Figuras “de libro” en el análisis técnico

Normalmente, cuando se encuentra establecida una tendencia primaria alcista, lo normal es que todas las señales a la baja fallen, excepto la última (en algún lado tiene que girar el mercado) pero es que mientras estás esperando ese giro de mercado has perdido una gran oportunidad para seguirlo.

Sucede lo mismo a la baja, todas las señales alcistas fallan.

Este procedimiento va en aumento cuanto menor es el espacio temporal del gráfico en el que vayamos a trabajar.

Estamos acostumbrados, por los numerosos libros de análisis técnico presentes en el mercado a identificar una figura u otra, pero la verdadera identificación viene de la observación de mercado por el trader durante sesiones y sesiones, de forma que acumula una experiencia que le permite al ojo observar las verdaderas ocasiones que le darán el rendimiento esperado.

Quiero decir con esto que las figuras explicadas en los libros son certeras (con su porcentaje de probabilidad) pero sólo son la punta del iceberg, un iceberg que como he querido expresar, sólo se descifra con cientos de horas de observación de los gráficos.

Es tras esa acumulación de horas donde un doble pie alcista puede ser identificado de 20 maneras diferentes.
La versión explicada en el libro, es esa, como se suele decir: figura de libro,  pero hay muchísimo más tras esas figuras de libro y en los gráficos no siempre se expresan con la perfección que se nos detallan.

Lo mismo para todas las figuras chartistas.