Hacer trading no es sólo operar

Para ser un buen trader tienes que preparar no sólo tu operativa sobre el gráfico sino otros múltiples aspectos que están ahí, rodeándote, y que cada uno por separado va a aportar su granito de arena. Todo sumará.

Todos los detalles suman y son precisamente esos detalles los que te van a proporcionar un plus más de profesionalidad que va a repercutir directamente en tu cuenta.

Como decía, el trading no es sólo operar sino preparar otras “cosas”, quizá menos importantes aparentemente, que harán que tu operativa tenga un punto más de ventaja respecto al de otros traders.

El trading es:

Psicología: quizá sea esta la parte más importante. El trading es pura psicología ya que en cada movimiento de las cotizaciones está por detrás la decisión de miles de traders (encontrada o no) de diferentes partes del mundo.

Cada cual tiene su forma de operar, su decisión tomada y su forma de actuar. Las pérdidas, las ganancias, los soportes, las resistencias… todo es producto de nuestra psicológia.

Quien domina esta parte vence. Las demás son piezas que se unen a este pilar dotándole de más robustez.

Técnica: la técnica es la destreza que tienes a la hora de operar. La búsqueda de la oportunidad, la forma de entrar, de salir, de promediar…

Vamos, que si la parte psicológica es el “general”, la técnica es el “batallón”.

Gestión: toda batalla necesita una gestión previa, en el trading no es menos. Contamos con unas fuerzas (capital) que sólo aumentará o dejará de disminuir según la adecuada gestión del mismo.

Estas son las 3 partes principales del trading. La más determinante es la psicológica pero si “cojea” alguna, el engranaje de tu sistema se viene abajo.

Las otras piezas:

Quizá menos importantes sobre el papel pero que son decisivas “en el campo de batalla”.

Descanso: si no has descansado lo suficiente tus incursiones en el mercado no serán de calidad.

Es vital descansar bien antes de operar e incluso en períodos cortos de descanso a lo largo de la jornada de trading. Necesitas estar al 100%. El oficio de trader no es un trabajo físico pero el cerebro es el órgano que más participa y el que más recursos consume. (Se dice que el 20% de los recursos del cuerpo).

 Alimentación: he dicho que el cerebro consume el 20% de la energía. Esa energía la obtiene principalmente de la glucosa.

Es la pescadilla que se muerde la cola. Es un ciclo. Todo está unido como los eslabones de una cadena y acaba afectando positivamente o negativamente a todo el engranaje que mueve tu sistema operativo global.

Tienes que tenerlo muy en cuenta. No es sólo sentarse delante de la pantalla, estés en las condiciones que estés, y hala a ganar dinero.

El trading es un “juego” de suma cero. Esto quiere decir que cuando tu ganas es porque otro ha perdido. Y si tu pierdes alguien se ha quedado con tu dinero.

Y ese alguien puede que se lo haya llevado porque está más preparado que tu y porque tiene en cuenta pequeños detalles que para ti aun pasan desapercibidos.

Si te subes al circo de los mercados recuerda que al otro lado de la pantalla te están esperando los mejores traders.

Por tanto, no está de más que cuides tu alimentación.

Actividad física: “mens sana in corpore sano”.

Necesitas desconectar de alguna manera y quemar toxinas no sólo corporales sino a nivel mental.

El ejercicio hace que la sangre  fluya mejor y tengas más rapidez de pensamiento así como es necesario para que tu cuerpo en general no se sienta cansado.

Personalmente los días que voy a hacer running son los días que mejor me siento en todos los aspectos (físico y mental) y eso que voy a correr a las 7 de la mañana y sin haber desayunado y casi sin cena (no suelo cenar casi nada).

Pues bien, con estos 6 aspectos controlados tu trading mejorará mucho.

Puedes incluso añadir más de tu cosecha, cada trader es un mundo. Ya no voy a hablar de estado de ánimo, motivación, etc. Pero si voy a decir que todo suma y que cada matiz que añadas será un punto a tu favor.

Trata cada pieza de forma individual y llegará un momento en que se unan como un todo, como una máquina con sus piezas perfectamente engranadas.

Recuerda lo que decía Julio Cesar:

“Divide y vencerás”

Muy bonita la frase, pero ¿qué quiere decir? ¿qué expresa? ¿qué significa?

Pues básicamente lo siguiente:

“Divide y Vencerás consiste en descomponer un problema en subproblemas más simples del mismo tipo, resolverlos de forma independiente y una vez obtenidas las soluciones parciales combinarlas para obtener la solución del problema original“.