Investiga por tí mismo: abrir operaciones mientras duermes

Lo bueno de escribir un blog, a parte de plasmar tus ideas sobre un tema y tenerlo todo ordenado para poder consultarlo en cualquier momento y desde donde desees, son los correos o comentarios de otros traders con mayor o menor experiencia.

Cualquiera que sea su nivel siempre proporcionan su punto de vista. A veces te traen a la mente aspectos del trading que tenías olvidados o no recordabas y otras pueden incluso abrirte un camino nuevo.

Siempre que incorporo algo a mi operativa hago un estudio minucioso sobre ese “algo” antes de añadirlo.

Con el paso de los años vas formando una montaña que va creciendo poco a poco a base de desechar unas cosas e incorporar otras. Dicha montaña cada vez está más pulida y para incorporar algo tienes que comprobar primero su validez, porque eso que añades variará el resultado de tu sistema, tanto para bien como para mal.

El problema de no haber un temario sobre trading, que falte mucho por experimentar hace que mientras no investigas por tí mismo tengas que beber de fuentes y que tomemos dichas fuentes como una biblia.

Hasta que haces una labor de investigación por ti mismo no te das cuenta de los errores que tienen muchos dichos de trading que casi todos damos por ciertos.

Por eso siempre invito a cada trader, llegado a un cierto nivel, que no lea ya nada o ya no vaya a cursos y si lo hace que sean muy específicos para luego tras comprobarlo pueda añadir lo aprendido o lo realmente válido a su arsenal.

No conviene ir a muchos ni leer tantos libros cuando ya tienes un nivel medio porque refutar lo que te están enseñando te llevará mucho tiempo, y eso es lo que no tienes. NO puedes aceptar que algo es verdad porque te lo han dicho o lo has oído, no. Tienes que comprobarlo por ti mismo o en vez de avanzar irás hacia atrás.

A modo de lo que decía al principio, sobre los correos o comentarios que recibo, los cuales agradezco mucho, surgen recuerdos de trading como los siguientes:

– el trading es muy adictivo, como casi todo por donde anda el dinero de por medio. Además, para iniciarse esa adicción, el motivo por el que el trader comienza a involucrarse en este mundo es porque ha probado la miel del éxito.

Ha invertido un poco de dinero que tenía ahorrado y tiene la suerte, la del principiante, de que le saca al mercado un buen pellizco. Es el anzuelo que dicho mercado arroja para cazarnos. A partir de ahí suele comenzar el camino.

Y como dije, es tan adictivo que querrás estar operando las 24 horas del día durante los 5 días de la semana que está abierto. Recordar que el horario de Forex, por ejemplo, es así.

El problema es que aunque el mercado no duerma el trader sí es necesario que lo haga. Sueles sacarle más provecho si operas fresco aunque sólo sea una hora que si operas 5 sin haber previamente descansado.

Es verdad que a veces te fastidia ver luego en el gráfico como una gran oportunidad ha aparecido a las 3 de la mañana, pero ¿qué le vas a hacer?. Recuerda que siempre se está generando alguna oportunidad en algún mercado a cualquier hora del día.

Y recuerda también que para captar esas oportunidades sólo tienes 2 opciones:

– abrir la posición y dejarla abierta con un stop

– programar la operación para que si la cotización alcanza el nivel que tu esperas, esta se abra automáticamente.