Estrategia de trading por objetivos

Vamos a ver como se puede conseguir un capital para con el tiempo poder vivir del trading.

Empezamos por lo mínimo:

imaginemos que vamos a operar en todos los mercados a través de CFDs (recomiendo Forex por encima de todos).

Y lo vamos a hacer empezando con el mínimo lote que podamos (1 mini-lote)

Con ese mini-lote tenemos que ser capaces de lograr en una jornada un objetivo de 25 euros.

Una vez consigamos esos 25 euros, cerramos la plataforma. Resto del día para dedicarnos a lo que queramos.

(Al principio va ser difícil hacernos con el objetivo pero llegará un momento en que logremos conseguirlo. Se trata de elegir bien esa operación que tiene más probabilidades de acercarnos a la cifra buscada. El trading sólo es práctica y más práctica, previa gestión rígida del dinero. Habrá días en que superemos el objetivo, ese excedente compensará los días de pérdidas que tampoco deben superar esos 25 euros diarios, para poder ser recuperadas con el dicho excedente.)

Cuando seamos consistentes en la consecución del objetivo, estaremos contentos de ver como crece la cuenta. Lentamente pero creciendo. El ingrediente principal para ello es la disciplina. Que un mal momento no nos tumbe la estrategia y cuenta.

Como he dicho, hemos empezado con un minilote (0,1 lotes). Según vaya creciendo la cuenta, la gestión del dinero nos dirá cuando es el momento de pasar a (0,2 lotes).

Por lo de pronto 25 euros X 20 días que está el mercado abierto = 500 euros mensuales, con 0,1 lotes

Si ya operamos con 0,2 lotes, es fácil hacer la operación, serán 1.000 euros/ mes.

A partir de aquí es fácil construir castillos en el aire. Pero operando con 30 minilotes, o sea 3 lotes, (hay traders que operan con una burrada de ellos), las ganancias mensuales podrían alcanzar los 15.000 euros.

No es tan fácil ni tan difícil, cuidado, se trata de aplicar una adecuada gestión del riesgo, elegir bien las entradas porque la sobreoperación no tiene cabida para el trader consistente y ser capaz de seguir una disciplina férrea que nunca desfallezca.

NOTA: acuérdate de no hacer otra cosa hasta alcanzar cualquiera de los 2 objetivos.

Operando de esta manera, si consigues el objetivo, ya no te arrepientes tanto de no haber dejado correr las ganancias si la tendencia continuara.

Y también evitarás que los beneficios se den la vuelta y te salte el stop por querer ganar más. Has logrado el objetivo propuesto y sólo por eso tienes que estar contento.