In heaven

Si hay algo que realmente me ha ayudado a la hora de desarrollar mi operativa en los mercados ha sido mi marcado carácter solitario. Sólo por esto me pongo por delante de muchos traders.

Pero calzarme las zapatillas, aislarme con mi música favorita, ponerme a correr y devorar kilómetros viendo el mundo pasar a mi alrededor me hace sentirme cercano a Dios.

¡Hay tantas cosas que el dinero no puede comprar! …y que están al alcance de todo el mundo…

Me encanta la soledad, sentirme libre, y correr me lleva a ello.

Es en ese momento cuando encuentro respuesta a muchas cuestiones.

Mi mujer anda 9 km. cada 2 días, he ido con ella, noto que andar quizá va mejor para el cuerpo, puede que te sientas mejor físicamente pero correr…amigo…correr cura el alma, la mente, todo lo que antes parecía un problema es ahora algo trivial.

Las endorfinas hacen su trabajo.

Tomas consciencia de ello cuando ves a los demás concentrados en sus trabajos, adelantando como locos, sonando las bocinas, dirigiéndose a un lado y a otro, notas que tienes el control, me compadezco de ellos, estás en otra dimensión, te das cuenta de lo que eres, de lo que son, que la meta es la misma para todos…en esta enferma sociedad.

Pero soy trader, y la salud mental es lo primero.