Extremando la información, simplificándolo todo

Cuando tratas de analizar los mercados desde el punto de vista macro te tienes que limitar a toda aquella información que tenga que ver exclusivamente con aquello que pueda mover, de una u otra manera, el mercado/s que te ocupa.

No se trata de añadir más ni de promover la sobreinformación.

Cualquier distracción obtendrá x efectos negativos:

  • Acabar centrándote en temas que nada tienen que ver con tu trabajo.
  • Perder el tiempo inútilmente.
  • Y hablando de tiempo, cuanto antes analices, tanto a nivel técnico como macro el mercado/s en los que vas a operar, más tiempo libre después para hacer lo que te plazca.

Conseguir analizar los mercados de la manera correcta no suele llevar demasiado tiempo.

Tampoco es necesario seguir el mercado al minuto. Es contraproducente para el sentido de libertad que promulga el trader profesional y, además, va en contra de la Ley, en su día muy bien formulada por el especulador Jesse Livermore:

“Tratar de ganar el primer y último centavo resultan ser los 2 centavos más caros del mundo”

Que gran verdad.

Por tanto quedamos en que un exceso de información es sumamente perjudicial para nuestro negocio y que, aun encima, va en contra de nuestro sentido de libertad. Como trader no querrás ser un esclavo del mercado, ni, por supuesto, dejarte manejar por él.

Como también dice otro de los grandes, Warrent Buffet:

“Tememos una ventaja sobre el mercado, el poder decirle que NO”

En efecto que cada trader tiene el control sobre su dedo a la hora de decidir entrar o no. Esta es la diferencia entre los ganadores y los perdedores.

El mercado siempre está procurando que entres, siempre te está tendiendo trampas y, hoy en día, las redes sociales y la sobreinformación te impulsan aun más a ello.

De ahí el deber del trader de independizarse, sobre todo de consejos de inversión, que no de noticias, por lo menos hasta que consiga la capacidad mental para poder pasarlos por alto y que no incidan de ninguna manera en la decisión tomada de antemano.

Está claro que en este blog no voy a escribir sobre lo que les pueda interesar a los lectores. Su camino seguramente no sea el mío. Quizá sea parecido, pero nunca el mismo.

Y ya no voy a hablar de mercados o activos, puesto que cada cual opera en el que más estima conveniente.

Por lo tanto, extremadamente difícil va a ser ver análisis sobre cualquiera acción cotizada, no por lo menos hasta que decida entrar en alguna. Sólo voy a escribir sobre los mercados en los que yo opero.

Este blog siempre ha sido una herramienta personal para mi desarrollo, primero a nivel técnico, psicológico y de gestión y luego enfocado a la búsqueda de oportunidades, acertadas o no y bajo mi humilde experiencia, que pueda observar en el mercado.

Sólo busco un margen de seguridad para proteger mi capital, seguramente dentro de un probable giro de mercado donde la cotización haya ido más allá de donde debe, o quizá dentro de una tendencia primaria que se está desarrollando y que va a seguir haciéndolo más allá en el tiempo.

Sin prisa para entrar, sin prisa para salir, el férreo control de mis posiciones me da la tranquilidad y seguridad que necesito para abandonarlas a su libre albedrío preocupándome razonablemente por ellas, como un hijo que se ha independizado.

Se que siempre va a haber una tendencia primaria dentro de un mercado en cuestión, sean índices de bolsa, sean materias primas, sean divisas.

El dinero siempre se halla en movimiento, en flujo constante, y esto es lo único que el trader/especulador debe buscar, tanto para operar al alza como a la baja.