Haciendo crecer la curva de resultados

Partiendo de que nunca te podrás librar de las operaciones con pérdidas estas deben estar limitadas al máximo posible:

a) eligiendo bien el punto de entrada

b) esperando tiempo que haga falta a que aparezca una oportunidad favorable

c) operando con el número de lotes adecuado

d) que el stop-loss en caso de saltar nunca arroje una pérdida mayor del 1%

e) en caso de ganancias el stop debe ser acercado tan pronto como sea adecuado, que no posible, al punto de entrada de manera que esa tranquilidad de saber que no vamos a perder capital o que esa pérdida va a ser mínima nos permita dejar correr la posición tanto como sea necesario.

Hay que tener en cuenta que tan malo como es poner el stop-loss muy cerca del punto de entrada no lo es menos perseguir al precio en beneficio con un trailing-stop cercano.

Una vez situado el stop o Break Even la máxima principal del trader deberá ser dejar correr los beneficios sin subir más el stoploss, aun a riesgo de perderlos. Debe tener la tranquilidad de saber que, aunque es un mal trago psicológico que salte el stop tras haber llegado a conseguir unas buenas ganancias, no va a perder nada de capital inicial o muy poco de manera que cuando la buena operación, la que de verdad va a generar para nuestra cuenta grandes beneficios, llegue, va a ser la que haga crecer el capital.

Por lo tanto, actuando de esta manera, las pérdidas son ninguna o ínfimas. Entonces a la curva de resultados sólo le quedará un camino u opción: crecer.