La comodidad, señal de fracaso en tus inversiones

Se dice que en el trading pierde el 95% de los que lo intentan. Esto es algo que hay que matizar.

¿Cuántos traders hay que se dedican al trading a tiempo completo? La verdad es que muy pocos.

Si quitamos los traders que operan a tiempo parcial o esporádicamente, a aquellos que se acercan por curiosidad, a aquellos que no se acercan por vocación sino porque le han dicho que se puede ganar mucho dinero, a aquellos que operan a través de un sistema de trading que han comprado y aquellos que abren posiciones porque alguien se lo ha dicho, ese 95% de perdedores está más que justificado.

Y quiero incidir sobre todo en el último grupo, aquellos a los que les gusta leer análisis sobre acciones. La mayoría de la gente que hace sus pinitos en los mercados en España sólo opera en acciones. Este es el caldo de cultivo de incautos más grande que existe. Todas las estrategias que hacen las Agencias y Bancos van encaminadas a captar de todas las maneras posibles el dinero de la gran suma de principiantes que se dejan llevar por la publicidad engañosa mejor diseñada que existe, pues incide sobre las emociones de la persona prometiéndole el oro y el moro incluso en horas.

Comisiones, carteras con gran rentabilidad pasada, exageración en los pronósticos, cursos, libros, seminarios, vídeos, etc, etc. El trader (especulador) o inversor si logra ir saliendo del embite acabará reconociendo con el paso de los años quienes son los que viven de vender sueños de los que aun promulgan el arte del trading con sinceridad y metodología. (Se cazan al vuelo. Cuanto más tiempo logres estar en este mundo más fácil te será distinguirlos). Se mueve mucho dinero en este mercado secundario (hay quién vive de los mercados, la minoría, y quién vive de todo lo que rodea a los mercados,  la mayoría).

Se gana mucho dinero con los principiantes que se acercan a la bolsa todos los días. De hecho hay una gran red dedicada a la enseñanza básica para este segmento de inversores. Son los que llegan, dejan su dinero y se tienen que ir. Todo un negocio.

Pero a lo que iba, al grupo que invierte según lo que le dicen los analistas. Si hay algo que debes comprender es que ni los verdaderos traders que ganan dinero de verdad saben lo que va a pasar mañana en el mercado. Nadie puede adivinar el futuro, nadie (es este matiz lo que iguala tus probabilidades con las suyas). A veces tienes períodos que aciertas más y otros que aciertas menos, pero es sólo eso, sólo nos basamos en probabilidades, nunca en certezas.

Cualquiera puede lanzar un pronóstico y acertar, cualquiera, hasta tu vecina. Claro que si lo lanza el economista famoso de turno y acierta ya tiene el éxito asegurado por los siglos de los siglos aunque no atine más en su vida: “Coge fama y échate a dormir”. Pero es que hasta seguro que tú has tenido ese mismo acierto y no sales en ningún medio reconociéndotelo.

El inversor es muy cómodo. Le gusta leer las noticias y consultar los análisis de los valores o acciones preferidas o que tiene en cartera y basa sus decisiones en lo que le dicen los demás. Esto es falta de autoestima, esto es quitarle importancia a la profesión, esto es ser lo suficientemente cobarde como para no tomar sus propias decisiones y que otros le digan donde tiene que colocar su dinero. Que sepas que si lo pierdes lo pierdes tú, así que es mejor asumir esas pérdidas como errores de uno mismo (errores de los que vas aprendiendo poco a poco) y no que otros pierdan tu dinero por tí. Esto es muy triste.

Es verdad que no hay un temario para el trading o la inversión en bolsa como lo puede haber para el médico, abogado, mecánico, etc. Y es de aquí de donde parten la mayoría de los males, pero de ahí a que otros decidan el futuro de nuestro dinero…ya son palabras mayores.

Yo he conocido al director de un banco que tenía que llamar a sus clientes para explicarles que habían perdido dinero. Y era un banco. Por la “burrología” ciudadana pensamos que bancos y agencias saben mejor que nosotros donde meter el dinero, y no es cierto, saben tanto como tú, y aun encima si te pueden engañar para sacártelo mejor. Que se lo pregunten a los de las preferentes, a los del Forum Filatélico, a los de las participaciones de Rumasa…

Son instituciones que imponen con su fachada, pero como dice Murphy en una de sus leyes: “La fastuosidad del vestíbulo, varía de manera inversamente proporcional a la solvencia de la empresa”. Es esta opulencia la que te logra engañar, es la que te lleva al huerto.

En cuanto a los analistas, sólo tienes que leer sus recomendaciones pasadas para ver su porcentaje de aciertos. Como dije nadie ve el futuro, por lo que te encontrarás de todo. Es más, encontrarás posiciones encontradas sobre recomendaciones para un mismo valor, acción o mercado.

Y ten algo muy en cuenta. Nunca tendrás una oportunidad de ganar dinero en los mercados hasta que decidas por tí mismo sobre tu dinero.