Fondos, Hedge Funds, Bolsa y Trading

Existen muchos traders famosos (españoles y extranjeros) a causa de que un buen día tuvieron un golpe de suerte y convirtieron una inversión en una gran cantidad de dinero. No voy a decir nombres, pero leyendo y navegando un poco por internet e informándose es fácil descubrir en las biografías cómo han hecho su fortuna gente que solemos considerar grandes traders.

Otros han forjado su imagen a raíz de tener una cartera de clientes y constituir un fondo. A ese fondo hay que generarle una rentabilidad, por supuesto, pero no es lo que buscamos, y tampoco los consideraremos traders.

Pero traders que se dediquen sólo al trading puro y duro, activamente, todos los días a jornada completa y vivan de ello, se cuentan con los dedos de la mano.

De esto se saca una clara conclusión: ¡ Es muy difícil este oficio !. Además suele ofrecer otras alternativas para ganar más dinero y con menos esfuerzo, pero ninguna relacionada con la operativa intradiaria.

El caso es que los que han tenido ese golpe de suerte acaban dedicándose a otras ramas relacionadas con el trading, por algo será.

Y es que te tiene que gustar muchísimo para estar horas y horas sentado pegado a una pantalla. Siempre me viene a la cabeza aquel experimento que hicieron con un mono dejándolo atado durante días mirando a una pared a unos 20 centímetros de sus ojos. El mono en cuestión acabó desarrollando miopía.

Así mismo. Y no digo que eso no sea también factible en los humanos ya que debido a los ordenadores, TV, móviles, tablets, consolas, etc cada vez ves a mas gente con problemas de visión. Y yo, sin nadie con gafas en la familia, fui el primero en desarrollarla. La verdad es que hasta leía mientras comía, y en cama, debajo de las mantas con una linterna para que mi madre no se diera cuenta.

Ahora debe hacer como 6 ó 7 años que me he operado y estoy encantadísimo. Después de reducirme las 8 dioptrias de miopía y las 2 de astigmatismo a cero, sigo viendo como el primer día. Para mi fue un milagro después de llevar gafas desde los 8 años. Y por eso, cuando estoy tantas horas pegado a la pantalla me acuerdo del mono y me da miedo que me vuelva, pero, gracias a Dios, hasta ahora, como el primer día después de la operación.

Pero bueno, volviendo al tema, los que se dicen traders, traders, no son todos los que están ni están todos los que son.

Por tanto, en todo este batiburrillo de opciones que se nos ofrecen debemos tener muy claro qué es lo que queremos:

A)  Si optamos a una rentabilidad un poco mayor que la que nos ofrece los depósitos tenemos para ello los fondos de inversión.

B)  Si queremos optar a más rentabilidad, pero con mayor riesgo, tienes que optar por los Hedge Funds

C) Si ya quieres participar del mercado e intentar ganar más, el paso que suele dar la mayoría de la gente es hacer sus pinitos en acciones. (Parece mentira, aunque cada vez menos sobre todo entre los jóvenes, como los inversores españoles se han quedado estancados en las acciones puras y duras. Ya sabéis lo que opino sobre ello. Y como he dicho, parece que los más jóvenes y gracias a las nuevas tecnologías se están pasando de la opaca bolsa a otros productos más potentes en los que puedes aspirar a mucho más.)

D) Y, finalmente, si lo que quieres es optar a vivir de los mercados e incluso a tener una oportunidad de conseguir la independencia económica, sólo te queda el trading. El trading a través de futuros o Cfds en Indices Internacionales, Materias Primas y divisas (Forex).

Eso si, a tiempo completo, repleto de esfuerzo y de grandes emociones. Nadie te da algo por nada.