Indicadores, medias móviles, patrones, figuras, ¿qué técnica utilizas?

Hasta no hace mucho tiempo entraba en el mercado basándome en una sola señal. El motivo era no reducir el porcentaje de acierto combinándola con otras señales y, también evitar la sobreoperación.

Sin embargo, sabía o intuía que el trader más eficaz es aquel que es capaz de seleccionar entre todas las señales que le da el mercado aquellas que la experiencia le dice que tienen una alta probabilidad de que sucedan tal y como al trader le gusta.

Por lo tanto, aunque operar con una sola señal era beneficioso por una parte, por otra perjudicaba al trader a la hora de seguir adquiriendo más experiencia sobre el mercado e intuir el mejor momento para entrar. O sea, que reducía el abanico de posibilidades.

Cualquier técnica que uses tiene un porcentaje de acierto asegurado pero tienes que entender que sólo podrás aspirar al imposible porcentaje del 100%, basándote en tu experiencia.

Cuando operas con cualquier técnica, a parte del porcentaje de aciertos cuentas con un porcentaje de fallos.

Cuando operas sin técnica también tienes esos porcentajes pero cuentas con la ventaja de decirle “NO” al mercado, cosa que no puedes hacer si operas con una señal ya que debes entrar en todas las que te de para que se cumpla el porcentaje estimado.

Por lo tanto:

  •  Análisis técnico: dobles techos, triángulos ascendentes, cuñas, diamantes, estrellas del amanecer, cruce dorado, ichimoku, rsi, macd, hombre colgado, martillo, medias móviles, indicadores, osciladores, demás figuras, patrones, set-ups, soportes, resistencias… todos, absolutamente todos, tienen un porcentaje de acierto y de error. Si los combinas, ese porcentaje vendrá del resultado de hallar la media de los % de la suma de los utilizados.
    Pero si los usas todos y entras cuando tu experiencia lograda durante años intuye el movimiento podrás optar al máximo porcentaje de acierto.
  • Análisis fundamental, noticias, datos: más de lo mismo, todo está sujeto a ese porcentaje de fiabilidad.

Por consiguiente: lo más importante del trading no es la técnica que utilizas para operar sino como cortas las pérdidas cuando fallas, como calculas los lotes o contratos con los que tienes que entrar según el capital de tu cuenta, como dejas correr las ganancias cuando estás en lo cierto, en suma, como logras añadir nueva experiencia a la que ya tienes para enfrentarte a los mercados cara a cara y no escondido detrás de una serie de patrones o sistemas automáticos que nunca te permitirán vivir del trading.

El trading no es Matemática, no es 2+2 cuatro, está sujeto a diferentes  interpretaciones. No trates de encerrarlo porque es un Arte libre de reglas.