading y sobre el que asentarás toda tu operativa se llama: gestión del dinero o riesgo.

Lo primero, antes que nada, es trazar dicho plan de gestión. Sin él, abstenerse de operar.

La gestión del riesgo supone eliminar todo aquello que te hace perder o incurrir en pérdidas. Y cuando digo, todo aquello que te hace perder, me refiero a cualquier cosa que puedas imaginarte o no….. Son muchas las balas que van en dirección al trader, saber como esquivar el paso de cada una es lo que debes encontrar.

Estas son las pautas que debes seguir para configurar tu sistema defensivo:

1.- Saber en que mercados vas a operar.

Hay mercados mucho mejor de operar que otros, hay mercados que se copian los movimientos, hay mercados en donde es más factible más ganar dinero. El mercado o mercados en los que vayas a operar debes conocerlos al dedillo, a qué reaccionan. Todo lo que apuntes o aprendas sobre cada uno, individualmente, será poco. No trates de abarcarlos todos, es mejor ser experto en alguno que sólo saber algo de cada uno.

Eliminar los mercados o activos con mayor spread (comisión) es una forma de defensa.

2.- Cómo vas a entrar en el mercado

Después de saber en que mercados vas a operar tendrás que saber a través de que lo vas a hacer: al contado, cfds, futuros, opciones.

– Además tendrás que calcular que porcentaje de capital arriesgarás en cada operación.

– Elección del espacio temporal. No todas las cuentas valen para operar en todos los time frames.

– Cómo determinas donde poner el stop y averiguas el número de lotes con los que vas a entrar.

3.- Qué plataforma vas a usar para tu operativa

No todas la plataformas valen. Las hay muy rudimentarias. Pruébalas primero en simulado para ver si te convencen antes de decidirte por un broker u otro. Una plataforma mala te hará perder dinero. Y cuando hayas hecho tu elección si no aprendes a manejarla antes de pasarla al real, también.

4.- Indaga en tu personalidad 

Cada especulador es diferente. Busca tus puntos fuertes y tus puntos débiles. Potencia los primeros y limita los segundos. Muchos errores de disciplina acarrean numerosas pérdidas.

5.- Escribe tus reglas

Una lista de reglas a cumplir nunca vendrán mal a la hora de enfrentarse a los mercados. Estas reglas serán tanto de carácter técnico, como psicológico, como de estrategia.

6.- Forma de entrar

Debes tener claro como vas a entrar en el mercado, y más que claro, esperar el momento idóneo para hacerlo. A veces, la forma de entrar es totalmente etérea, no obedece a ninguna señal técnica ni fundamental pero tú logras verla, de eso se trata, de ver la oportunidad antes de que se haga evidente. Esta cualidad solo la ofrece las horas de vuelo en el “campo de batalla” (por supuesto que el real no el simulado).

Por supuesto que sobreoperar va en contra de la gestión adecuada del riesgo.

7.- Salida de una posición abierta.

La retirada es la más difícil de las estrategias. Si en vez de estudiar como entrar te centras más bien en como salir tendrás casi todo el trabajo hecho. Gestionar las ganancias es un punto vital, tienes que establecer también una estrategia para defenderlas.

Cuando empiezas a diseñar un sistema de trading partiendo de la gestión del dinero, los cimientos sobre los que edificarás dicho sistema serán indestructibles. Se trata de preparar una muy buena defensa para que el capital de tu cuenta no sufra mientras esperas la oportunidad para atacar.