La bolsa en peligro inminente. Máximo beneficiado, el oro.

El panorama comienza a ponerse a oscuro en cuanto a lo que renta variable se refiere. Y es que el gráfico del Dow Jones pinta bastante mal.

No digo que sea una situación la cual se desencadene de un día para otro, pero sí podría ser hacia final de año o principio del próximo.

La guerra comercial entre China y EEUU se recrudece en espiral. Cuestión de orgullo. Y no tiene visos de frenarse, es más, podría fácilmente extenderse a Europa.

La desaleración mundial es evidente y si entramos, como así parecen indicar los diversos indicadores, en recesión, las caídas serán importantes, y aun más viniendo de una subida tan prolongada en el tiempo como la que hemos vivido en bolsa. Todo vuelve a la media y es evidente que necesita una purga.

Dow Jones – gráfico diario

En el gráfico del Dow Jones se observa claramente el canal entre cuyos límites se mueve la cotización en lo que parece un movimiento de clara distribución previa a la caída.

Caída que en un primer momento llevará al Dow hasta los 22.000 puntos. 18.500 si la caída se recrudeciera aun más. Ni hablar del efecto contagio al resto de las bolsas mundiales…

¿Y cuál sería el principal beneficiado?

El oro, por supuesto, ya que la guerra de divisas aumentaría su apetito por parte de los inversores, en un entorno donde los tipos se reducirían al máximo producto de dicha guerra.

Oro – gráfico mensual

No sería de extrañar que la cotización del metal provase nuevos máximos.

Artículo Escrito por

Javier Pena

Trader en divisas, bolsa y materias primas.